martes, 30 de junio de 2009

Gafas e hidratación para nuestras finanzas


Habrás oído o leído a Koldo Saratxaga cuando dice que los números no le interesan porque son pasado; también expone que cuando estaba en Irizar dedicaba un rato al mes a repasar el estado financiero de todas las plantas de Irizar Group en el mundo. Por otro lado, hemos recordado recientemente en nuestra actualidad que Christian Ketels, de The Economist Intelligence Unit, subrayaba que las organizaciones que destacan sobre las demás lo consiguen, en primer término, por el nivel de sus decisiones financieras. He aquí dos aspectos de un apasionante reto de aprendizaje y experiencia que nos pone delante el modelo radicalmente innovador de Koldo Saratxaga.

Vemos a nuestro alrededor que tanto para las organizaciones empresariales como para las personas obtener liquidez forma parte de sus cometidos en el día a día. En otras palabras: la eficiencia es una de las premisas del nacimiento y desarrollo de toda actividad económica; cuando no hay eficiencia, las organizaciones empresariales se acaban. Ahora estamos viendo muchos ejemplos.

También nos damos cuenta de que cada organización y cada persona somos diferentes al abordar el cometido de obtener liquidez. Hay quienes buscan conseguir la liquidez necesaria para sostener unos gastos, otras personas para tener una vida opulenta, etc. Algunas organizaciones desean no sólo satisfacer unas previsiones de gastos o consumo, sino generar liquidez, ser fuente de riqueza y crecimiento.

De una forma muy sencilla, Koldo Saratxaga comparte un pensamiento estratégico financiero del máximo nivel: sí mercados, no productos. Como nos hemos propuesto aprender y realizar el modelo Saratxaga, volvemos de vez en cuando sobre los planos y hoy nos hemos encontrado ante esta decisiva idea de Koldo, con una nueva perspectiva que nos brinda el momento actual.

Una explicación de la sabiduría financiera que contiene el «sí mercados, no productos» de Koldo Saratxaga la tenemos con frecuencia en algunas personas que han hecho de su banco su fuente decisiva de liquidez: han vendido su solvencia a un solo mercado, el banco, y la han vendido a menudo en varios productos, por lo que han reunido diversos préstamos y créditos. En realidad, es una liquidez que no tenían, sino que confiaban en tener.

¿Somos más pobres ahora que las entidades financieras no aportan liquidez? Entre las respuestas posibles, una puede ser que no, que tenemos lo que teníamos, con la diferencia de que ahora nos hemos ajustado unas gafas para comprobar nuestra liquidez.

Nos han vendido con mucho marketing emocional muchas cosas: tranquilidad, buena imagen, etc. Pero ¿hemos interiorizado lo emocional de tal manera que se ha convertido en una fuente de eficiencia? Ahora que estamos en estas circunstancias duras pero apasionantes, se muestra bien acertada la palabra «emocionando» que Koldo ha puesto en el nombre de su organización: la emoción es el motor que puede impulsarnos también ahora para ser eficientes con mercados, no con productos.

Como final de nuestra página hoy, hemos leído a Koldo Saratxaga explicar «sí mercados, no productos» en la entrevista «Hay que enseñar a los ejecutivos a compartir»:

«Teníamos un buen producto y gente con ganas. Lo fundamental son las personas. Hacen el éxito, saben escuchar a los clientes, conocen sus necesidades para seguir manteniendo un negocio. Con esas recetas empezamos a patear el mundo con un visión clara. Sí mercados y no productos. Mientras imperaba la diversificación y la gama de productos, nosotros tomamos un decisión opuesta. Hoy estamos en 60 países.»







lunes, 29 de junio de 2009

Global + Local


Hoy compartimos para empezar la semana un texto de Koldo Saratxaga. Ya casi se ha hecho costumbre. Es una forma de decirte: esto es algo de lo que piensa y siente Koldo Saratxaga, con estas ideas y estas emociones se lidera K2K emocionando y esto es una parte de lo que encontrarán en Koldo todas aquellas organizaciones que deseen diseñar su futuro con NER, el Nuevo Estilo de Relaciones.

Este breve escrito de Koldo que leemos hoy es una respuesta a la Ikastolen Elkartea/Federación de Ikastolas cuando hizo una gran encuesta para interesarse por los motivos que habían llevado a padres y madres a elegir educar a sus hijos en una ikastola.

Tú que nos lees quizá eres extremeño, o chileno, o argentino y te preguntarás que para qué te interesa con respecto a tu empresa un proyecto educativo como el de las ikastolas, aparte de para conocerlo por cultura o por proximidad con el sector educativo, por ejemplo. Por lo siguiente que puedes compartir también con Koldo Saratxaga: cuenta Koldo en ¿Sinfonía o jazz? que su participación en el mundo de las ikastolas le sirvió de apoyo para crearse su noción de «proyecto» que ha sido clave en el desarrollo del modelo Irizar.

De aquellos años de Koldo hemos leído hace poco un comentario de un conocido donde recuerda:

«Ademas de ser de Sopuerta, Koldo vive en Galdakao desde hace muchos años, y ha participado en la cooperativa de enseñanza de ese pueblo (la ikastola Eguzkibegi) desde los comienzos, colaborando tanto él como su mujer. Y llevando a sus dos hijas a aprender euskera desde muy niñas. Por todo eso, y por el aprecio que le tengo, no me he podido resistir: le he abierto una entrada en la Euskal-Wikipedia. Creo que bien merecida! La podeis enriquecer entre tod@s.» (Josi Sierra)


■ ■ ■


Algunos rostros conocidos de las ikastolas. Y tú, ¿por qué?


Hay muchas otras caras conocidas entre los padres-madres y ex alumnos de las ikastolas. Pero nos hemos dirigido a las siguientes personas. “¿Por qué habéis elegido la ikastola?”, les hemos preguntado a quienes son padre o madre. Y “¿qué te ha dado la ikastola?” a los que son ex-alumnos. Las respuestas recibidas han sido muy diversas, pero en todas se observa la adhesión a nuestro movimiento.


Koldo Saratxaga

Ingeniaria

Tuve la suerte, creada por las circunstancias del momento, de dedicar, en Galdakao, más de una década en los inicios de la Ikastola, a su construcción tanto arquitectónica como pedagógica. Lo recuerdo como uno de los periodos más interesantes de mi vida.

Siempre he tenido una especial sensibilidad por lo que la educación supone en el devenir de los pueblos. Hoy hay dos temas que me preocupan de manera especial: la educación y la inmigración. Desde la ikastola podemos dar respuesta a lo que Euskal Herria necesita para el futuro en ambos temas.

Me siento orgulloso de que mis hijas y ahora mis niet@s se comuniquen, jueguen, se eduquen en el mejor entorno posible, para estos años de su vida, como es la Ikastola.

Si las Ikastolas no existieran, sería este el mejor momento para iniciar su creación. Cuanto uno más participa de lo global, como me ha ocurrido durante muchos años, más a gusto se encuentra con su mochila llena de lo local. Ningún sitio mejor que la Ikastola para mantener plena la mochila.








domingo, 28 de junio de 2009

La novedad del modelo Saratxaga


Egun on eta ongi etorri - Buenos días y bienvenid@. Ya ayer vivimos nuestra particular operación salida de vacaciones, consistente, en realidad, en ver partir a las personas que se toman su descanso en estos días. Hoy hemos leído tranquilamente la prensa, como hacen muchas personas los domingos, y hemos visto unas cuantas afirmaciones que sitúan a Koldo Saratxaga en primera fila de la actualidad. Ideas que Koldo reitera desde hace unos cuantos años forman parte de la actualidad hoy.

En estos momentos de más asueto por bajada de producción, en Gaia están dedicando parte de su atención a pensar más allá del día a día. Así lo indica su Director General Tomás Iriondo en una entrevista que publica hoy Diario Vasco: la caída de actividad debe servir para «dejar de centrarnos al 100% en el negocio y reflexionar sobre el futuro».

¿Cuántos asesores de empresas y cuántos directivos hablan de salir de lo urgente para centrarnos en lo importante? No podríamos contarlos. Pero ¿cuántos lo hacen, cuántos son los gestores que saben conducir y liderar una organización para posicionarla en lo importante?

