miércoles, 31 de marzo de 2010

«La fascinante experiencia de Irizar, coordinada por Koldo Saratxaga, en definitiva, es una revolución, ya que el trabajador deja ser menor de edad»


Bienvenido y bienvenida visitante a esta web, ¿qué tal se presenta la perspectiva de unos días de fiesta extra (jueves y viernes, o viernes y lunes, o jueves, viernes y lunes, según las latitudes estatales)?

Está claro que uno de los protagonistas de la semana es el calendario laboral, las idas y venidas con la familia, los amigos, etc. Y de fondo, la noticia permanente, la crisis y la búsqueda de salidas a cada una de las facetas que nos va mostrando. Hay que tapar las vías de agua: que si los hipotecados a quienes se embargue su vivienda se consideren libres de deudas por parte de la entidad bancaria embargante (El País), que si a los inmigrantes desempleados se les subvenciona el regreso a su país de origen (Expansión), etc.

Vas a decir que vaya cómo empezamos hoy, haciendo coro al panorama oscuro que tenemos alrededor en cuestión económica. Pero entonces te diremos que la cuestión económica no es la única ni la principal. ¿Y las demás cuestiones? Porque nuestras cualidades y capacidades no las compramos en la tienda de la esquina, ni por acciones en Bolsa, ¿verdad? Por lo tanto, no están sujetas a las fluctuaciones del mercado. Podemos evolucionar, crecer y disfrutar de ello, con crisis y sin crisis.

La renovación, la innovación, la sorpresa, la ilusión... parecen estar siempre en los momentos de bienestar o felicidad.

Al empezar esta semana, en la que entrábamos con buen pie gracias al relato que Óscar García Valdivieso ha compartido sobre la primera reunión del Equipo de Pilotaje en TTT Goiko, pensábamos en cosas que oímos y leemos cuando se habla de organizaciones basadas en las personas y que en realidad no están basadas en «las» personas, sino en «unas cuantas» personas. Sorprende todo lo que narró Óscar, como en su artículo anterior, al igual que Pablo Aretxabala en las páginas que también ha compartido. Con toda claridad y sin adjetivos, tanto Óscar como Pablo crean un gran contraste entre sus sencillas narraciones y la innovación radical que están desarrollando las personas protagonistas de las mismas.

Pensábamos hoy también de nuevo en estas personas que han sido capaces de tomar una decisión y actuar en consecuencia. Su proyecto, estilo y relaciones contrastan agudamente con la opción de otras personas de dejarse llevar, vivir al compás de causas ajenas a su voluntad, a rebufo de las circunstancias, atajando urgencias... Probablemente, entre las personas hoy por hoy afectadas por serios reveses económicos, haya quien tenga la oportunidad de aprender y ponerse en marcha, no sólo para evitar mayores males, sino para diseñarse un futuro en el que no sea fácil presa de situaciones como las actuales.

Hemos releído un artículo de Luis Cañada Vicinay, en el que comparte mucha experiencia y muchos sentimientos en torno al tema de la innovación. Aquí tienes el enlace, se titula: «La innovación en los productos (actividades) maduros. Un reto para las PYME». Y fíjate con qué claridad calibra la innovación del estilo Irizar-Saratxaga como «una revolución»:

«Sobre estos temas en España hay experiencias muy positivas que se recogen sintéticamente en dos excelentes reflexiones de Alfonso Vázquez y en el relato de la fascinante experiencia de la empresa guipuzcoana, con ámbito global Irizar coordinada por Koldo Saratxaga (¿Sinfonía o jazz?), empresa que trabaja en un sector semimaduro como es el de los autobuses pero que gracias al modelo de relaciones humanas puesto en práctica consigue ser el paradigma mundial del sector.

Tanto Vázquez como Saratxaga proponen imaginación e innovación en las relaciones interpersonales, relaciones que están basadas en el respeto a los derechos de la persona y en la asunción por parte de ésta de obligaciones hacia la comunidad.

En definitiva, es una revolución, ya que el trabajador deja ser menor de edad tal y como sugieren de facto muchos aspectos de la legislación laboral aplicable en España, de las pautas habituales de las direcciones de las empresas y de las exigencias sindicales, para transformarse el trabajador en un ciudadano de pleno derecho que exige de la dirección de la empresa que le facilite aquello que precisa para desarrollar profesionalmente su trabajo así como que su contrato laboral tenga unas características diferentes a las habituales, ya que el nuevo contrato laboral no se basa en la aportación de la mano de obra ni en la asignación de tareas del estilo taylorista, sino en la propiedad del trabajador de los procesos en los que participa y mediante esta propiedad, en la organización y asignación de los recursos que se necesitan para acometerlos adecuadamente.

El trabajador se convierte en su propio empresario dentro de la empresa con todo lo que este ser “empresario” conlleva, incluido su derecho a los beneficios.»

Hoy nos hemos vuelto a fijar en el sueño y la realidad del Nuevo Estilo de Relaciones, NER. Incluso en este ordenador desde el que escribimos todos los días tenemos como fondo de escritorio, en letras más bien grandes, cuatro ideas de Koldo Saratxaga. Tienen que ver con las relaciones, con disfrutar, con evolucionar... Nos hemos fijado hoy en la palabra «persona» como «adulto», tal y como hace notar este artículo sobre la innovación. Adulto porque el Nuevo Estilo de Relaciones, NER, es para personas con cerebro y tripas, no para autómatas obedientes a los que se debe decir en todo momento lo que tienen que hacer y luego verificar que lo están haciendo.

Y por si piensas que este Nuevo Estilo de Relaciones, NER, es para personas pero en organizaciones espectaculares como Irizar, aquí tienes una conclusión de Luis Cañada Vicinay sobre el Nuevo Estilo de Relaciones y las pymes:

«El entorno laboral en el que mejor se pueden llevar a cabo las propuestas de Vázquez y Saratxaga es el sector de las PYME ya que se trata de entornos humanos cercanos por ser de dimensión pequeña lo permite que las relaciones entre las personas sean personales y los organigramas casi planos.»

También habla de esto Koldo en este vídeo que tenemos de una de sus clases en Mondragon Unibertsitatea, un Nuevo Estilo de Relaciones no es sólo para organizaciones grandes, sino también para organizaciones pequeñas en las que todas las personas nos vemos todos los días.

Hoy ilustramos nuestra actualidad con la imagen de un manzano que se encuentra en el Jardín Botánico de la Universidad de Tokio y es descendiente del manzano de Newton. Cuenta la leyenda que Newton formuló la ley de la gravedad al reflexionar sobre una manzana que cayó a sus pies. Newton también formuló la ley de acción y reacción, que tiene tiene que ver con el tema de nuestra actualidad hoy. Esta ley de acción-reacción ha hecho posible, entre otros logros de la humanidad, el desarrollo de la carrera espacial, pues está en la base de los cálculos para el despegue de cualquier vehículo lanzado al espacio. Un buen ejemplo para sopesar que una buena reacción puede llevarnos lejos o solamente conducirnos a actitudes defensivas y de parcheo.

¡Hasta mañana, te deseamos un buen día!




Imagen tomada de wikimedia: http://images.google.es/imgres?imgurl=http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/8/8f/Newton%27s_apple_tree_in_the_Botanical_Gardens,_the_University_of_Tokyo.jpg&imgrefurl=http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Newton%27s_apple_tree_in_the_Botanical_Gardens,_the_University_of_Tokyo.jpg&usg=__AEheO2DWhva_Hw_Pc2BCh2fHQGY=&h=1200&w=1600&sz=722&hl=es&start=1&um=1&itbs=1&tbnid=B2wYNFnGjXrK5M:&tbnh=113&tbnw=150&prev=/images%3Fq%3Dapple%2Btree%2Bnewton%26um%3D1%26hl%3Des%26tbs%3Disch:1








martes, 30 de marzo de 2010

«Tenemos una misión y una visión amplios pero claros»


«Huimos de la palabra modelo. Un modelo es algo que ya existe, preferimos llamarlo estilo. Tenemos una misión y una visión amplios pero claros. Somos organizaciones empresariales pero podríamos ser perfectamente sólo organizaciones. Para lo que sea: educación, salud, fundaciones.»

