miércoles, 30 de mayo de 2012

Transparencia, confianza y generosidad • Gardentasuna, konfiantza eta eskuzabaltasuna


Al principio de la crisis se hablaba del fracaso de las escuelas de negocios como entidades formadoras de directivos. Un fracaso manifiesto en el hecho de que ninguna ingeniería financiera había podido nada contra la debacle también financiera que ha ido haciendo caer muchas fichas de esta partida de dominó que era un estilo de vida sobredimensionado, es decir, falso. ¡Que nos quiten lo vivido!, dirán algunos, mirando a ese pasado de latón con baño de oro hoy descascarillado.

En el Nuevo Estilo de Relaciones, como nuestra perspectiva es de futuro, fue la ocasión para compartir inquietudes y propuestas, además de críticas: «Por otro modelo educativo».

Y es que la vida no son matemáticas… podemos decir como balance compartido de una experiencia común y corriente.

¿Es Koldo Saratxaga un visionario cuando nos hace pensar en clave de Sentimientos, pensamientos y realidades, situando en primer lugar los sentimientos? Los sentimientos no conocen fronteras de clase social, ni de conocimientos, ni de prácticamente nada. Unen a las personas y la fuerza de personas unidas puede lograr lo que a título individual es sencillamente un sueño o una utopía.

En la sociedad existen prejuicios económicos y de educación que separan a las personas, en la empresa existen los estamentos que crea la jerarquía, formada arbitrariamente, etc. Si los medios económicos, educativos, organizativos estuvieran en las mejores manos y sirvieran para que quienes los poseen fueran los mejores, nuestro mundo no daría tantos titulares poco agradables a los periódicos cada día.

¿No te parece que este momento puede ser propicio para experimentar en avanzar juntos y cambiar nuestro entorno juntos, antes de confiar en encontrar a la persona mejor formada, más preparada, con mayor capital, etc.?

Es hora de confiar en que las personas son lo más importante.









lunes, 28 de mayo de 2012

«Cambiar es difícil; seguir igual es suicida» (Continua sensación de siembra · Etengabe ereiten jarduteko sentsazioa)


Hoy tenemos un tema de mucha esperanza y libertad en nuestra página. Como dicen los amigos del Gaur egun/Actualidad de K2K emocionando en Facebook, hacen mucha falta la esperanza y la ilusión que Koldo transmite. Por ejemplo, a través de entrevistas como la que le hizo Javier Vizcaíno recientemente, sin olvidarnos de mencionar el reportaje fotográfico que la acompaña, realizado por Pablo Viñas, quien encuentra la manera de sorprender con nuevas imágenes. Le debe ayudar que lleva mucho tiempo fotografiando a Koldo, por lo que este reportaje sirve también para iluminarnos la diferencia entre experiencia y repetición.

Sentir que podemos sembrar nos da esperanza y libertad, nos permite sentir que parte del destino está en nuestras manos y podemos hacer algo diferente de aquello que impone el entorno.

Aunque la crisis que amenaza la esperanza se ha llevado muchas cosas, continúan existiendo las capacidades y los conocimientos que poseíamos. ¿Son suficientes o adecuados para hacer frente a la situación? La respuesta sería «no» si tenemos en cuenta que, debido a que disponemos de la capacidad de siembra, lo que estamos cosechando es el fruto de las semillas plantadas por nosotros.

Así pues, el primer logro que nos permite esta crisis puede ser el de sentir la certeza de esta idea que enfatiza K2K emocionando:

CAMBIAR ES DIFÍCIL; SEGUIR IGUAL ES SUICIDA

¿Hay mejor manera de empezar a cambiar que cultivando relaciones con las personas, compartiendo las capacidades y los conocimientos que teníamos y que quizá pensábamos usar para escalar en la pirámide jerárquica? ¿Y hay mejor entorno para compartir que un proyecto común donde sabemos adónde vamos y cómo vamos? Estas son las semillas que deseamos compartir contigo hoy.









viernes, 25 de mayo de 2012

«Creo que hoy día somos más trabajadores que audaces» (Perspectiva de futuro · Etorkizuneko perspektiba)



Egun on, amigos de esta página, muy buenos días y os deseamos muy buen viernes, último del mes de mayo. Hoy nos encuentras contemplando el horizonte del porvenir, y como todos los días lo hacemos con el Nuevo Estilo de Relaciones, habrá que especificar que hoy queremos disfrutar de la sensación y sentir que nuestra vista se encuentra puesta en el futuro. Perspectiva de futuro, Etorkizuneko perspektiba, es el elemento 9 del NER, HEB.