En K2K emocionando tenemos la suerte de que Koldo Saratxaga nos habla de ello y además nos lleva a hacerlo realidad. Nos habla de no dejarnos superar por lo urgente, sino sacarlo adelante y además tener los ojos en lo importante: nos habla y nos lleva a conseguirlo.

La conexión ideas-realidad que se establece con el modelo Saratxaga es una de sus características más valoradas, al igual que en la trayectoria del propio Koldo: «Valoro a Koldo Saratxaga como gestor de alto calibre», escribe Javier Elorriaga. Es lo que llamamos éxito del modelo Saratxaga. Así lo expone el periodista Manu Álvarez, autor de la entrevista «En Euskadi sobran ingenieros y faltan líderes»:

«Es un gestor atípico, singular. Habla poco de cuentas de resultados y balances y mucho de comunicación; poco también de modalidades de contratación y a raudales de psicología, emociones y valores humanos. Defiende que las empresas más eficaces son las que funcionan como una banda de jazz y no como una orquesta sinfónica. A diferencia de los varios centenares de ‘morning singers’ —tradúzcase por ‘cantamañanas’—, elevados inmerecidamente a la categoría de ‘gurús’, que pueblan la bibliografía sobre gestión empresarial a pesar de que no han conseguido otro mérito en su vida que engordar su particular cuenta corriente, Koldo Saratxaga tiene bulo para ser un provocador. Le avala el éxito.»

Manu Álvarez, en El Correo, 11 de noviembre de 2007

El País Negocios publica esta semana una entrevista con Gary Hamel, uno de los gurús mundiales de la gestión organizacional. Lo que Gary Hamel presenta como la última producción de su pensamiento ya lo ha dicho Koldo hace años y lo repite por activa y por pasiva porque son ideas y experiencias para el éxito de esos organismos que son las llamadas «empresas».

«Sin embargo, veremos una nueva definición del concepto de líder. Estará menos relacionada con tomar decisiones clave y tener una visión de futuro y más con crear las condiciones necesarias para que otra gente innove.»

Gary Hamel, El País Negocios, 28 de junio de 2009

Hace tiempo que Koldo nos habla de repartir el poder, de dar capacidad de decisión a todas las personas, de «estimular, facilitar y responsabilizar» como condiciones para innovar porque la innovación es el producto de la creatividad de las personas. Nos habla y lo implanta en todas las organizaciones que hoy en día viven con NER, el Nuevo Estilo de Relaciones. Nos pide que bajemos del mundo de la especulación intelectual y nos comprometamos con la realidad. Como expresión de ello y unas buenas vitaminas para nuestra actividad, compartimos estas palabras de Koldo que decía recientemente a sus compañeros de equipo en Innobasque:

«Pienso que quizás cuando empecemos a bajar a la realidad de lo existente es cuando más pueda aportar ya que creo es lo que menos conocéis la mayor parte de los integrantes del talde. Quizás un trabajo de campo nos acercaría más a la realidad y por tanto nos permitiría unificar de qué hablamos, y dejando a un lado las citas de otros pensadores sin práctica, y viviendo realidades cercanas. El estar todos los días viviendo estas realidades en una decena de proyectos, así como el escuchar a quienes quieren algo diferente y por qué, me fuerza a querer ser más práctico que teórico y ayudar desde el interior y desde el contacto.»

Koldo Saratxaga. Debate sobre el Diagnóstico en el Consejo de Transformación Empresarial de Innobasque







sábado, 27 de junio de 2009

«Lugar de convivencia, lugar de encuentro ilusionante»


Los meses de julio y agosto son los más habituales para disfrutar de las vacaciones de verano. En estos días comienzan las vacaciones de una buena parte de personas. ¿Personas?

Los educadores dicen que todo aquello que se transmite en las aulas puede ser reforzado o destruido por lo que los niñ@s viven en sus casas. Cuando somos adultos, la sintonía o la contradicción pueden producirse entre la consideración de una persona en su hogar y en su lugar de trabajo.

En la familia, lo mayoritario es ser tratados como personas; en cambio, en el trabajo, a menudo ocurre lo contrario. Hoy, cuando muchas personas comienzan una convivencia en exclusiva con la familia, hemos recordado esta idea de Koldo Saratxaga en su charla Hacia un nuevo concepto de la organización empresarial.

¿Qué puede acabar pensando o sintiendo de sí misma y de los demás una persona sometida a esta especie de juego frío-calor por el que es persona durante unas horas al día mientras que en muchas otras se le niega esta condición? ¿Cómo influirá en su convivencia con la familia?

El aislamiento y la incomunicación son habituales en muchos lugares de trabajo, incluso bajo la apariencia de cordialidad. En su charla en el I Fórum Internacional de las Industrias Creativas, Koldo habla acerca de que en las empresas estándar los compañer@s desconocen casi todo de aquell@s con quienes trabajan. Incluso, determinadas «políticas empresariales», que casi todos conoceremos, pretenden hasta el aislamiento social de los empleados como medio para hacer que dediquen más tiempo a su trabajo.

Todo esto está muy lejos de la comunicación y los vínculos que crean las relaciones. También en el terreno del desarrollo personal, con sus positivas repercusiones en la vida familiar y social de las personas, NER, el Nuevo Estilo de Relaciones, es una forma de vida empresarial a años luz del atraso social generado por sistemas jerárquicos.

«En el fondo, el trabajo es una necesidad. La pregunta debería ser: ¿No sería mejor, ya que tengo que trabajar 8 horas, convertir ese espacio en un lugar de encuentro ilusionante? ¿Por qué el trabajo debe de ser una carga? Si hay personas, compañeros, ilusiones, proyectos en común... ¿Por qué no lo disfrutamos?

Porque el modelo que tenemos proviene de la exigencia, del control, del 'arriba-abajo', del no dejar libertades... Los polacos, chinos y marroquíes, con el 40% menos de costes, nos van a sacar del mercado. Luego hagamos que el trabajo sea un lugar de convivencia.

La visión de futuro debe empezar por la educación. No sabemos comunicar, no sabemos compartir, no sabemos defender nuestras ideas...»

Koldo Saratxaga, entrevista «En una empresa la culpa siempre la tiene el de arriba, el jefe»


Estas reflexiones queríamos compartir contigo hoy, pensando que pueden ser de tu interés, a la vez que te deseamos unas felices vacaciones si las empiezas en estas fechas.




Fotografía: Koldo Saratxaga en una clase a los alumnos del Global MBA de ESEUNE. URL de la fotografía http://1.bp.blogspot.com/_a95G7WCXEWA/SHTkInmcJXI/AAAAAAAAABU/-3ys0e3qQ0Y/s400/CIMG0006.JPG URL del post con esta fotografía en el blog del MBA http://blogmbaglobal.blogspot.com/2008/07/koldo-saratxaga-en-el-global-mba-de.html








viernes, 26 de junio de 2009

El bienestar laboral en Un Nuevo Estilo de Relaciones: un tranquilo ciclón que desplaza los fracasos del sistema jerárquico


Hoy lo que pensábamos al hacer la página de actualidad es en el vértigo que casi sentimos al ver toda esta revolución Saratxaga. Sin ir más lejos, ayer mismo pensábamos en la «libertad». Es una palabra ausente del vocabulario de la mayoría de las personas que están en organizaciones jerárquicas, un sueño para ellas, prácticamente. Y ayer nosotros hablábamos de la libertad como una realidad de todos los días.

Por esta y otras cuantas razones de igual peso, compartimos lo que decía Koldo a Javier Elzo: «No me imagino a mí mismo amargado porque tenga que ir a la empresa un lunes por la mañana».

Junto con el bienestar y la libertad, vemos también la eficiencia en esta revolución que desencadena Koldo Saratxaga. Los proyectos basados en las personas desarrollan una actividad económica, con la que se proponen generar riqueza y empleo, como declara Irizar.

En el aspecto de la eficiencia y la eficacia, el modelo Saratxaga, Un Nuevo Estilo de Relaciones, da resultados contundentes que superan la media de los buenos resultados. ¿Se debe a que es un modelo bien asentado en el escenario futuro que ha creado la globalización y que desde hace años ha empezado a estrechar el cerco a la ineficiencia de los sistemas jerárquicos? Así lo afirmaban Emilio Huertas y Carmen Olaverri, profesores de la Universidad Pública de Navarra, en el estudio titulado La frontera de la innovación: la hora de la empresa industrial española.