Esto decía Koldo Saratxaga en una de las primeras entrevistas que le hicieron con motivo de presentarse en sociedad gbe-ner. En esta ocasión hablaba con Arturo García, en una entrevista para Diario Vasco.


El ámbito académico es el foco de difusión principal del término «modelo» aplicado a la forma de actuar de una organización empresarial.

Se entiende como modelo un modo de hacer que es públicamente reconocido como ejemplo a seguir con miras a garantizar una vida y unos logros deseables para una organización. Y en la cuestión de seguir e imitar es donde surgen las divergencias. Hay quien sigue al pie de la letra y hay quien asimila el espíritu de la letra para experimentarlo en sus circunstancias.

Insiste Koldo Saratxaga en que no hay dos organizaciones iguales, ni siquiera dos personas iguales. Si no hay dos personas iguales, entendemos como lógico y de sentido común que nos proponga que no imitemos, sino que nos apropiemos desde nuestra diversidad de las ideas de un Nuevo Estilo de Relaciones, NER.

Hemos tenido recientemente un motivo léxico para admirar la coherencia del estilo Saratxaga, en este aspecto de ser un estilo que se está haciendo y creciendo continuamente.

Es un detalle, como te decimos, cuestión de una palabra, pero importante. Si has leído el libro de Koldo Saratxaga: Un nuevo estilo de relaciones. Para el cambio organizacional pendiente, allí habla Koldo de cómo adaptaron en Irizar el llamado «Cuadro de Mando» a su estilo organizativo. Se ocupa de ello al final del capítulo 7.

En Irizar llamaban «Plan de Ideas y Objetivos» al Cuadro de Mando . Toda la información contenida en el mismo es —en palabras de Koldo en el vídeo de presentación de gbe-ner— el dónde estamos y adónde vamos y la diferencia radical en las organizaciones con un Nuevo Estilo de Relaciones, NER, es que esta información la conocen todas las personas, no sólo los directivos, como es lo habitual. En lugar de nombrar este Plan con su nombre completo, en Irizar se hacía referencia a él con la abreviatura PIO.

Así se refiere a él Koldo en el párrafo final de este capítulo 7, titulado «Experiencia compartida»:

«Hace tiempo empleaba mucho una frase que decía: “Lo que no se mide, no se sabe si mejora, y lo que no mejora se pudre”. Ahora utilizo el ejemplo del fútbol. No se puede implicar, motivar y ganar la Liga si los jugadores y su entorno no saben si han ganado o perdido el partido de la semana, si no saben cómo han quedado sus competidores y si no saben cuál es su posición en la clasificación. Se necesita una información que permita a los componentes del PELC, que son casi el cien por cien de los integrantes de la organización, conocer su posición con respecto a los objetivos planteados. A modo de ejemplo, os indico algunos de los que pueden ser objetivos para incluir en lo que llamamos Plan de Ideas y Objetivos, comúnmente llamado a lo largo del año PIO-2007, por ejemplo.»

Bien, pues el pasado día 20 de marzo, Ipar Kutxa, que forma parte de gbe-ner y es asesorada desde K2K emocionando, celebraba su asamblea general ordinaria para aprobar las cuentas anuales del ejercicio 2009.

En Noticias de Gipúzkoa y en Noticias de Álava leíamos la noticia de esta Asamblea, firmada por Beatriz Sotillo, y en ella esta información:

«En su intervención ante la Asamblea, Carlos Osés explicó que Ipar Kutxa ha elaborado un plan de negocio —Plan de Ideas y Retos para 2010—.»

Aquí tenemos el Plan de Ideas y Objetivos ahora con su nueva imagen léxica: Plan de Ideas y Retos. Un cambio en coherencia con la idea de Koldo Saratxaga que puedes escucharle en el vídeo con el que ilustramos nuestra página hoy:

«Ante la pregunta de cuál es el reto —palabra que me gusta más que “objetivo”, porque significa algo relevante— que habría que asumir en las organizaciones —fundamentalmente piramidales— que yo conozco tendría que ser: cuando decimos tantas veces que las personas son los actores principales, para que eso sea así hay que cambiar la organización.»

Te invitamos a oír este vídeo grabado para Ideiazoka y a reflexionar después en lo que nos propone Koldo con tanta pasión como experiencia: la capacidad de evolución, cambio y libertad que tenemos las personas, en lugar de la servidumbre irreflexiva, la obediencia sin cerebro.

Hablando de pensar y de medir, también proponían a Koldo Saratxaga como motor para la reflexión en el blog del Máster en Dirección de Proyectos en Cooperación Internacional de La Salle International Graduate School.

En un post reciente, se plantea a los alumnos un ejercicio de evaluación del desempeño, introducido con la siguiente consideración:

«Para la orientación de su acción, le indicamos una citación de Koldo Saratxaga, responsable del exitoso proceso de reingería de Irizar, que dijo: “Todo puede medirse y solo aquello que se mide puede ser mejorado”.»

Como ves, también el autor o autora de este texto no ha imitado a Koldo al pie de la letra en esta frase, pero sí ha reflejado por completo dicha idea, tal vez porque la ha hecho suya y así puede transmitirla como propia y con sus palabras.

Hasta mañana, estaremos encantados de que compartas unos minutos de tu día con nosotros.








lunes, 29 de marzo de 2010

Creatividad, iniciativa, responsabilidad, independencia y diversidad: lecciones del proyecto Goiko


Las fiestas se conocen por sus vísperas, se dice. Y ya que toda esta semana es de horario festivo en algunos sectores, y algunos días son fiesta en todos, para celebrarlo ayer hemos tenido el post de Óscar García. Nos sirve de puerta para una semana de fiesta, quien la tenga, y de mucho material para pensar y analizar en cualquier caso.

Hemos empezado muy bien la semana, con un bonito día en esta página, pues hemos vuelto a ver las fotografías que ayer compartía Óscar y todo lo que nos contaba, y después de analizarlo, hemos sacado ideas y conclusiones estimulantes, a la vez que también nos ha transmitido sentimientos positivos y de innovación.

Repetimos hoy una de las fotos, que por sí sola dice mucho. Las personas que ves aquí son el Equipo de Pilotaje de TTT Goiko, como decía Óscar. Son los y las responsables de pilotar esta organización empresarial: José Luis, Celia, Josean, Idoia, Iñaki, Aniceto, Juan Carlos y el propio Óscar.

Para tamaña responsabilidad, no han contratado en TTT Goiko a ejecutivos expertos, no ves aquí a nadie con el típico maletín, no han contratado a personas especiales por algún motivo específico: brillantes expedientes académicos, don de gentes, trayectoria deslumbrante en alguna materia, etc.

Son personas de TTT Goiko, elegidas por sus compañeros y compañeras, que han asumido su responsabilidad también como líderes o como representantes de equipos. En esta reunión han venido a representar a todas las demás personas, sus compromisos y la marcha de los mismos. (Para recordar aspectos de todo esto, puedes leer el post donde Pablo Aretxabala compartía la Asamblea General, con todas las personas en TTT Goiko, y el post de Óscar García en el que nos explica la primera reunión del compromiso.)

De modo que todas las personas de TTT Goiko están participando en esta transformación, no se ha excluido a nadie. Es decir, no se han hecho clasificaciones y grupos de poder: «tú sí, tú no...»

En consecuencia, TTT Goiko es hoy la suma de sus personas, el gran equipo formado por todas y cada una, donde lo que aporte cada una cuenta y es importante. No existe la «empresa» TTT Goiko y los «trabajadores», como dos antagonistas. Existe el proyecto Goiko, que es cosa de todos.

Hoy en Cinco Días, Manuel Pérez-Sala, Presidente del Comité de Iniciativa Empresarial del Círculo de Empresarios, escribe el artículo «Cambiar la economía», en el que señala como una de las raíces del atraso empresarial la deficiencia de cualidades personales en emprendizaje y gestión. Una deficiencia que comienza a cultivarse en el sistema educativo y que atañe también al profesorado y formadores. Entre otras, echa en falta «cualidades personales como la creatividad, la iniciativa, la responsabilidad o la independencia».

Por nuestra parte, invitaríamos a Manuel Pérez-Sala a TTT Goiko, para asistir a una reunión del compromiso, o a una Asamblea General, o a una reunión de su Equipo de Pilotaje. En este momento, vería en esta organización empresarial estas cualidades y algunas otras más: creatividad, iniciativa, responsabilidad e independencia.