Por si esto fuera poco, lo interesante además es que miramos hacia el futuro juntos, no solos ni aislados, y esto hace que las oportunidades y las posibilidades sean de lo más amplio y diverso.

También sabrás ya si nos has visitado más veces, que no nos dedicamos a esperar el futuro como el maná que vendrá caído del cielo, sino que hacemos algo muy diferente, y siempre juntos, hay que destacarlo de nuevo:

«Se deben tomar decisiones entre todos para compartir el futuro y caminar juntos en la misma dirección.»

Decidimos cuál va a ser nuestro futuro y tratamos de conseguirlo, con actividad, trabajo, esfuerzo, metas cumplidas día a día, aunque esto solo no es suficiente, es una parte necesaria. Porque cuando vemos un horizonte de avanzar, evolucionar, progresar, como es el que nos ofrece el futuro, sentimos ilusión, optimismo, esperanza, etc., es una experiencia común, pero también podemos sentir el temor corriente ante lo desconocido. Así entendemos bien a Koldo cuando reflexiona sobre la falta de audacia y de capacidad para afrontar riesgos, a la vez que motiva a superarla:

«Creo que hoy día somos más trabajadores que audaces. Cogería a los de entre 20 y 50 años —y conozco a miles de personas— y no diría que una de las cualidades es la audacia, el riesgo...

»Los humanos somos los más inteligentes, los más capaces, los más creativos de este universo. Cuando tú hablas uno por uno, o cuando tratas los temas en pequeños círculos, en el fondo todo el mundo está de acuerdo. Por eso vuelvo otra vez al tema del liderazgo. Hace falta que salgan esas personas capaces de dar ese salto cualitativo y cuantitativo que hay que dar para que se vea que el mundo puede cambiar. Estamos necesitados de ver algo que pueda cambiar el mundo.»

La audacia y la capacidad de riesgo forman parte de la perspectiva de futuro que nos propone el NER. Si no la tenemos, podemos intentar adquirirla cultivándola. Y si quieres inspirarte en los Sentimientos, pensamientos y realidades de Koldo, en su libro encuentras reflejado este amor al riesgo.











miércoles, 23 de mayo de 2012

«Nuestra idea no es llegar al concepto de grupo empresarial ni económico como tal. Una iniciativa empresarial basada en las personas no puede fallar» (Conceptos económicos compartidos · Kontzeptu ekonomiko partekatuak)


Hoy para nuestro tema hemos decidido mirar hacia los conceptos económicos que un Nuevo Estilo de Relaciones, Harreman Estilo Berri Bat, ha compartido más intensamente de puertas afuera, con la sociedad. En realidad, no es que hayamos decidido este enfoque porque se nos ha ocurrido, sino porque la realidad de ner group nos lo ha brindado. Al explorar este tema, podemos ver que ner group y las organizaciones que lo componen están aportando una corriente renovada dentro del mundo empresarial, consiguiendo el cambio de organizaciones empresariales a proyectos basados en las personas, abiertos a la sociedad.

Yendo por este camino, encontramos recientemente el proyecto Lur Denok, el primero conjunto de todas las organizaciones del NER. Su actividad se apoya en gran medida sobre los conceptos económicos de «microcrédito» y «banca ética». No son conceptos económicos inventados por ner group, evidentemente, pero sí hay aquí una novedad y es que no hace falta dejar de ser una organización del mundo netamente empresarial para desarrollar una actividad económica con estos planteamientos. ¿Qué te parece a ti? Concretando, leemos lo siguiente en la web de Lur Denok:

Concepto microcrédito: microaportaciones (300 € / 1 participación) con el fin de que sean muchas las personas que participan con unos objetivos que comparten, procurando la participación tanto en la actividad como en el consumo.