Muy claro al respecto es igualmente Javier Eguren, Consejero Delegado de Correa-Anayak: «No queda mucho margen para competir con otras empresas en costes y margen de productos, lo que puede marcar las diferencias es la relación entre las personas de la propia organización».

En resumen, tanto los estudios académicos como la experiencia del cambio organizacional en proyectos basados en las personas nos invitan a considerar que el modelo Saratxaga supone una revolución, una auténtica innovación y un paso de gigante en el desarrollo empresarial.


¿Que podemos añadir? Pues que no comprendemos por qué no adoptan el modelo Saratxaga todas las organizaciones y pasan a desarrollar el potencial que tienen en sus personas. Así lo pensamos y lo compartimos contigo.

Al reflexionar sobre esto nos acordábamos de una pregunta que le hacía Luxio Ugarte a Koldo en ¿Sinfonía o jazz? No la hemos encontrado para ofrecértela hoy literalmente, otro día habrá ocasión para ello, pero le planteaba Luxio Ugarte a Koldo que las personas que empezaban a desarrollar Un Nuevo Estilo de Relaciones procedían de modelos jerárquicos y podían acumular malas experiencias; le preguntaba que cómo se cerraban aquellas heridas.

De la respuesta de Koldo la noción que se nos ha quedado es la de ir adelante. Y en nuestra modesta experiencia de aprendices, lo cierto es que hemos recordado esta pregunta al comparar el nivel de desarrollo de proyectos basados en las personas con el de las empresas jerárquicas. En cuanto se llega al terreno de Un Nuevo Estilo de Relaciones, el modelo piramidal pasa a ser casi una anécdota. Resulta un organismo atrofiado comparado con las inmensas posibilidades de un proyecto basado en las personas y con los logros que se consiguen casi de inmediato, empezando por la satisfacción que causa el bienestar laboral.

De manera que, en este contexto, lo negativo del modelo piramidal no es curado, ya que Un Nuevo Estilo de Relaciones no conecta con nada de lo piramidal, ni con sus efectos y consecuencias. Más bien, los resultados malos y negativos de la pirámide son barridos por los beneficios de una organización basada en las personas. Esto es lo que nos parece desde nuestra pequeña experiencia, aunque inmensa en satisfacción, aprendiendo y viendo todas estas experiencias del modelo Saratxaga que tenemos la fortuna de conocer.

Pero como a nuestra experiencia y a lo que decimos por nuestra parte le damos la función de servir de presentación a las ideas y experiencias de Koldo, K2K emocionando y las demás realidades relacionadas, te ofrecemos toda esta anterior reflexión personal en palabras de Inazio Estensoro, Coordinador del Proyecto Ampo. Un tiempo después de haber adoptado el modelo Irizar, decía acerca de lo que había aprendido:

«Me ha enseñado a poner en práctica en una organización, con hechos, la radical apuesta por las personas. Yo, como otras muchas personas, he sido educado en mi trayectoria profesional en la pirámide jerárquica, basada en el control y el poder. Esa fórmula hay que romperla, ya no vale, está obsoleta. Necesitamos modelos de gestión mucho más avanzados, que apuesten por cambios organizativos mucho más comprometidos con nuestra tan proclamada fe en las personas. Y no me refiero a la mejora continua, algo que debiera ser natural en los proyectos empresariales, sino a una redefinición organizativa mucho más seria y comprometida. Nosotros ya lo estamos haciendo, y en ese tránsito hay momentos de más euforia y otros de depresión, pero nuestras personas tienen confianza en el cambio. Recientemente, un socio de la cooperativa que lleva 30 años trabajando, me dijo que había recuperado la ilusión por venir a trabajar.»

Inazio Estensoro, entrevista en TU lankide, diciembre de 2004

Y ya que hemos hablado de innovación, hoy en nuestra página de actualidad deseamos compartir la información sobre la nueva convocatoria del Máster en Gestión de la Innovación y el Conocimiento, del que Koldo Saratxaga es profesor. El Máster lo imparten la Universidad del País Vasco y la Sociedad para la Promoción y Reconversión Industrial, SPRI.








jueves, 25 de junio de 2009

La ficción del control, el espejismo de la libertad y las oportunidades a través la incertidumbre


El presidente de la república francesa decía a finales de 2005, en defensa del proyecto europeo: «A menos que quiera abdicar del control de su destino, Europa no puede detenerse cuando el resto del mundo aprieta el paso». Entonces, ¿Europa ha estado avanzando controladamente al desastre? La frase de Jacques Chirac puede tomarse como buena muestra de que la ficción del control es un objetivo preferente —y prácticamente una obsesión— de las personas con poder, ya pertenezcan a la clase política, a la empresarial o sean ciudadanos de a pie. Hoy, el desastre financiero, económico y laboral nos pone delante los frutos a gran escala del control.

Pocas personas desconocerán que «control» significa tener dominada la realidad para que se desarrolle según unos parámetros establecidos. También tenemos la experiencia de que estos parámetros coinciden con lo que, de forma general, puede considerarse correcto, bueno, adecuado, etc. en la medida en que favorecen los objetivos del control, ya que el control se ejerce como medio para lograr unos objetivos. Y en este punto es cuando la mayoría de las personas dejamos de saber de control, ya que los objetivos del mismo suelen ser patrimonio de una minoría y conocidos sólo por ésta.

El control sabe lo que es la libertad y persigue y consigue que libremente las personas acepten el control, es decir, recurre también a la manipulación. Por ejemplo, qué fácil ha sido para muchos consumidores sucumbir a las ofertas de dinero de los bancos. Nos dicen ahora los economistas que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y nos damos cuenta de que tienen razón en el caso de haber contado con una liquidez que no era nuestra.

«Continuamos con un tipo de organización creada cuando el ser humano sustituyó a los animales. Es así de crudo. Pero es verdad», escribe Koldo Saratxaga en su libro Un nuevo estilo de relaciones para el cambio organizacional pendiente. Esta reflexión que nos pone delante Koldo nos lleva a percibir con mayor intensidad que el control reclama de las personas únicamente sus brazos, y desecha su cerebro y sus tripas.

No digas que te desanimamos al hablar de esto porque si lo reflejamos es por mostrar que el control es un gran error organizativo y estratégico, aunque a veces parezca dar resultados a corto plazo, y subsiste porque el poder es un bien muy codiciado. Incluso para lograr visualizar esta situación necesitamos que alguien nos haga levantar la cabeza, alguien como lo hace Koldo Saratxaga, y nos aporte la alternativa eficaz y eficiente del control: la incertidumbre.

A cambio de no tener todo controlado y planificado, meta imposible, desarrollamos al máximo el potencial de encontrar oportunidades: «Se trata de mantener a las personas motivadas, con las antenas abiertas para cazar las oportunidades». Esto nos dice Koldo en la entrevista con la que hemos comenzado la semana.

Muy bien nos lo explican dos jóvenes profesores de Mondragon Unibertsitatea, Amaia Agirre y Iosu Lizarralde:

«Desde esta óptica, [Irizar] en lugar de perder toda la energía planificando simplemente focalizan toda su potencia en compartir unas pocas ideas básicas, que aunque sencillas, son capaces de orientar la acción y que denominan, Pensamientos Estratégicos: ideas muy abiertas, poco detalladas que previamente a compartirlas y discutirlas, el equipo de coordinación ha dedicado mucho tiempo a su reflexión.

En definitiva, no tratan de acertar el futuro sino crear un futuro de ideas, de espacios abiertos pero siempre con una orientación clara. Para ello, sus acciones van encaminadas a lograrlo concentrando la máxima energía posible de las personas que comparten las mismas ideas. La existencia de un propósito compartido ayuda a sus personas a proporcionar un sentido a sus vidas, a expandir el significado mismo del trabajo.»