Se duele Manuel Pérez-Sala de que en este sistema educativo «es mucho más habitual que se busque la uniformidad en vez de potenciar esas cualidades». Pero nunca es tarde para aprender. Y si hace mucho tiempo que dejamos la educación académica cuando hemos encontrado encontrado el estilo Saratxaga —que se apoya en la diversidad de las personas para lograr el crecimiento no ya individual—, sino del proyecto común, será cuestión de aprovechar la oportunidad.

Bienvenido y bienvenida visitante a nuestra web: te deseamos que despierte tu sensibilidad y compartas esta apasionante incertidumbre de afrontar día a día los retos, con toda la incomodidad del esfuerzo y la superación personal, y con toda la comodidad de sentirte acompañado en el trayecto por las personas con las que consigas unión y un proyecto común.

Las personas de TTT Goiko nos dejan hoy por hoy la gran lección de que nuestra decisión en aceptar el reto es la frontera para seguir en el pasado o avanzar al futuro.

Hasta mañana, te esperamos si quieres compartir unos minutos de tu día con esta página.








domingo, 28 de marzo de 2010

http://sinerxia.blogspot.com/2008/03/obxectivos-recordar-as-diferentes.html

http://proyectosdecooperacion.blogspot.com/2009/02/trabajos-realizados-rr-hh.html







sábado, 27 de marzo de 2010

Internautas compartiendo a Koldo Saratxaga y el Nuevo Estilo de Relaciones


Hoy compartimos dos puntos de Internet en los que encontramos a Koldo Saratxaga hace tiempo. Como siempre, hemos encontrado al mismo tiempo a Koldo Saratxaga y a unas personas que nos transmiten su aprecio, opiniones, etc. de la trayectoria y las ideas de Koldo.

Son personas a las que no conocemos, como nos ocurre muchas veces, aunque en estos dos casos ni siquiera tenemos una dirección de un blog o una página web para empezar a conocerles y presentarles mejor aquí.

Nos gustan estos hallazgos no solamente por el cariño que tenemos a Koldo Saratxaga, sino por el interés que sentimos en que este estilo arraigue en muchas organizaciones. Además de interés, tenemos la ilusión de que el Nuevo Estilo de Relaciones nos permita pensar en una posibilidad de auténtico desarrollo, en contraposición, por ejemplo, al desarrollo burbujista que parece haber dominado las últimas décadas y del que estamos sobrellevando las consecuencias.

Como decía Koldo Saratxaga en su charla en la Escuela de Relaciones Laborales de la UPV-EHU, esto puede hacerse con el el Nuevo Estilo de Relaciones y también con algo que se le parezca. Lo que sí está claro es que el Nuevo Estilo de Relaciones «ha funcionado, y espectacularmente», como afirmara José Luis Barbería, independientemente de que otros también lo hagan.

Lo creen así muchas personas, en esta página hemos presentado a muchas y habrá muchas más que no podremos conocer, está claro. Ya sea porque no se han expresado en Internet o en cualquier otro medio más o menos público.

Conocer un amplio estudio del estilo de Koldo Saratxaga en liderar organizaciones, o un artículo de opinión, o un post, nos permite mayores oportunidades de conocer el Nuevo Estilo de Relaciones, pero también nos gustan las menciones breves, las referencias... porque nos dicen que Koldo Saratxaga está en el horizonte mental de esa persona y, que cuando llega el momento, la parte de experiencia, o sentimiento o lectura que es Koldo Saratxaga sale a la luz.

Un hallazgo que nos ha gustado es encontrar a Koldo Saratxaga en la Wapedia en euskera, que es lo mismo que encontrarle en la Wikipedia en euskera, ya que la primera es la versión para móviles de la segunda, una publicación en línea. Las breves líneas biográficas sobre Koldo Saratxaga están incluso actualizadas hasta el momento de la creación de gbe-ner y complementadas con referencias de libros y de entrevistas, vídeos y audios en euskera casi todos, aunque también algunos en castellano.

Aquí tenéis la dirección: http://wapedia.mobi/eu/Koldo_Saratxaga. No podemos decir el nombre del autor o la autora de este biografía en euskera porque no lo conocemos. Si algún día lo sabemos, lo indicaremos:

«Bilboko Ingeniaritza Eskolan ingeniari teknikoa ikasi ondoren, enpresa munduan aritu da, kudeaketa edo managementarloan.

Irizar mundu mailako enpresa berritzaileen artean kokatzea lortu zuen, Ormaiztegiko Irizar kooperatiban koordinatzaile nagusia izan zen garaian. Hamalau urtez lideratu zuen Irizar enpresa eta bertan galerak izatetik etekin handiak izatera lortu zuten eta zeuden lanpostuak kolokan izatetik lanpostu berri asko sortzera, munduan zehar. Bere ideia nagusia zera da: "erakunde batean pertsonak dira garrantzitsuena". Pertsonen arteko komunikazioa, harremanak hobetzea omen da bere errezetaren gakoa. Mundu osoan erreferentzia bihurtu da, erakundeak pertsonen inguruan antolatzeko.

Irizarrek eta Koldo Saratxagak berak nazioarteko aipamen eta sari asko lortu dituzte.

Koldo Saratxagak aurretik iragarri bezala, hamalau urteren buruan Irizar utzi eta beste proiektu batean murgildu zen. Bere ideiak hedatzeko-eta k2k eginaz aholkularitza enpresa sortu zuen. Geroa, 2009. urtean, GBE-NER enpresa taldearen lider ezagunena bihurtu da. Krisi garaian 1.300 bat langilerekin abiatu dira lanpostu berriak sortzeko asmoarekin eta mozkinen %5 eta denboraren %2 dohaintza egiteko konpromisoarekin.»

Y también cree que funciona el estilo de Koldo el autor de esta respuesta en Yahoo! respuestas y Yahoo! answers —pues lo hemos encontrado en este site de Yahoo! en España y en Canadá—; la pregunta era: «¿Qué propondrías para aumentar la productividad laboral con unos horarios más lógicos?». La respuesta elegida por quien pregunta fue ésta:

«En un principio copiar el horario de europa, es decir jornada intensiva, se ha demostrado que despues de comer se rinde menos, y mentalizar a los trabajadores de que el exito de la empresa depende de ellos y premiarles, es decir si son participes en el trabajo tambien deberia de serlo de sus beneficios, se les debe premiar. otra idea es que el trabajador se debe de sentir importante en su puesto de trabajo y saber para que sirve el trabajo que realiza, hay que motivarlos.

Sources:

Mirar libros de organizacion empresarial, y buscar a un gran organizador de empresa que levanto irizar estando en crisis: koldo saratsaga (un grande de las empresas)»

El autor/a de la respuesta parece una persona joven, ¿no te parece? Son muchas personas jóvenes las que conectan con Koldo Saratxaga, y vemos que le comprenden muy bien y participan de sus planteamientos con naturalidad.

Hasta mañana, aquí nos encontrarás si deseas compartir con esta página unos minutos de tu día.








viernes, 26 de marzo de 2010

Invitación a visitar la web de gbe-ner


¿Qué tal estás, bienvenido, bienvenida, visitante a nuestra actualidad? Parece que sí, que es verdad, el tiempo pasa rápido —nos parece que hace nada decíamos Zorionak eta urte berri on!— y ya está aquí el primer paréntesis vacacional oficial del año. Aunque siempre hay quienes toman vacaciones cuando no son oficiales y no las toman cuando son oficiales. O quienes viven tan feliz e intensamente en el trabajo —incluso ahora, con los retos tan duros que a veces hay— que todos los días son momento de disfrutar y vivir cada minuto con las mejores sensaciones.

«¿Por qué el trabajo debe de ser una carga? Si hay personas, compañeros, ilusiones, proyectos en común... ¿Por qué no lo disfrutamos? La pregunta debería ser: ¿No sería mejor, ya que tengo que trabajar 8 horas, convertir ese espacio en un lugar de encuentro ilusionante?». Habrá muchas personas que entiendan bastante a Koldo Saratxaga cuando habla así —lo dice a Luis Gómez de El Correo, en la conocida entrevista «En una empresa la culpa siempre la tiene el de arriba, el jefe»—, porque hay muchas personas apasionadas de su trabajo, en todos los trabajos, en cualquier parte los conocemos, las conocemos, no sólo codo con codo en nuestra organización. También cuando vamos a comprar algo, a un taller, a una oficina de la Administración...

Pero casi siempre son personas apasionadas por lo que ellas hacen, por lo que les permite el trabajo en cuestión de satisfacciones personales, incluida la buena relación con un compañero o compañera que es posible incluso que comprenda su pasión por el trabajo porque él o ella la sienten igual.

Sin embargo, es prácticamente insólita la satisfacción y el motivo de ilusión que propone y lidera Koldo Saratxaga: la realización de un trabajo en equipo, con un proyecto común que se tiene «en las tripas», no en órdenes o papeleo, y que por ello posibilita no sólo el crecimiento de la organización empresarial, sino también el de sus personas.

Si los días de asueto que tengamos ahora, o de cambio de horario si es que seguimos trabajando, nos sirven para cultivar una mayor apertura a las personas... pues habremos hecho mucho por nosotros mismos, en primer lugar, que seremos los primeros beneficiados de las cualidades y sentimientos de las personas que tenemos alrededor.

¿Un ejemplo? ¿Una muestra?

Te invitamos a visitar la web de gbe-ner: http://www.gbe-ner.org/

Allí vas poder leer todo un campo de actuación, los porqués... Y allí podrás disfrutar del vídeo de presentación y del amplio dosier de prensa que nos ofrecen.

Alguna vez te hemos hecho la invitación a ver este vídeo. Ahora que llega el paréntesis del fin de semana, o de las vacaciones, es nuestra propuesta para tu tiempo libre, si así lo deseas. Nosotros pensamos volver a darnos un paseo detenido por este proyecto gbe-ner, que desde el primer momento nos ha entusiasmado, por su novedad y su valentía. No necesitamos estudios especiales para sintonizar con esta forma de pensar, ni una religión o una ideología política.

gbe-ner es una asociación pionera en mostrar que el trabajo en equipo es una realidad, que la cooperación y la participación son también reales y posibles.

¿No nos quejamos de este mundo a veces demasiado individualista, corrompido incluso por intereses materiales, por una ambición desmedida...? Pues si has llegado a nuestra página hoy, permítenos decirte que, antes de sentir ese pesimismo, te invitamos a ver el panorama diferente que es gbe-ner, en pleno mundo occidental y en plena crisis.

La información sencilla y asequible que encontramos en su página web es inversamente proporcional a las muchas ideas y sentimientos que puede inspirarnos para superar el limitado horizonte de la cultura jerárquica imperante: jerárquica con cara «de sargento», como la califica Julio Garay en su blog al recoger una de las últimas noticias de Koldo Saratxaga, o jerárquica diciendo que lo importante son las personas y la participación, pero no haciéndolo, sino buscando el poder.

Hay tantas cosas por hacer juntos, a las que no llegaríamos por separado ni soñando, que resulta muy fácil olvidar el oxidado modelo jerárquico en cuanto se encuentra la posibilidad.

No nos alargamos en lo que sólo deseamos sea por nuestra parte una sencilla pero sentida invitación para que dediques tu tiempo a conocer a gbe-ner, de forma que puedas opinar y sobre todo sentir que es posible unirnos las personas y trabajar de la mejor forma por un proyecto de todos y todas.

Como también sabemos que en gbe-ner siguen trabajando para compartir más con la sociedad dentro de no mucho tiempo, nuestra propuesta tiene también el sentido del aprendizaje constructivo: ir conociendo desde el punto de partida las propuestas de gbe-ner.

Hasta mañana, te deseamos buen comienzo de vacaciones, buen fin de semana o buena marcha de la jornada laboral, lo que tengas como plan inmediato.








jueves, 25 de marzo de 2010

Creatividad individual y trabajo en equipo


Decía Aitor Aurzelai en su antiguo blog que se había puesto a leer, lápiz en mano, el libro de Koldo Saratxaga, Un nuevo estilo de relaciones para el cambio organizacional pendiente, «con la intención de subrayar las ideas más interesantes y, la verdad, casi me quedo sin mina. [...] El libro está lleno de proposiciones interesantes». Nos hemos acordado de esto ayer, cuando, más que lapicero o memoria o comprensión de los proyectos basados en las personas, del Nuevo Estilo de Relaciones que Koldo comparte generosamente, lo que sentimos que necesitamos es pasar a la práctica. ¿Es posible que Aitor Aurzelai echara en falta lo mismo que nosotros, o algo parecido, aunque de buenas a primeras pensaba que lo que le faltaba era mina al lápiz?

¿Quién no se propone que cada día sea un avance, una nueva práctica en innovación, en relaciones? Ahora estamos viendo a Edurne Pasaban en marcha a la cumbre del Annapurna: cada día es una etapa más. Tramo a tramo, la meta del viaje está más cerca. Pero ahí no se terminan las cosas, pues aún queda otro 8.000 y después surgirá otro reto.

Ayer leíamos a Pedro Robledo comentando ideas de Koldo Saratxaga para indicar su esperanza en que Koldo es una de las formas de pensar que nos colocarán en el postindustrialismo. Además nos presentaba la innovación como el pasaporte para el futuro.

Palabras como «innovación» y «emprendedor» quizá nos parezcan en algún momento metas inasequibles. Una vez, hablando con un pequeño comerciante (así lo llamaría la estadística), propietario de un establecimiento con más de dos décadas y una respetable facturación, nos contaba su historia, que había salido adelante con su trabajo, ingenio, atención al cliente, constancia... pero no se consideraba «emprendedor», la palabra le parecía demasiado para él, pensaba que ese nombre lo merecían personas que hubieran creado algo nuevo.

Nosotros pensamos en ese momento que tal vez no había inventado algo nuevo para el género humano, pero sí en su vida había innovado continuamente y seguía haciéndolo. El resultado era su negocio, una creación suya de cada día, ya que cada día seguía en pie y de forma próspera, no precaria.

De una forma o de otra, es fácil darnos cuenta de que tiene razón Koldo Saratxaga cuando sostiene con tanto convencimiento: «Todos somos creativos». Esto decía a los directivos en una de las citas de CEDE, la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos, en Bilbao:

«Las personas disponemos de una habilidad, llamada CREATIVIDAD, que nos permite generar ideas, alternativas y soluciones frente a problemas concretos.»

La realidad de esta capacidad de reacción e iniciativa que todos tenemos nos permite evitar confundir la creatividad con tópicos como fantasía, imaginación, aptitudes artísticas, talento para inventar... De la identificación entre el creativo y el inventor nace el error de «asociar creatividad con producto, servicio, proceso»,nos dice Koldo.

No es así y de este mito nace a su vez una gran limitación para el futuro de las organizaciones. Entendemos igualmente a Koldo Saratxaga cuando nos urge a tener organizaciones creativas. La suma de tanta creatividad como personas es un recurso muy valioso para problemas como responder al mercado de la mejor manera, o incluso hasta encontrar mercado al que responder, que es el reto que tienen hoy muchas organizaciones empresariales.

En el caso del estilo Saratxaga, la creatividad de cada persona recibe dos multiplicadores exponenciales. No sólo al sumarse a la creatividad de todas las personas de la organización en el conjunto del avance de la misma, sino en el día de su actividad en el contexto del trabajo en equipo.

Explica Koldo Saratxaga, muy sencillamente y al alcance de todo el mundo, que aunque las personas somos lo mejor de la creación no somos perfectas. El medio de compensar nuestras limitaciones respectivas y así afrontar con éxito los retos que se nos presentan es el trabajo en equipo. Lo explica en su charla en Bizkaia Creaktiva:

«Necesitamos trabajo en equipo. Somos una joya, somos diamantes, pero no somos perfectos. Si nos unimos, el talento crece exponencialmente, nos complementamos, pero con ilusión y creyendo en las personas. El trabajo en equipo es vital.»

Algún estudioso, o unos cuantos, algún día analizarán el talento insólito del que dispone Koldo Saratxaga para construir rutas entre las ideas y la realidad, y entre los sentimientos y las emociones a la realidad del terreno que es la empresa y allí favorecer el avance de los proyectos.