En la fotografía vemos a Koldo Saratxaga con el director del diario Deia, Enrique Santarén, y tras ellos la palabra corazón en euskera: bihotza. La foto corresponde a la entrega a Koldo a finales de mayo de 2008 del Bihotza Sariak por su trayectoria.








miércoles, 24 de junio de 2009

Una baliza sobre las emociones


Hemos estado de visita virtual en la librería que tiene la IAE Business School, de la Universidad Austral, en Buenos Aires, y allí hemos encontrado el último libro de Koldo Saratxaga, Un nuevo estilo de relaciones para el cambio organizacional pendiente. En esta librería se vende una selección de títulos de diversas áreas, entre ellas, «Liderazgo», «Administración y Economía», «Política de Empresa» y «Sistemas de Dirección y Control». Cuando esperábamos ver el libro de Koldo con alguna de estas etiquetas, nos hemos sorprendido al verlo en el área de «Comportamiento humano». Nos ha gustado esta «señalización» de Un nuevo estilo de relaciones, pues llama la atención de los ejecutivos y futuros ejecutivos, alumnos de esta escuela de negocios, sobre la realidad de que les rodean personas y comportamientos. Les deseamos que opten por la adaptación a este entorno, en lugar de por el control.

Por la adaptación optan muchas personas que leen a Koldo Saratxaga cuando sacan partido de lo que dice Koldo para aplicarlo a lo que tienen entre manos y en las tripas. Acabamos de verlo, por ejemplo, en las reflexiones acerca de los comedores escolares que comparte Alfredo Hoyuelos desde la página web del Eusko Jaurlaritza. Atrae la reflexión de los educadores sobre: «cuáles son las incoherencias de nuestra organización y por qué resulta tan difícil cambiarla, y, sobre todo, qué modelo cultural, social y afectivo —como valores y actitudes adultas— representamos para los niños y niñas». Estas palabras, que toma de Loris Malaguzzi, las refuerza con esta idea de Koldo: «Me parecen muy elocuentes, en este sentido, las palabras de Koldo Saratxaga cuando afirma que lo “…que no se analiza o examina no mejora, y lo que no mejora se pudre”.»

A menudo encontramos que las ideas de Koldo forman parte de las reflexiones y planes de educadores y pedagogos de niños, adolescentes y jóvenes. Por esta página han pasado recientemente Aresketa Ikastola, el colegio La Salle de San Sebastián y el Proyecto Guneka —citamos sólo tres ejemplos y de este año—. Muchas veces se fijan en lo que dice Koldo acerca de las emociones, de las tripas, tal como afirma Raimundo Rubio, técnico en ciencias del departamento de Educación del Eusko Jaurlaritza: «hay que añadir una nueva competencia: las emociones (soñadores) Koldo Saratxaga te puede interesar».

Ayer nos hacíamos eco de que Koldo forma parte del profesorado de la próxima edición del MBA de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU). Si quieres que te digamos la verdad, nos gustaría dar la noticia de que Koldo imparte un máster sobre personas, organizaciones y relaciones, una «materia» en la que es «un fenómeno», como le califica uno de los comentaristas que hemos leído recientemente.

Mientras el máster no exista, contamos con los libros de Koldo Saratxaga, en los que vemos sus emociones y su corazón, sus tripas, como mejor dice Koldo. Y además tenemos sus charlas en vídeo, que también nos dan para aprender y aprender.



La fotografía de la baliza es de quenqueiras http://img161.imageshack.us/img161/8629/baliza8cx.jpg








martes, 23 de junio de 2009

Una decisión de largo plazo


Hoy comienzan los cursos de verano de la Universidad del País Vasco en San Sebastián, en los que participa Koldo Saratxaga. Buen momento para llamar la atención sobre el más que escandaloso título que Koldo ha puesto a su conferencia: «¿Son las personas libres en las organizaciones actuales?».

Más de un ejecutivo se llevará las manos a la cabeza al leerlo: ¿para qué necesitan libertad «mis» empleados? ¿Esto es una revolución? Así es, NER, el Nuevo Estilo de Relaciones, es una revolución, reitera Koldo Saratxaga en uno de sus anuncios en Ideiazoka, una revolución de eficiencia y eficacia, que garantiza el futuro de las personas y las organizaciones.

También han puesto de relieve esta idea de revolución los emprendedores de Ideiazoka y, fieles al lema que les define «Mercado de ideas que rebotan - Erreboteko ideien merkatua», no se han conformado con compartir en su web los anuncios en vídeo, sino que además han resumido el contenido y así han hecho rebotar en la Red estas ideas de Koldo.

En Ideiazoka han sido receptivos igualmente a la idea de motivación que transmite Koldo Saratxaga. En circunstancias adversas es más difícil mantener la motivación, todos lo experimentamos, aunque también podemos crecernos ante los retos y compartir el sentimiento de Koldo en su libro Un nuevo estilo de relaciones: «A mí no me motiva lo difícil, me motiva lo imposible. Pero no creáis que es prepotencia o chulería, sino simplemente que creo en lo que somos capaces de hacer los humanos cuando sumamos en la misma dirección.»

La motivación que siembra en las personas el modelo Saratxaga es uno de los grandes atractivos que para el Grupo Mondragón tiene este modelo de gestión, como leíamos en un artículo en Deia firmado por Ibai Cereijo. Un atractivo y una respuesta para la andadura de las organizaciones, que se espera sea una trayectoria en el tiempo.

Porque en NER, el Nuevo Estilo de Relaciones la organización y su trayectoria son un proyecto que requiere tiempo, lo leíamos ayer en la entrevista con Koldo. Elegir NER, el Nuevo Estilo de Relaciones es elegir tener un proyecto y, en consecuencia, elegir pensar en el largo plazo. Casi es de mera lógica deducir que para hacer esta elección hay que tener lo que nuestros colegas colombianos llamarían «peso en la cola»: reflexión y coherencia con las decisiones. No el peso en la cola que impide despegar, sino todo lo contrario: el que implica pertrecharse con un buen motor, mejor dicho, con un motor sensacional porque no se para.

De modo que esperamos que entre los oyentes de Koldo Saratxaga en su conferencia «¿Son las personas libres en las organizaciones actuales?» haya ejecutivos y consejeros que se lancen a dejar atrás el caduco organigrama piramidal y tomar el camino fructífero e innovador de NER, el Nuevo Estilo de Relaciones.

También tendrán a Koldo Saratxaga como profesor los alumnos y alumnas del Máster en Gestión de Empresas de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea, que cumple su 22ª edición.








lunes, 22 de junio de 2009

«Pensar en el futuro y hacer comprensibles las ideas del proyecto»: el papel del líder en Un Nuevo Estilo de Relaciones


Buenos días-Egun on y ongi etorri-bienvenid@. ¿Te ha dado tiempo para ver el vídeo de Koldo Saratxaga que hemos compartido ayer aquí? Nosotros lo hemos visto con calma, parando y tomando notas, aunque una sola vez hasta el momento. Estamos preparando una guía del contenido de esta charla en Nazaret Zentroa y la compartiremos en breve en nuestra web. Habrá ocasión de rumiar las palabras de Koldo porque sus respuestas y experiencias conectan con preocupaciones y sueños de las organizaciones, en este momento y de cara al futuro.

Hoy comenzamos la semana con un texto de Koldo. Podemos recoger en sus respuestas energía y metas, y también una forma de superar inconvenientes y dejar atrás negatividades. Como escribe José María Larrañaga en uno de sus artículos de «Aula cooperativa» en TU lankide: «Son tantos los sinsabores que el mundo nos depara que a veces conviene refugiarse en ideas agradables, en ejemplos de abnegación, en recuerdos de sucesos admirables o en personas nobles y grandes de espíritu. A veces necesitamos de sueños porque estamos hartos de realidad.»

Con este deseo que tiene ambas direcciones, te proponemos esta entrevista con Koldo Saratxaga que publicó el diario El País al concederse a Koldo el premio como Mejor Empresario Vasco del Año. Muchas cosas nos han llamado la atención al leerla, desde la claridad mental de Koldo y su rapidez para responder sin titubeos a la pregunta de cuál es su papel como máximo ejecutivo de Irizar Group hasta realidades como la de que este máximo ejecutivo dedique el 50% de su tiempo, en 2001, a la comunicación con las personas de Irizar. Pero no alargamos más la presentación y te deseamos una lectura fructífera y que disfrutes por lo menos tanto como estos entusiastas de Koldo Saratxaga que te la ofrecen.


■ ■ ■


Koldo Saratxaga, Coordinador de Irizar y Empresario Vasco del Año: «Dentro de cuatro años, me despido de Irizar»

El País, 31 de mayo de 2001

M. Ormazabal

Koldo Saratxaga (Galdakao, 1947) responde desde un aeropuerto. Su elección como Empresario Vasco del Año no le altera la agenda ni sus obligaciones como primer ejecutivo de Irizar, la cooperativa de MCC dedicada al carrozaje de autocares.