Nosotros como siempre lo que hacemos es proponernos este estilo de relaciones. Ayer pensábamos en la innovación, hoy pensamos en el trabajo en equipo y en la solidaridad que significa dar lo que está a nuestro alcance.








miércoles, 24 de marzo de 2010

«Conocimiento y discusión por el bien del progreso»... Lectores de Koldo Saratxaga


Hoy hemos seguido conociendo a lectores y lectoras de Koldo Saratxaga, como todos los días. Son personas, aunque algunas actúen en nombre de organizaciones empresariales o de entidades oficiales, que comparten hacia el público su perspectiva de las ideas de Koldo, o de sus realidades, su actividad.

Sencillamente, se abren su espacio en Internet y nos dicen lo que piensan y de la manera que les parece. Así logran su meta de comunicar lo que desean, pues así los conocemos.

Ya que ayer estaba en nuestra página la universidad, empecemos por una, al otro lado del océano, donde hemos encontrado que leen a Koldo Saratxaga: la Universidad del Estado de Carabobo, en Venezuela, asentada en la capital estatal, Valencia. El Boletín Digital de la Universidad de Carabobo recoge íntegramente la entrevista de José Luis Barbería a Koldo Saratxaga, publicada en la contra de El País.

La selección de Koldo Saratxaga es para tomarla en cuenta, pues el propósito del Boletín es dar a conocer los progresos «de todo el esfuerzo académico que se realiza por el bien del progreso de nuestro país» y además atender otras «fuentes como la economía del país y artículos que contribuyan a la ampliación del conocimiento y la discusión provechosa de asuntos nacionales». Nos encontramos junto a cuestiones de la actualidad científica y económica, esta entrevista a Koldo Saratxaga, otra a Ken Follet y dos artículos: del penalista Joan J. Queralt y del filósofo Kwame Anthony Appiah.

Hemos aprovechado para conocer o refrescar algunos datos de Valencia y ahora sabemos que es una ciudad industrial pujante, de millón y medio de habitantes, con el valor histórico de que en sus alrededores tuvo lugar la batalla de Carabobo (1821), donde se decidió la independencia de Venezuela, y con el atractivo turístico de poseer el acuario más importante de Venezuela, el Acuario de la Fundación J.V. Seijas, también uno de los más importantes del mundo. El máximo dirigente de la comunidad ucista, es decir, de la UC (Universidad de Carabobo), es una mujer: la rectora Jessy Divo de Romero, licenciada en Derecho. Así que con estos datos, y varios más que no incluimos para no extendernos mucho, nos hacemos una mejor idea de en qué contexto se lee a Koldo Saratxaga.

De vuelta por este otro lado del charco, hemos releído a Pedro Robledo, quien se muestra optimista antes las ideas de Koldo Saratxaga y piensa que serán una fuerza tanto innovadora como tractora para superar la era industrial.

En su blog Guía de gerencia esto escribe Pedro Robledo al leer a Koldo en «La empresa es una dictadura»:

«Koldo Saratxaga afirma en la entrevista lo siguiente: “la empresa es uno de los raros reductos de dictadura que quedan en las sociedades democráticas y está pidiendo a gritos transformarse en espacio de libertad y de bienestar”.

Para él “La empresa del futuro, que es la de la innovación, la creatividad y el conocimiento, exige que los trabajadores sean partícipes reales del proyecto y se sientan motivados”.

Parece que ya empiezan a surgir las nuevas voces que meterán de lleno a las empresas españolas en lo que Alvin Toffler ha dado en llamar la tercera ola. Y es que la gerencia en las empresas apenas ha evolucionado y siguen empleando un modelo anclado en la era industrial, que está, a todas luces, condenado al fracaso.

Participación, compromiso, conocimiento, innovación, creatividad… son los principios a los que tarde o temprano tendrán que agarrarse todas las empresas que quieran, no ya triunfar, sino sobrevivir en el siglo XXI.»

La tercera ola de Alvin Toffler, el post-industrialismo, vendrá cuando nos despeguemos del pasado al que no acabamos de renunciar en el mundo desarrollado, según Toffler en su libro dedicado a este tema.

Hoy ha sido un buen día para releer a Koldo Saratxaga y este post de Pedro Robledo, para pensar en valorar más las ideas de innovación, como puede valorarlas una universidad de un joven país como Venezuela, con tantos retos por delante. Ya que innovar lo hacemos todos los días, o nos gustaría hacerlo, también todos los días podemos pensar en ello, leer, concretar...

Y también hoy y cualquier día es bueno para pensar en dejar en el pasado definitivamente esa imagen que creó Charlot en Tiempos Modernos (a la que se ha referido Koldo en alguna charla): llave inglesa en mano, actuando como un autómata. Hay que soltar lastre del pasado, todo lo que no permite avanzar e innovar. Ahora, irán por delante los más participativos, comprometidos, innovadores, creativos... pues en cuestión de costes ya no se puede apurar más y el grifo de esta ventaja hemos visto como se ha ido cerrando en las décadas precedentes: desde las grandes producciones en serie hasta hoy, cuando la opción de producir bajo demanda es cada vez más corriente.

Bueno, tenemos bastantes más lectores y lectoras de Koldo Saratxaga de los que os queríamos hablar, pero han salido a la luz aquí los nombres de realidades importantes, sugeridos por la lectura, empezando por el conocimiento provechoso en Venezuela y terminando por la decisión de romper con el pasado cultural empresarial, aquí en la otra orilla. Y todo esto a raíz de la lectura de Koldo.

Así que mejor hemos pensado que por hoy ponermos aquí una pausa, pues estamos en tiempo de aprovechar todas las sugerencias y dejar tiempo y espacio en las tripas para aprovecharlas. Y mañana reanudamos aquí nuestra página, con más personas que se relacionan con estos sentimientos e ideas de Koldo Saratxaga. Seguiremos sumando sus perspectivas a las nuestras.

Con toda seguridad, el día de mañana nos traerá nuevas realidades que seguir confrontando con los sentimientos y las ideas que tenemos sobre el futuro y la innovación para seguir avanzando.

Y además seguimos encontrando en los medios la crónica de la charla de Koldo Saratxaga en Leioa, en la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV-EHU: «Koldo Saratxaga defiende que ética, responsabilidad y creatividad sean los motores del nuevo modelo de organizaciones», empezamos con este titular de Europa Press y hemos ido recalando en Newspeg, Terra, Gente digital, 20 minutos, EcoDiario... Sinceramente, estamos encantados de tantas oportunidades como encontramos para leer a Koldo.








martes, 23 de marzo de 2010

«Detrás de toda actividad o reto siempre hay personas... y las personas son las que determinan el éxito o fracaso de los proyectos»


Hoy hemos vuelto a leer el artículo de Koldo Saratxaga en Deia: «Relaciones laborales: lo sencillo es lo inteligente».

Tal como nos imaginábamos que nos iba a pasar, así ha pasado, que leemos y releemos a Koldo. Al leer este nuevo artículo nos hemos acordado de alguna que otra persona que se pregunta: ¿y cómo se concreta esto de un Nuevo Estilo de Relaciones?

Cada persona tenemos diferente forma de pensar, distinto grado de imaginación e incluso distinta capacidad de acción. Nos imaginamos, por ejemplo, que si lee a Koldo Saratxaga una persona que forma parte de una organización muy jerarquizada no encontrará a su alrededor aspectos en los que concretar esta forma de vida, o tampoco si ya se encuentra instalado en un puesto de trabajo o en un proyecto empresarial en el que va «tirando», etc.

Lo cierto es que Koldo Saratxaga siempre se ha hecho acompañar de cifras y datos concretos que atestiguan la realidad de aquello de lo que habla. La realidad y la posibilidad al alcance de toda organización y toda persona.

«No concreta mucho, pero Koldo Saratxaga da una gran importancia a la filosofía que le ha llevado a encumbrar al grupo Irizar (en el blog Administraciones en Red). ¿Eso cómo se hace a cualquier escala?».

Así escribía Daniel Martí Pellón, profesor en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Vigo, en torno a las fechas en las que Koldo Saratxaga publicó su libro Un Nuevo Estilo de Relaciones. Para el cambio organizacional pendiente.

Aclaramos a propósito que Daniel Martí es profesor de universidad, ya veterano, para destacar que quien se hace esta pregunta es una persona que tiene el cometido social de transmitir conocimientos a otras personas, por lo tanto, de «saber». Su pregunta expresa una sencillez para tener en cuenta. «Lo sencillo es lo inteligente», reitera Koldo Saratxaga y hoy lo hemos releído como puerta de entrada a este artículo en Deia.

Como no sabíamos mucho de Daniel Martí, hemos estado visitando su blog. En su última entrada nos habla de la Universidad, de la educación superior en general, como de una institución en decadencia. Con esto, su pregunta adquiere más matices. ¿Casi un S.O.S.? Con Koldo Saratxaga es inútil buscar normas, procesos y procedimientos, no es un estilo jerárquico, como ya sabrás. Cada persona y cada organización debe desplegar su creatividad para ir creciendo y evolucionando en respuesta a lo imprevisible e incierto de la propia vida.

Es posible que en una situación de bloqueo en cualquier aspecto no aparezca una solución en el horizonte. Pensando en esto, que oímos decir también a personas en situaciones precarias en este contexto económico, hoy nos hemos encontrado con estas palabras de Koldo en su libro Un Nuevo Estilo de Relaciones, parece que nos estaban esperando:

«Sólo un cambio organizacional suficientemente radical soluciona males permanentes.»

¡Ojalá le dejaran a Koldo Saratxaga revolucionar la Universidad! Si quieres conocer algo de su «programa» para este nivel educativo, escucha los minutos de vídeo de su charla en la Escuela de Relaciones Laborales de la UPV-EHU. Los compartimos aquí hace pocos días, traídos del blog de Madalen Goiria. Entre otros cambios, Koldo afirma: «Las carreras estarían focalizadas a lo que es la vida y lo que es la sociedad. No estudiéis para trabajar, formaros para ser parte de la sociedad».

Decía Iñazio Irizar en su blog que había estado leyendo el artículo de Koldo para Deia con las personas de una pyme del metal y se habían fijado en que la referencia central de Koldo Saratxaga era el empleo, las personas.

En el liderazgo de Koldo Saratxaga, mediante lo que escribe o le oímos tenemos mucha materia prima para aplicar la propia iniciativa. Y así es nuestra aportación de hoy, para escribir aquí lo que se lee al llegar a la web de K2K emocionando, y que son unas palabras que hablan de ti igual que de nosotros: «detrás de toda actividad o reto siempre hay personas... y las personas son las que determinan el éxito o fracaso de los proyectos».








lunes, 22 de marzo de 2010

El Lamborghini de Irizar Ormaiztegi y «sí mercados, no productos»


Hace unos días, oíamos a Peio Alcelay —en su charla en la Feria Exporta 2005—contar cómo Irizar adoptó su línea estratégica «sí mercados, no productos» tras someterla a votación en una asamblea. Indicaba Peio Alcelay que entonces esto suponía ir contracorriente de lo que hacían todos los productores, que era diversificar el catálogo.

«Sí mercados, no productos» fue una decisión que tuvo poco de «no», de negativa, y mucho de «sí», de positividad, de abrir de par en par las puertas al futuro. Peio Alcelay narró también la intervención de Koldo Saratxaga al terminar esa asamblea para decirles a todos que la decisión tomada iba a influir en el futuro de muchos de los presentes, sus familias y sus proyectos futuros, como así fue, ante la incredulidad inicial de algunos.


En el vehículo que ves en esta página tienes otro dato del contexto en el que Irizar tomó esta importante decisión que, tal y como Koldo Saratxaga anunció, sería determinante en lo sucesivo para la cooperativa.

Este todoterreno es de la casa Lamborghini, el conocido fabricante de deportivos. Es el modelo LM 002. Su interior y su carrocería se fabricaban en Irizar Ormaiztegi, y el motor en la planta de Lamborghini en Sant’Agata Bolognese. Fue uno de los productos con los que Irizar hacía lo que se llama «diversificar» su producción. El interior es de madera y cuero, principalmente, y con todo el funcionamiento eléctrico posible aplicable: ventanas, puertas, etc.


El modelo LM 002 se fabricó de 1986 a 1993, con alrededor de 300 unidades, unos datos dicen que 301, otros que 328... El mercado principal fueron los hombres adinerados de los países árabes: Muammar Gadafi, Sadam Hussein, el sultán de Brunei, el emirato de Arabia Saudita, etc. El modelo blanco a la izquierda, con el remolque cubierto, lo puso en venta un estadounidense que a su vez lo compró al sultanato de Brunei. Es fácil que consigas más información sobre este modelo en la historia de Irizar, pues hay bastante disponible en Internet. Sólo hay que conocer el dato insólito de que Irizar fabricó un Lamborghini para tener el punto de partida en conocer más aspectos de esta aventura, ya que no es muy difundida.

Como no es posible estar cerca de Koldo Saratxaga y no tomar cariño a Irizar, nos interesamos por toda la historia de esta apasionante cooperativa, en todos los detalles que tenemos a nuestro alcance. Y éste es uno de ellos.

No sabemos cómo se las arreglaría Irizar para producir este modelo —si le dedicaban una línea propia de producción, si se ayudaban de subcontratación...—, pero debía ser uno de los productos de su gama que no le resultaran muy rentables, más bien deficitarios, como algunos mercados que también lo eran y que decidió abandonar, según comparte Koldo en ¿Sinfonía o jazz?

La lección que nos dejan Koldo Saratxaga e Irizar en este terreno es muy clara: tener motor y músculo propios es una forma de alejarse del déficit. Si estamos a depender del mercado, a atender cuantas peticiones nos hagan, aunque para ello tengamos que alejarnos de la actividad que nos distingue en el mismo, llegará un punto en el que no podremos abarcar las demandas que nos hagan, ni en cuestión de personas para ello, ni en recursos financieros, materiales, etc. Y probablemente llegaremos a ese punto tras un recorrido de ir perdiendo.

Esto sucederá tal vez porque hemos planteado las cosas mal desde el principio y hemos ido en busca de la cosecha inmediata en lugar de la buena siembra en una tierra en la que habrá que seguir sembrando por muchos años, tantos como exista la organización.

Teniendo en cuenta esta experiencia, encontrar el producto con el que vamos a prestar el servicio adecuado al mercado, con la calidad y al coste requeridos, y con el grado de innovación que nos permita una buena posición, es una parte importante del tiempo que dediquemos a pensar en el proyecto, dado que una de las consecuencias de esta decisión es apostar todos los esfuerzos y recursos en ese producto. En el caso de Irizar, las variaciones provienen de realizar los pedidos a la medida de cada cliente, de hacer un producto a la medida de lo solicitado, en lugar de diferentes productos.

Hemos pensado hoy en «sí mercados, no productos» y en su contraste con la polivalencia de las personas y los equipos multidisciplinares, que ayer se relacionaban con nuestro gaur egun. Contrastan a la vez que se complementan, en el sentido de que así se posibilita liberar toda la energía de la organización y conducirla hacia una meta, en lugar de amortiguarla dirigiéndola a varias. El resultado en el caso de Irizar está a la vista: una de las mejores firmas del planeta.

Como siempre, aquí te dejamos materia de reflexión. Esta vez con un Lamborghini, como trasfondo histórico de la imagen de los poderosos Irizar que vemos por nuestras carreteras, con matrículas de muy diversos países de todos los continentes.



Fotos del exterior del LM 002 arriba http://www.quattroruote.it/auto_novita/articolo.cfm?codice=154091

Fotos del interior http://www.diariomotor.com/2010/01/18/lamborghini-lm002-el-hummer-italiano-y-su-historia/lamborghini-lm002-high-res-12/

Modelo blanco cubierto http://www.passioneauto.it/annunci/lamborghini/lamborghini-lm002--brutale--47823.asp

LM 002 en el desierto http://www.historiasdelmotor.com/lamborghini/lm002/








domingo, 21 de marzo de 2010

«El poder de la organización es la suma del poder de las personas que allí trabajan»


La brújula que nos hemos fabricado inspirándonos en Koldo Saratxaga es una brújula de encontrar, no de buscar.