Pregunta. ¿Qué le supone este reconocimiento?

Respuesta. He sido candidato tres veces y siempre me he quedado en el banquillo. La ilusión por este reconocimiento es superior a la que sentí cuando hace cinco años me nombraron Emprendedor del Año en España. Es el premio a algo que hemos hecho entre todos y que yo he tenido la suerte de liderar.

P. Usted reparte beneficios incluso cuando se habla de premios personales.

R. Yo soy el líder de un modelo de gestión descentralizado, donde las personas tienen libertad y capacidad de decisión, y conviven permanentemente con unas ideas, no tanto con procedimientos y procesos industriales. No hay órdenes ni leyes jerárquicas emanadas de los cuadros directivos. Dar participación y oportunidades a las personas es una garantía de éxito. Hace 20, 30 o 40 años, los maestros industriales eran directores de empresa, jefes de taller y dueños de muchas pymes. Hoy, los maestros industriales, en la mayoría de las empresas, son obreros porque no se les da oportunidades.

P. ¿Cuál es su papel en este modelo empresarial?

R. Pensar en el futuro y hacer comprensibles las ideas del proyecto, más que dar órdenes a los empleados. Dedico la mitad de mi tiempo a comunicar las ideas que nos van a garantizar un futuro. Se trata de mantener a las personas motivadas, con las antenas abiertas para cazar las oportunidades.

P. ¿Visto el éxito de Irizar, cuántos quieren copiarles?

R. Cientos. Tenemos una lista de visitas interminable. Yo doy una media de dos charlas por semana. Irizar es un modelo que se estudia en las universidades, lo cual es un orgullo. Esto es debido a que nosotros defendemos un modelo de relaciones laborales distinto, un proyecto en el que las personas luchan por unas ideas. Calculo que habré celebrado reuniones con unos 14.000 ejecutivos de todo el mundo.

P. ¿Este premio va a alterar su trayectoria profesional?

R. No, para nada. Para Irizar es un momento de ilusión, nada más. Es un motivo de enorme satisfacción porque es la primera vez que este galardón lo recoge el dirigente de una cooperativa. Lo que tiene valor es el reconocimiento de una apuesta empresarial que ha luchado por salir al mercado internacional, por crecer y crear riqueza. Esto demuestra que también una cooperativa puede salir por el mundo compitiendo de igual a igual. Y tiene el valor añadido de coincidir con el décimo aniversario de mi etapa como coordinador de Irizar. He de reconocer que el jurado ha comprendido nuestra filosofía y, por ello, es el premio que más alegría me ha causado de cuantos hemos recibido tanto Irizar como yo.

P. ¿Irizar tiene a Saratxaga al frente para rato?

R. Yo me despido dentro de cuatro años. Vivo esto de forma muy intensa, por la enorme dedicación que exige Irizar. Es muy difícil mantener la tensión en todo momento para mantener el nivel que hemos alcanzado. No se puede estar en la alta competición a los 65 años. Mi idea es seguir cuatro años más si están dispuestos a compartir este proyecto conmigo durante este tiempo. Después me dedicaré a otras cosas y a vivir más tranquilo.

P. ¿Por qué ha desechado ofertas de otras compañías muy tentadoras?

R. Porque Irizar es diferente. Un modelo de gestión tan peculiar necesita muchos años hasta asentarse bien. Nosotros tenemos la planta de Ormaiztegi y otras seis fábricas por el mundo. Eso requiere mucha paciencia hasta ver que los proyectos dan su fruto. Nuestra asignatura ahora es asentar el Grupo Irizar, porque la planta más antigua está en China, que se estableció hace cinco años, y la más joven, en La India, con sólo tres meses de andadura.




URL http://www.elpais.com/articulo/pais/vasco/Dentro/anos/despido/Irizar/elpepiesppvs/20010531elpvas_8/Tes








domingo, 21 de junio de 2009

El éxito en la actuación financiera es lo que distingue a nivel internacional a Un Nuevo Estilo de Relaciones según The Economist Intelligence Unit


Hoy os hacemos un regalo especial en esta web porque compartimos a Koldo Saratxaga en directo. Gracias a Nazaret Zentroa, tenemos el vídeo de la charla que allí dio Koldo el 19 de mayo, titulada «Un nuevo estilo de relaciones». Su contenido es el que anuncia el título, desarrollado en el contexto actual de la crisis y en la experiencia de Koldo Saratxaga como asesor de las organizaciones empresariales en su adaptación a los nuevos tiempos —en los que nos encontramos y en los que están a punto de llegar—.

Son dos horas y media, en tres archivos, dos de una hora y el tercero de media. Al final del segundo archivo empieza el coloquio con los asistentes y se desarrolla en toda la última media hora del tercer archivo.

Koldo Saratxaga tiene muchas cosas que decir, es lo que nos ha salido comentar espontáneamente al terminar de oír los vídeos. Cada día nos convence el mensaje de Koldo Saratxaga. Aunque nos pongamos a leerle o a escucharle con la mentalidad de sentirnos «como en casa», con la confianza de que vamos a oír cosas que nos van a aportar positividad e impulso, Koldo nos sorprende, nos deja más pensativos y hasta más conmovidos porque también llega a nuestro terreno emocional, a las tripas, en definitiva. Pero esto ya lo ha dejado escrito, y mucho mejor, en frase exacta y estética, que logra dar cuenta de este fenómeno, un escritor como es Javier Mina, en su reseña de ¿Sinfonía o jazz? para El País: «A cada vuelta, el tirafondo se hunde más en la madera».

Las palabras diversidad, sueños y riqueza nos rondaban mientras pensábamos en nuestra actualidad para compartir hoy contigo. Aunque es probable que si oímos este vídeo dentro de cinco años, por ejemplo, nos sugiera cosas diferentes.

Hemos prestado mucha atención a cuanto habla Koldo acerca de la propiedad en las organizaciones empresariales porque es una de las claves en esta crisis, tanto en general como en cada organización empresarial en particular. Las informaciones y noticias nos llevan hoy en día con mucha frecuencia a este terreno. Koldo nos recuerda con énfasis que la actual crisis es una crisis financiera, en la cual, la crisis económica es una consecuencia. Por lo tanto, y para concluir nuestra breve presentación de este vídeo, debemos recordar estas palabras de Christian Ketels, de The Economist Intelligence Unit, que casi nunca vemos mencionadas, pero que señalan directamente al corazón de la cuestión por la que NER, el Nuevo Estilo de Relaciones hizo de Irizar una organización sobresaliente a nivel europeo, junto con la alemana BMW, por sus decisiones estratégicas:

«Los criterios que hacen que las empresas con éxito se diferencien de las demás empresas son los mismos tanto en Europa como en cualquier otro lugar. El elemento que influye de forma decisiva en su éxito es la actuación financiera, en comparación con la media industrial.»

Christian Ketels, The Economist Intelligence Unit




Enlaces

Vídeo de la conferencia de Koldo Saratxaga Un nuevo estilo de relaciones en Nazaret Zentroa

Christian Ketels de Harvard Business School's Institute for Strategy and Competitiveness destaca a IRIZAR a nivel Europeo, por sus decisiones estratégicas http://www.irizar.com/esp/00notant07.htm








sábado, 20 de junio de 2009

«Hemos convidado a Koldo Saratxaga para que nos espabile un poco»


«Hemos convidado a Koldo Saratxaga para que nos espabile un poco», afirmaba el blogger Raimundo Rubio al compartir fotografía (izqda.) y notas de la ponencia inaugural impartida por Koldo Saratxaga en el XVIII Encuentro de Consejos Escolares Autonómicos y del Estado.

Ayer veíamos a Koldo liderando el proyecto creativo de los premios Barakaldo Empresa Innovadora. Las fotografías nos resultaron una buena imagen del líder que trabaja junto a sus personas, entre ellas, en un espacio abierto y sin divisiones, donde coinciden libremente las diferentes sensibilidades.

Esto nos conducía casi sin remedio a ver la realidad de las empresas jerárquicas, ya que es lo más extendido, donde casi todo son divisiones e incomunicación impuestas desde la cima de la jerarquía.

Que Koldo espabila al personal allí donde va es de sobra conocido, es decir, cuando el personal pone de su parte para ser espabilado. A los ejecutivos atrincherados detrás de sus mesas y aislados en sus despachos les dice: «¡qué haces solo!». Es lógico, ¿verdad? Si un trabajo implica trabajar con personas, coordinar sus esfuerzos para llegar a unas metas de servicio al cliente, lo más lógico es estar junto a las personas, no lejos de ellas.

Junto a las personas para «sacar lo mejor de ellas»; ellas así serán más felices, pero también se hace más feliz al cliente, porque para eso vamos a trabajar todos los días, con la ilusión de «entusiasmar al cliente», nos hace ver Koldo en su último libro. De esta manera, hasta la tensión del esfuerzo, en lugar de ser una carga, es una parte más de la ilusión.

Sin embargo, como en la empresa jerárquica se trabaja mirando al jefe, en lugar de mirando al cliente como en Un Nuevo Estilo de Relaciones, todo recuerda continuamente quién es el jefe, quién tiene el poder, incluso el diseño de los espacios de trabajo.

«La pirámide se mantiene sencillamente porque es poder y algunos tienen miedo a perderlo. El poder atrae a las personas por encima del dinero y del sexo.

Cuando yo llego a un sitio quito paredes, elimino despachos, creo salas, lugares de encuentro en los que podamos vernos, comunicar, compartir cosas. Es lo que yo llamo espacios de libertad en los que dejamos lo que estamos haciendo día a día, la tarea, las prisas, y nos sentamos a compartir. Si cada uno tiene “sus temas” ya no es un proyecto.»

Entrevista a Koldo Saratxaga

Muchas personas hablan y escriben acerca de las ideas de Koldo Saratxaga, unas le conocen desde hace años, otras desde hace menos o le acaban de conocer. Nos llama la atención que Koldo pone sus ideas en común para que toda persona pueda apropiarse de ellas, en el sentido de hacerlas propias. No nombra «especialistas» ni «expertos» en sus ideas, ni «portavoces», ni se dedica a corregir, etc. Se diría que escucha todas las opiniones. «Yo os digo mis ideas y luego vosotros me podéis decir si queréis lo que os parezca», dice a sus oyentes en la charla Hacia un nuevo concepto de la organización empresarial y lo practica en el día a día. Nos parece que también en este aspecto mantiene la actitud del líder que sirve.

Esto nos gusta y nos muestra igualmente una fuente de eficacia del trabajo en equipo como lo propone Koldo Saratxaga: casi con seguridad, habrá afirmaciones o interpretaciones con las que Koldo no esté de acuerdo, pero, lejos de dedicarse a discusiones, sus ideas ahí siguen llevadas y traídas por unos y por otros. Tal vez porque lo que importa es el interés en Un Nuevo Estilo de Relaciones que se supone en todas las personas que le prestan atención. Eso es lo que las une y con eso siguen adelante conversaciones, discusiones, intercambio de información, etc.

Lo mismo ocurre en el trabajo en equipo. Mientras de un lado están las personas que se resisten a participar, que desean construir una parcela propia de poder, que ven el lado negativo y lo que impide formar equipo, Koldo Saratxaga nos espabila para que veamos lo principal, la meta, y reunamos lo positivo y lo que une para lograr alcanzarla. En tanto que el estilo jerárquico produce parones y estancamientos con sus demostraciones de poder y sus luchas por el mismo, tan corrientes, Koldo Saratxaga nos guía camino de la meta impulsados por las buenas energías. Es decir, en Koldo tenemos un ejemplo de lo que es, en calificativo de Iñazio Irizar, una persona lista, como también decimos en lenguaje llano.

Estas cualidades destaca Iñazio Irizar en Koldo y las compartimos con el deseo de que te inspiren:

«El estilo personal de Koldo Saratxaga: tremendamente ambicioso como gestor, mentalidad global, seguro de su propio nivel, listo para los negocios, excelente comunicador, gran trabajador, cumplidor y puntual, muy humilde en el trato, cercano, sin arrogancia, sincero, y dispuesto a compartir en pos de la justicia social.»

Iñazio Irizar, en Koldo Saratxaga, Intraemprendizaje

Como nos recuerda muy a menudo Koldo Saratxaga, en la sencillez está la inteligencia y, en cuanto a la gestión organizacional, la inteligencia o la clave está en mantener una comunicación ininterrumpida:

«La clave es tener un modelo en el que haya comunicación y responsabilidad. Hay que compartir la información abiertamente. Si existe un problema, habla sobre él. Si crees que va a haber un problema, dilo con antelación. Y aunque no haya ningún problema, habla. En situaciones extremas se necesita, además, una persona que transmita credibilidad y confianza, que consiga la implicación de todos los agentes afectados. En ocasiones el problema no está en el mensaje, sino en el mensajero, que a pesar de estar transmitiendo una información válida puede no tener credibilidad a causa de sus actuaciones en el pasado.»

Koldo Saratxaga, en Redimensionamiento de plantillas: cómo gestionar material sensible. Más allá del outplacement dosier elaborado por Equipos y Talento

La eficiencia y la eficacia de ser listos y espabilar en unirnos para conseguir las cosas es lo que hemos deseado compartir contigo hoy.








viernes, 19 de junio de 2009

Abrirnos a la participación


A la izquierda tienes a Greg Rivera y a Koldo Saratxaga delante del Gran Mural de la Innovación. Lo pintaron improvisadamente los premiados y los asistentes a la gala donde se concedieron los premios Barakaldo Empresa Innovadora, el pasado 29 de abril.

Los ganadores fueron, como sabrás por haberlo leído, Baraka Producciones Audiovisuales y Minirobots.

En tanto que Greg Rivera coordinaba el desarrollo creativo del mural, Koldo coordinó la comunicación en torno a la experiencia una vez terminado el mural. A ambos también les correspondió animar a los artistas a pintar.

Al acto se invitó a las empresas y sus familias, y toda esta insólita iniciativa tenía una finalidad por parte los organizadores del premio: «Se trata de realizar el mural en equipo de forma que cada persona en cooperación con los demás cree, aporte en el lienzo sus ideas, se exprese, combine y coordine, comparta e integre.

Queremos enfocar el premio y el acto como un reconocimiento a la libertad creativa de las personas. Queremos huir de los tópicos que se han construido en torno a LA INNOVACIÓN, centrándonos en la importancia de la creatividad de las personas.»


Pero no sólo las artes plásticas tomaron parte, también la música: «El momento creativo contará con música de percusión y ritmos africanos con el fin de permitir la interacción de las personas participantes y la inspiración de los mismos.»

A la izquierda tienes a Koldo participando en la faceta musical de la cita; tanto sus compañeros como él parecen seguir con mucha atención alguna guía de percusión.

Puedes ver más fotos del acto en la web de baraka comunicación audiovisual. De ella hemos tomado estas dos.


También compartimos esta foto de Greg Rivera y Koldo con los integrantes de 12+i.

La foto la hemos tomado del blog de 12+i y allí nos dicen que las personas de la foto son, de arriba a abajo y de izquierda a derecha: Koldo, Laura Bernal, Marta Fraile, Monika Gonzalez, Jon Aguirresarobe, Ander Barado(12+i), Greg Rivera (director científico de innovalab), Estibaliz Eguren, Eneritz Gonzalez, Josune Carrasco, Iñigo Gómez (12+i), Javier Rodriguez (director de Inguralde). Ausente: Mikel Hernández (12+i).

¿Te fijas en el nivel de participación de Koldo? Y eso que es uno de los dos líderes del acto. Participa activamente y ahí le vemos como uno más. Hasta su actitud exterior significa querer participar.

Además, si lees la convocatoria-invitación para esta gala, comprobarás que Koldo aportó al plan común lo que estaba en su mano aportar como líder «nombrado» y se había previsto en el plan.

— —

Esta «charla gráfica» es lo que deseábamos compartir hoy. La verdad es que nos ha gustado el reportaje y todo parece indicar que en este encuentro había un ambiente de disfrutar.

A estas alturas, no existen dudas acerca de la eficacia y la eficiencia que genera el trabajo en equipo, de la necesidad de la participación y de contar con todas las personas. Al menos, esas dudas tendrían que ser muy pocas como máximo en quien haya leído a Koldo.

Sin embargo, la realidad va por detrás y en la mayoría de las organizaciones existen unas estructuras jerárquicas que son incompatibles con la participación real, tal y como nos la presenta Koldo Saratxaga, con todas las personas integradas en la organización y sumando en la misma dirección del proyecto.