Sin buscar, hemos encontrado casi al mismo tiempo las dos referencias que compartimos hoy.

Una es el libro de Félix Losada, director de Marketing y Relaciones Institucionales de Deloitte, titulado: Protocolo inteligente. Estrategias para vivir en sociedad. Lo ha publicado en marzo de 2008 la editorial Random House Mondadori.

Sus páginas finales recogen una amplia bibliografía sobre los temas desarrollados en la obra y como parte de la misma nos encontramos el libro de Koldo Saratxaga: Un nuevo estilo de relaciones. Para el cambio organizacional pendiente.

En este libro, el protocolo no es lo que se llama un prontuario de «buenas maneras», sino sobre todo un servicio a la convivencia. Y entendemos que Félix Losada Vieira haya contado con Koldo Saratxaga nada más leer su prólogo.

En estas páginas iniciales, el autor comparte su propósito de escribir el libro considerando a la persona como unidad de la vida social, por un lado, y la complejidad que crea la diversidad de personas y circunstancias, por otro. Además, indica (seguimos en la pág. 17, en el Prólogo): «Este libro es una íntima reflexión y una propuesta; una visión de las armas que tenemos y las que necesitamos para enfrentarnos a lo que más nos ocupa en nuestras vidas: relacionarnos». Personas, diversidad y relaciones: para cultivar estos intereses, Félix Losada se ha ayudado del libro de Koldo Saratxaga. ¿Te parece, como a nosotros, que ha sido una decisión muy adecuada?

Casi al mismo tiempo que este libro, nos hemos encontrado con la participación de Koldo Saratxaga en el II Encuentro de Ciencia, Tecnología y Sociedad, organizado por la Sociedad de Lógica, Metodología y Filosofía de la Ciencia en España, SLMFCE, celebrado en Bilbao, del 19 al 21 de junio de 2000. El lema del encuentro era «La democratización de la ciencia y la tecnología».

También aquí surge la conexión con el Nuevo Estilo de Relaciones, pues la Memoria de Actividades de la OEI para Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación expone que este encuentro es una «plataforma para la reflexión sobre el diseño de un nuevo contrato social para la ciencia y la tecnología que haga posible la “democratización de la ciencia”. Dirigido a filósofos, sociólogos y, en general, a teóricos de la ciencia y la técnica, junto con científicos, tecnólogos, políticos y gestores del conocimiento científico-tecnológico de diversos ámbitos.»

Nos ha recordado un aspecto del que Koldo Saratxaga se ocupa en su libro Un nuevo estilo de relaciones para el cambio organizacional pendiente, en el capítulo 7: «Experiencia compartida», que es la situación de aquellas personas que en las organizaciones empresariales pretenden acumular conocimiento sin compartir, con la meta de hacerse imprescindibles. Esto supone negar conocimiento a otras personas, negárselo utilizando un lenguaje casi «críptico», es decir, plagado de tecnicismos o palabras de moda, o negárselo por oportunidades, o por hacer clasificaciones en compartimentos estancos entre las personas de la organización, o de otras diversas maneras. El conocimiento aumenta nuestra polivalencia a título individual y cuando nos integramos en un equipo, consigue que el equipo sea más multidisciplinar.

Nuestro titular hoy es una idea de Koldo Saratxaga en este capítulo 7 de su libro, una idea que destaca en negrita y párrafo aparte. Te invitamos a releer el capítulo completo, pues hoy tendrás más experiencia que hace un año o hace unos días y probablemente podrás obtener nuevos matices de la lectura.

Así que hoy nos hemos encontrado este ancho camino a las relaciones que han sido el libro de Félix Vieira y el Encuentro de Ciencia, Tecnología y Sociedad. Y también hemos comprobado la utilidad de mantener una perspectiva multidisciplinar para conseguir con mayor riqueza la meta de las relaciones, en este caso, a través de estas líneas que te hablan todos los días de K2K emocionando: Ainara, Jabi, Joana, Koldo, Óscar, Pablo y Peio.








sábado, 20 de marzo de 2010

«Hay personas como Koldo Saratxaga que escribió un libro digno de leer para los empresarios, os lo recomiendo. Un Nuevo Estilo de Relaciones»


Hoy ha empezado la primavera y como símbolo nos traemos a nuestra actualidad estas espigas que ves aquí.

No son unas espigas corrientes, aunque lo parecen. De entrada, ahí donde las vemos en la foto, están asomadas al planeta Tierra desde la Estación Espacial Internacional.

Además son las primeras que han crecido en el espacio, pues los intentos anteriores sólo habían producido unas semillas hiperdesarrolladas. Las plantó y cuidó el astronauta ruso Maksim Suraev, que realizaba su primera estancia en el espacio, de casi cinco meses. El destino de esta gavilla fue ser cortada, envasada, refrigerada y entregada a la NASA para su estudio.

Parte de la actividad de Maksim Suraev en la estación espacial ha sido escribir un blog, del que hemos tomado la foto y la información. Nos hemos fijado en él como homenaje a Koldo Saratxaga, a su propuesta de acercarnos a la naturaleza, pensando en que hoy muchas personas vivimos en ciudades y también habremos de apreciar plantas y animales en estos modestos límites de una maceta.

En el planeta Tierra seguimos el camino al futuro y como el sábado es un día de propuestas de ocio, en esta página también hacemos las nuestras, que en parte coinciden con las propuestas laborables: disfrutar de lo que hacemos.

O, visto de otra forma: hacer las cosas de una forma que nos permita disfrutar. Aquí sí ya enlazamos con un Nuevo Estilo de Relaciones y con las propuestas para este día que hemos querido tomar de otras personas.

Alberto Elizalde propone hoy escuchar la entrevista de Koldo Saratxaga en Punto Radio Bilbao:

«Pensé que podía ser una buena idea compartir este archivo, por si a alguien le parece interesante. Es la grabación de una entrevista que hicieron a Koldo Saratxaga en Punto Radio y que fue emitida el pasado martes 16 en el programa “Protagonistas Bizkaia”.»

Y Magdalena Montero anima a leer el libro Un nuevo estilo de relaciones para el cambio organizacional pendiente:

«Hay personas como Koldo Saratxaga que escribió un libro digno de leer para los empresarios, os lo recomiendo. Un nuevo estilo de Relaciones. (Para el cambio organizacional pendiente). Es un libro como dice Jon Agirre para todas aquellas personas que quieren adaptarse a los nuevos tiempos. ¡Genial! sencillamente.»

Ésta es nuestra forma de celebrar aquí la llegada de la primavera, ponernos en el camino del futuro, empezar de nuevo, ser protagonistas de nuestro viaje, con estas ideas y sentimientos de Koldo Saratxaga que aportan energía a tantas personas.

En la entrevista en Punto Radio, Koldo Saratxaga insistía en que las personas somos lo mejor de la creación. Creemos que también conseguirá que muchas otras personas y en puestos de responsabilidad lleguen a apreciarlo.

Su Nuevo Estilo de Relaciones, NER, que Koldo y todos en K2K emocionando comparten con generosidad y tanta comunicación, es una forma de establecer relaciones con las personas y comprobar la realidad de lo que reitera Koldo con tanto convencimiento: las personas son lo mejor de la creación, lo mejor de nuestro universo.

Hasta mañana y te deseamos buen comienzo de primavera.









viernes, 19 de marzo de 2010

Una sonrisa y una brújula


Gracias a un enlace que ayer funcionó por fin, después de intentar estos días conectarnos a él, hemos logrado esta foto realizada por Pablo Viñas en Deia, para la entrevista de Unai Larrea: «Enfadados con el mundo (este mundo)» (puedes verla en este PDF de la edición impresa del diario).

Ya que hoy empiezan tres días de descanso para muchas personas, nos ha parecido buena idea poner esta foto para decirte al mismo tiempo que deseamos que disfrutes de tu tiempo libre y que puedas mostrar una buena sonrisa como la que tiene Koldo Saratxaga en estas fotos.

Y si eres de las personas que tienen que trabajar estos días, igualmente te deseamos que luzcas una sonrisa así de sincera, tranquila y contagiosa.

Pensando en lo que nos hace sonreír, nos dábamos cuenta del entusiasmo que nos produce el Nuevo Estilo de Relaciones, casi como si lo acabáramos de conocer —aunque está lejos de ser así—. Nos sale muchas veces la comparación con la cultura jerárquica, en la que casi todas las personas, por no decir todas, hemos crecido.