El ordeno y mando confina a las personas en compartimentos estancos y, por lo tanto, bloquea la riqueza que generan las relaciones entre las mismas. Así nos lo dice Koldo en su último libro, en el capítulo 3, donde además nos da las pautas para concebir la actividad de las personas no como tareas, sino como responsabilidades, y para que a través de las relaciones entre las personas, toda la organización crezca en conocimiento.

Te invitamos a leer estos dos breves párrafos, que tan iluminadores pueden ser respecto a esa cuestión de la llamada «gestión del conocimiento», que a veces se vuelve tan oscura y a la que Koldo no se refiere así, pues desaprueba el término, y prefiere nombrarla con expresiones como «las personas y el conocimiento»:

«Los equipos nos permiten cambiar la organización. Con ellos, liberamos a personas de las tareas aburridas que, en un 60%, no añaden valor y vamos implicando a más y más personas en retos a medio o largo plazo, con lo que separamos a la organización de lo urgente y la posicionamos en los temas más importantes y con visión de futuro. Los equipos nos permiten que las personas se ilusionen y disfruten con sus nuevos retos, que surjan nuevas personas con capacidad de liderar y tomar decisiones, que nuestra organización crezca en conocimiento al crear redes de comunicación e información que facilitan construir un proyecto común y compartido.

Realmente, el trabajo en equipo, de verdad, es un gran cambio organizacional. Por algo se lleva escribiendo y hablando en la última década, tan insistentemente, de su necesidad.

Taldeei esker, organizazioa alda dezakegu. Haien bidez, %60an baliorik eransten ez duren lan aspergarrietatik libratzen ditugu pertsona batzuk, eta gero eta pertsona gehiagok hartuko dure epe ertainerako edo luzerako erronkekiko konpromisoa. Horrela, organizazioa urgentzietatik apartatzen dugu, eta garrantzi handieneko gaietan eta etorkizunari begira jartzen dugu. Taldeei esker pertsonak ilusionatu egiten dira eta gozatu egiten dure erronka berriekin, lideratzeko eta erabakiak hartzeko gaitasuna duren beste pertsona batzuk agertzen dira, organizazioa aberastu egiten da jakintzaz, proiektu erkide eta partekatu bat eraikitzea errazten duren komunikazio- eta informazio- sareak sortuz.

Egiaz eta benetan, talde-lana organizazio-aldaketa galanta da. Zerbaitengatik idazten eta hitz egiten da hainbeste haren beharraz azken hamarkadan.»

Koldo Saratxaga, Un nuevo estilo de relaciones - Harreman-estilo berri bat

La comunicación es la clave de la participación, cuando se trabaja en equipo y también en momentos como los actuales en los que hay que compartir problemas y dificultades.

Así lo reitera Koldo en un dosier que Equipos y Talento publicó en junio de 2004, para el que han contado, además de con Koldo Saratxaga (como responsable del Proyecto Irizar), con Javier Samaniego (director de Personal de Atos Origin), Carlos Javier Moreno (director de la Fundación Michelín Desarrollo), José Luis Relea (director de RR HH de Altadis), Jordi Manzanera (director de RR HH de Allianz) y Pedro Clemente (director de RR HH de Barclays). Esto es lo que responde Koldo a la pregunta «¿Cuál es la clave para gestionar con eficacia las reducciones de plantilla?» en este dosier

«La clave es tener un modelo en el que haya comunicación y responsabilidad. Hay que compartir la información abiertamente. Si existe un problema, habla sobre él. Si crees que va a haber un problema, dilo con antelación. Y aunque no haya ningún problema, habla. En situaciones extremas se necesita, además, una persona que transmita credibilidad y confianza, que consiga la implicación de todos los agentes afectados. En ocasiones el problema no está en el mensaje, sino en el mensajero, que a pesar de estar transmitiendo una información válida puede no tener credibilidad a causa de sus actuaciones en el pasado.»

(Koldo Saratxaga, en Redimensionamiento de plantillas: cómo gestionar material sensible. Más allá del outplacement)


En la charla gráfica de Koldo que hoy hemos compartido, encontrarás también un ejemplo de liderazgo que atrae credibilidad, por su participación y su comunicación con las personas.








jueves, 18 de junio de 2009

Koldo Saratxaga: «Un proyecto de futuro requiere tiempo, requiere tranquilidad, requiere espacios»



Todas las semanas compartimos tres estudios sobre el modelo de gestión de Koldo Saratxaga en nuestra web Estudios académicos-Ikasketak. De todos sacamos algo en conclusión acerca de las ideas de Koldo, aunque hay algunos muy técnicos en los que aspectos específicos escapan a nuestra comprensión. Explican el modelo Saratxaga en términos académicos, muchas veces son admirativos también. Si los lees, verás que nosotros no somos los únicos a quienes se nos nota el entusiasmo en torno a Koldo y K2K emocionando. En último término, también tiene su aspecto ético el sentir lo que decimos y mostrarte la confianza en que te puede servir esta nueva forma de relaciones entre las personas, creada por Koldo Saratxaga.

Algunos de los estudios que vamos recogiendo están dedicados en exclusiva al modelo de gestión Nuevo Estilo de Relaciones. En otros, este modelo es una referencia, una parte de los conocimientos que la persona que ha realizado el estudio tiene en su horizonte. En esta vertiente caben también diversos materiales docentes, como bibliografías, guiones de conferencias, etc. a los que incluimos igualmente entre los estudios.

Esto último se da también en la presentación en vídeo que ilustra hoy nuestra actualidad: las palabras de Koldo Saratxaga sirven como fondo para presentar la Jornada de Directivos del I Foro Humano Europeo, organizado por ANH, la Alianza para una Nueva Humanidad, fundada y presidida por Deepak Chopra. Fue una cita muy concurrida, que atrajo a personas de todas las edades y de muchos países a los dos lados del Atlántico. De hecho, el resumen de la conferencia que allí dio Koldo, realizado por Koldo Aldai, se ha reproducido en multitud de blogs y páginas web de Chile, Argentina, México, etc.


Aquí hemos oído a Koldo la frase que da título a nuestra página:

«Un proyecto de futuro requiere tiempo, requiere tranquilidad, requiere espacios.»

Hemos sentido que esta afirmación conecta con preguntas que se hacen las organizaciones a la hora de plantearse cambiar. Algunas de estas dudas las hemos conocido a través de personas que asisten al Foro de Experiencias Saratxaga. Por ejemplo, en la sesión del 4 de marzo, en la que se valoró la experiencia del Foro a lo largo de 2008.

Conocer el entorno también sirve para sopesar las posibilidades de futuro con las que contamos según están nuestras organizaciones y según las metas que deseamos alcanzar.

Nos lo indica así Koldo Saratxaga en el texto marco de Un nuevo estilo de relaciones para el cambio organizacional pendiente, donde describe este complejo panorama llamado globalización que rodea a todas las organizaciones y a sus personas. Ayer te proponíamos leerlo.

En esta línea, hoy deseamos compartir la referencia a uno de los estudios de la semana, porque:

  • describe la realidad ante la que se encuentran hoy las organizaciones empresariales del sector industrial

  • y explica por qué ha surgido y existe la necesidad del cambio organizacional en el mismo, al igual que en todos los demás sectores.

El estudio, publicado a finales de 2008, se titula La frontera de la innovación: la hora de la empresa industrial española y se ha basado en encuestas a 401 organizaciones. Lo han realizado dos profesores de la Universidad Pública de Navarra: Emilio Huertas, director del Centro de Competitividad de Navarra y catedrático de Organización de Empresas, y Carmen Olaverri, profesora titular de Estadística.

La supervivencia se presenta como punto de partida de la reflexión para decidir cambiar o adquirir un «capital organizativo». Este instinto de supervivencia surge tanto por los síntomas de agotamiento de los modelos organizativos que se están aplicando como por el horizonte de futuro al que ha dado lugar el fenómeno de la globalización. Para los autores, la solución son los modelos organizativos flexibles, en todos los aspectos, porque son los capacitados para dar respuesta a los nuevos mercados, cuya característica es la de estar en continuo cambio.

Entre estos modelos ocupa un lugar principal Irizar, S. Coop., cuyo estudio de caso se incluye, y también el de Opel. Verás que los elementos de flexibilidad organizativa destacados por los autores en las demás organizaciones encuestadas están en la dirección del modelo Saratxaga. También Zara y Maier son citadas junto con Irizar como ejemplos de referencia internacional en cuanto a ser una respuesta ya consolidada ante los retos planteados por los nuevos escenarios económicos.

Para tener un sistema de organización, hay que tener un proyecto que organizar. Parece lógico, ¿verdad? Pero una cosa son las palabras y otra hacerlas realidad. Cuando estamos dominados por las urgencias y el día a día, como dice Koldo en el vídeo, no es fácil conducir los pasos de manera que las decisiones hagan que cada nueva realidad tenga relación con la anterior y con la siguiente, y así vaya desarrollándose un proyecto, una idea.

Este estudio que compartimos hoy en nuestra actualidad es posible que nos resulte clarificador para enfocar la situación y comprender la necesidad del cambio. También te servirá de referencia conocer que Irizar, S. Coop. es noticia hoy en el diario El País porque, en medio de esta crisis, continúa creciendo.








miércoles, 17 de junio de 2009

Acercándonos a la realidad


¿Cómo vamos en este día de hoy? ¿Qué tal estás? ¿Verdad que a menudo haces esta pregunta a las personas a tu alrededor y ellas te la hacen a ti?

Parece que para ir adelante, al futuro, casi instintivamente nos preguntamos si es cierto que estamos yendo hacia allí. Nos interesan las posibilidades del vehículo que estamos utilizando para ir al futuro y —no menos importante— si hemos identificado bien lo que llamamos «futuro».

Los premios y las certificaciones son dos caminos por los que las organizaciones empresariales comprueban y miden si van por buen camino. Otras se comparan con la competencia, etc. Pero, como todos vemos, y es obvio, las mediciones más fiables de nuestros avances suelen proceder de la realidad. Los resultados y las perspectivas de futuro nos van diciendo cómo vamos.

Hoy te contamos esto porque en una de nuestras excursiones por la Red hemos encontrado un coloquio en el talde de Koldo Saratxaga en Innobasque. En él, Koldo aporta su visión práctica, la activación de las ideas para llevarlas a la realidad.

Nos interesa ofrecértelo en estos momentos en los que una realidad generalmente adversa nos está poniendo a prueba, porque nunca es tarde para reaccionar y porque hay que reaccionar en algún momento. ¿Motivos?

Por ejemplo, si has echado un vistazo al coloquio de Michael Page que compartimos el lunes, lo mismo que a las palabras del presidente de La Caixa que leíamos ayer en esta página, te pueden servir como exposición de un panorama general en las organizaciones empresariales. Se caracteriza desde hace tiempo por aspectos principales como los tres siguientes:

  • la percepción de la necesidad de cambio

  • la confusión en cuanto al presente y el futuro

  • y la progresiva sensibilización hacia el hecho de que las personas son lo decisivo en una organización y los directores generales deben trabajar cerca de ellas, aunque, como habrás leído, las posturas varían entre dar órdenes a los sentimientos de «los empleados» o admitir abiertamente que no se sabe cómo trabajar con esa materia prima que posee un componente emocional y que llamamos «personas».

En frase de Koldo Saratxaga al terminar el texto marco de su último libro:

«El mundo ha cambiado, y muy deprisa, y el mundo empresarial, en su mayor parte, está desorientado y sin ideas muy claras sobre qué hacer».

Si dispones de este libro de Koldo, puede ser muy clarificador releer este texto inicial de planteamiento de la situación actual de las organizaciones empresariales. Es su visión de los motivos sobre:

«la necesidad de abordar un cambio radical en las organizaciones para lograr su supervivencia».

Como asesor, o más bien como líder y gestor de cambios organizacionales, Koldo se sitúa en la realidad. También en esta intervención en Innobasque nos lleva al terreno de la realidad, del que huímos a veces con disculpas tan aparentemente racionales como la de estar estudiando la situación o pensando lo que dicen personas que consideramos muy inteligentes o expertas, por ejemplo. En concreto, a los asesores de empresas, Koldo Saratxaga les invita a reflexionar en:

«Cómo nos acercamos a nuestras miles de Pymes, de forma que les aportemos la suficiente luz como para poder INNOVAR de tal forma que vean el futuro con una cierta tranquilidad.

Pienso que quizás cuando empecemos a bajar a la realidad de lo existente es cuando más pueda aportar ya que creo es lo que menos conocéis la mayor parte de los integrantes del talde. Quizás un trabajo de campo nos acercaría más a la realidad y por tanto nos permitiría unificar de que hablamos y dejando a un lado las citas de otros pensadores sin practica, y viviendo realidades cercanas. El estar todos los días viviendo estas realidades en una decena de proyectos, así como el escuchar a quienes quieren algo diferente y porque, me fuerza a querer ser más práctico que teórico y ayudar desde el interior y desde el contacto.

Espero se me entienda. Todos conocéis mis teorías y mis realidades y sabéis están a disposición de esta sociedad.»

(Koldo Saratxaga. Debate sobre el Diagnóstico en el Consejo de Transformación Empresarial de Innobasque)

El cambio en nuestra vida o en nuestra organización es algo que sólo cada uno podemos hacer y nadie en nuestro lugar, como bien sabemos.

Conocer bien nuestro vehículo para ir al futuro y saber cuál es el futuro que queremos son las bases para elegir la ruta sin equivocarnos. Elegir comporta incertidumbre y aunque quisiéramos saber el resultado de nuestras elecciones en el momento, no está a nuestro alcance en ningún terreno.

En ese terreno real de nuestras decisiones y actividad, profesional, laboral, económica, estamos rodeados de personas, con las que hemos de aprender a relacionarnos.

Para adentrarnos en ese terreno de las personas, que algo o mucho impone tanto a asesores de empresas, como a directivos, como a todos en nuestras relaciones, nos pueden servir mucho estas palabras de Koldo en su libro, es la primera pregunta-respuesta del capítulo 16:

«Lo que tengo que entender es que no puedo cambiar el sentimiento y la actitud de las personas hacia algo que lleva años sucediendo sólo porque soy el dueño y hoy se me ocurre decir que quiero que colaboréis más y quiero que os involucréis más, y quiero... y quiero... Y como no veo saltos de alegría pues vuelvo a la crítica fácil y a juzgar ―negativamente, claro― a todo el mundo.

Es bastante fácil, pero hay que empezar sembrando credibilidad. No es cuestión, en muchos casos, del mensaje, sino del mensajero. Tenemos que interiorizar que queremos una nueva forma de hacer las cosas desde el punto de vista de la toma de decisiones, desde el punto de vista de compartir y repartir, desde el punto de vista de creer en las personas, sin prejuicios, con sus virtudes y defectos, con su realidad, como en todas partes, como contigo, como con tu familia. De ahí debemos partir.

Tenemos que cambiar el discurso de “las personas son lo más importante” y la realidad de “no tengo tiempo para estar con ellas”.

Ulertu behar dudana da, ezin ditudala aldatu pertsonen sentimenduak eta jarrera urtetan gertatzen den zerbaitekiko, ugazaba naizdako eta gaur bururatzen zaidalako esatea nahi dudala zuek parte hartze handiagoa izatea, eta konpromiso handiagoa har dezazuen nahi dudala eta hau eta bestea nahi dudala. Eta nola ez dudan ikusten jendea pozik jauzika, kritika errazera eta mundu guztiaren juzgua ―txarra noski― egitera itzultzen naiz.

Aski erraza da, baina sinesgarritasuna ereitetik hasi behar da. Askotan ez da mezu-kontua, mezulariarena baizik. Barneratu egin behar dugu gauzak egiteko era berri bat nahi dugula, erabakiak hartzeari dagokionez, partekatzeari eta banatzeari dagokienez, pertsonengan sineste aldetik, aurreiritzirik gabe, dituzten bertute eta akatsekin, beren errealitatearekin, leku guztietan bezala, zeure buruarekin bezala, zure familiarekin bezala. Hortik abiatu behar dugu.

“Pertsonak dira garrantzizkoenak” esan eta benetan “ez dut haiekin egoteko astirik” egiteko diskurtsua aldatu behar dugu..»

(Koldo Saratxaga, Un nuevo estilo de relaciones - Harreman-estilo berri bat)