Como los emigrantes que llegan a un nuevo país y se pasan una buena temporada haciendo comparaciones entre su nuevo lugar y el que dejaron atrás.

Tener un Nuevo Estilo de Relaciones mientras alrededor tenemos organizaciones con una cultura jerárquica convencional es como estar llegando todos los días a este nuevo país.

Es una gran suerte poder participar de la unión en un proyecto basado en las personas. Las personas unidas es muy difícil que fracasen, repite Koldo Saratxaga. Hemos pensado en que esto significa una nueva perspectiva sobre la solidaridad.

En Punto Radio esta misma semana, insiste Koldo en que están fuera de lugar las peleas convencionales de sindicatos, patronal, propiedad... Si todos estamos en un proyecto común, lo interesante es buscar lo que nos une porque lo que nos separa es restar energía para lograr metas. Siguiendo con la comparación de la emigración esto nos ha sugerido que es como cuando llegamos a un nuevo lugar y nos dicen que para orientarnos busquemos con la vista tal lugar o preguntemos tal calle. Aunque un día nos perdamos, seguimos avanzando al futuro. Si no hacemos nuestra aportación personal-personal, hacemos la aportación personal-común, que va en la misma dirección beneficiosa para todas y cada una de las personas comprometidas con un proyecto común.

Las conclusiones en esta línea nos dicen que cuando alguien piensa, dice y pelea por su pequeño interés, sin tener en cuenta el resto, está haciendo el insensato, pues tira piedras contra su propio tejado. Y al contrario, cuando alguien cede, no es el tonto de la cuadrilla, sino el listo que sabe que si todos ganan, gana él también.

Esto es solidaridad también, posponer lo particular para ganar todos, incluido quien en un momento dado cede.

Y ya que hablamos de emigrantes, ayer leíamos en Deia una iniciativa imaginativa de la Euskal Etxea de la ciudad de San Nicolás de los Arroyos, en la provincia de Buenos Aires: piden baldosas de los pueblos y ciudades vascas para formar con todas ellas un collage en uno de los patios de la Euskal Etxea, y así poder pisar donde pisaron los aitites. Nos ha gustado este cariño a los orígenes y el ejemplo de hacer de este material inerte que son las baldosas un material emocional.








jueves, 18 de marzo de 2010

«Es interesante leer a Koldo Saratxaga»


Ayer tuvimos oportunidad de conocer a tres familias en las que la mujer es la única que conserva su empleo. Dos de estas familias están formadas por parejas jóvenes e hijos pequeños, en edad de que las mujeres disfrutaran de la reducción de jornada por maternidad. En los dos casos, ha sido posible para las mujeres acabar con la jornada reducida e incorporarse a la jornada completa cuando los hombres han perdido su empleo.

Este contexto es el nuestro, además del que leemos en la prensa: las grandes cifras, la política, etc. Es la realidad diaria, en la que hay personas: caras, ojos...

Leemos hoy en El Correo, en la sección de Local de la edición de Bizkaia, una noticia de Guillermo Elejabeitia: «Bilbao se convierte por un día en la capital mundial de las mujeres discapacitadas». Nos habla de que durante este día se celebra en el Palacio Euskalduna el VII Foro Mujer y Discapacidad, con el lema «Género, discapacidad y cooperación». El peso de organización de la cita lo lleva FEKOOR, la Federación Coordinadora de Personas con Discapacidad Física de Bizkaia, «una organización sin ánimo de lucro que representa actualmente a las 19 principales asociaciones de personas con discapacidad física y/u orgánica de Bizkaia y que trabaja para avanzar en la consecución de igualdad de oportunidades».

Hoy mismo también, Deia, en los Ecos de Sociedad de Jon Mujika, con el artículo «Las damas que dan jaque a los reyes», y El País, en el reportaje realizado por Sonsoles Zubeldia «Marchar por la buena dirección» para su edición del País Vasco, nos hablan de que ayer la Asociación de Empresarias y Directivas, AED, de Bizkaia, entregó sus premios empresariales anuales, la cuarta edición.


Oíamos a Koldo Saratxaga en su entrevista en Protagonistas Bizkaia su satisfacción por haber unido a personas de derechas y de izquierdas. En ¿Sinfonía o jazz? leemos también que en Irizar no se preguntaba a nadie para entrar de qué partido era, ni tampoco de qué religión, etc. (no hemos localizado ahora la página para indicarla).

Hoy hemos vuelto a acordarnos de esto, a propósito del buen rato que pasamos todos los días leyendo toda la prensa posible, de toda tendencia, para hacer esta página. Nos vamos familiarizando con nombres de personas, con sus temas, estilos... Una riqueza que tenemos la suerte de poder disfrutar. Es la diversidad natural de la que hablaba también Koldo en Protagonistas Bizkaia, animándonos a servirnos de ella y a integrarla en un proyecto común.

¿No hay muchos modelos empresariales así, verdad? Lo más corriente es ver la paradoja de que se prefiere a las personas divididas, sin posibilidad de hacer «causa común», y uniformadas en pensamiento, en modus operandi, etc., estandarizadas. Algo que no se parece a esa situación que habrás experimentado en la convivencia y la cercanía y que consiste en que «se nos pegan», mimetizamos, hasta formas de hablar y actuar de las personas.

En resumen: otra cosa más que podemos agradecer a Koldo y al modelo un Nuevo Estilo de Relaciones: no existen los límites, prejuicios o censuras para leer. Al contrario, Koldo Saratxaga anima a menudo a la lectura, lo hace en su libro Un nuevo estilo de relaciones, por ejemplo: «Antes, no hace mucho, se decía: ¿estudias o trabajas? Ahora se dice: ¿estudias o lees? Antes estudiaban pocos, ahora leen pocos».

Hace un tiempo, un profesor jubilado de una universidad del Levante español nos contó la anécdota de que durante la posguerra y muchos años después hubo en la biblioteca de la universidad un lugar que llamaban «el infiernillo», en el que guardaban todos los libros prohibidos. Incluía clásicos de la Edad de Oro del castellano como La Celestina, por ejemplo, y por supuesto toda la producción ensayística, científica, literaria, etc. que no se avenía con la ideología del régimen. Por lo tanto, seres adultos, como son los que cursan estudios en la universidad, tenían tuteladas sus lecturas.

Actualmente no existen estos impedimentos físicos, pero no es raro ver a personas que practican el poner etiquetas a otras personas por determinadas lecturas, o que se impone en algunos grupos leer algo y no leer otra cosa, etc.

Así que tenemos otro motivo de agradecimiento a Koldo Saratxaga por compartir su amor a la diversidad: su invitación a leer, pero invitación con énfasis.

Ahora que estamos esperando el nuevo libro de Koldo Saratxaga y Jabi Salcedo, El éxito fue la confianza, estamos recordando los incontables lectores de sus libros, incontables opiniones, tanto de ¿Sinfonía o jazz? como de Un nuevo estilo de relaciones.

Nos hemos dado una vuelta por Amazon y eBay y allí algunos libreros on-line venden los dos libros; también en portales de compras de determinados países, como en buscalibros, de Chile. Algún particular de vez en cuando anuncia un ejemplar en eBay. El último anuncio que hemos visto de ¿Sinfonía o jazz? en este portal ha durado diez días, o sea, nada. Y el libro es de 2004, una fecha que para los editores y distribuidores resulta remota, por el ritmo de novedades que se imponen. Se sigue leyendo a Koldo Saratxaga, hay interés en conocer sus ideas, además de opinar sobre la portada, los capítulos, etc., pues opiniones hay de todo y sobre todo.

Hace poco se nos ha cruzado de nuevo en estos trayectos que hacemos detrás de Koldo el comentario del consultor Raúl Hernández González: «Quizás suene mesiánico, pero es interesante leer a Koldo Saratxaga». Sin otras referencias de contexto, la frase no nos deja claro si Koldo suena mesiánico o si Raúl piensa que él mismo suena mesiánico. Sea como sea, compartimos la idea de que leer a Koldo Saratxaga puede cambiar la vida de personas y organizaciones, cambiarla para mucho mejor.