Concepto de Banca ética: trata de saber el ahorro o la aportación [tierras, ideas, etc.] en qué, para qué y dónde están.

En la nueva realidad de las organizaciones empresariales que cambian y transforman el desarrollo de su actividad con el Nuevo Estilo de Relaciones hay un concepto relacionado con lo económico que permanece en primera plana de la actualidad, y probablemente de la sorpresa de muchos empresarios: en el NER no sobra ninguna persona. Lo vemos expresado en la presentación de gbe-ner que hace Koldo:

«Nuestra idea no es llegar al concepto de grupo empresarial ni económico como tal. Hacer más de lo mismo va a dar lo mismo. No tenemos que caer en los errores de otros. No digo que haya uno, dos o varios miembros que compartan recursos y sinergias. […]

»Una iniciativa empresarial basada en las personas no puede fallar. Algunas de nuestras compañías trabajan incluso al 40% de su capacidad pero no por ello han recurrido a ERE o reducido plantilla. Nuestro concepto empresarial no pasa por ahí. Nadie se ha ido a casa. Eso da sensación de fortaleza, de músculo, orgullo de resistencia e ilusión.»

Todas las personas sirven, con su conocimiento y su experiencia, cuando lo importante no es el jefe, porque ya no está en la organización, sino el cliente y el futuro, en definitiva. Aquí tenemos la faceta iconoclasta del NER, que prescinde del concepto de «jefe» o «jerarquía». Es decir, para que funcione lo económico en este caso hay que dejar atrás algunos conceptos:

«Sigue existiendo el concepto de “jefe” y las personas siguen viendo al jefe como el importante y no el cliente, el mercado, el futuro, la innovación...»

Y si después de pensar en todo esto hay alguna organización que piensa que su trayectoria en la cultura jerárquica ha sido tiempo perdido, deseamos transmitirle ánimo positivo con este otro no-concepto que le tomamos a Koldo Saratxaga para terminar la página hoy:

«Soy muy optimista, no tengo concepto de la derrota. Siempre estoy aprendiendo.»









lunes, 21 de mayo de 2012

«¿Por qué no somos capaces de innovar aportando un poco de libertad y confianza?» (Innovación permanente · Etengabeko berrikuntza)


Empezamos la semana con el despertador que es la innovación. Y la realidad de un Nuevo Estilo de Relaciones, Harreman Estilo Berri Bat, es innovación neta. Tanto que alguna vez leemos las propuestas del NER y entendemos las palabras, pero nos cuesta comprender el significado que construyen al relacionarse. Lo comentábamos en Twitter hace unos días compartiendo el artículo de Koldo Para qué son los impuestos. Está escrito a propósito de la aportación de ner group a la Ponencia sobre la reforma del Impuesto sobre Sociedades y leyéndolo, nos costaba entender de buenas a primeras que la Administración Pública podía ser una organización con misión y visión en su realidad, no solo en su imagen de cara al público.

Debe haber muchos jóvenes y mayores que nos comprendan en esta tardanza en llegar al mensaje del NER, sobre todo aquellos cuya aspiración es la de convertirse en funcionarios, pues la imagen que solemos tener de la Administración en el terreno laboral es la de un contrato inextinguible, más que fijo o indefinido… En esta línea, ¿qué opinarías de una realidad laboral donde dispones de un contrato inextinguible que te permita proyectar tu futuro personal y familiar, a la vez que la organización cuenta y necesita de tu libertad para que puedas innovar aportando la realización de tus capacidades?... Se logran así innovaciones radicales, como son una Administración NER y una organización empresarial NER, las dos con una misión, visión, relaciones de largo plazo entre las personas y libertad individual dentro del proyecto común para aportar innovando.

En definitiva, hoy teníamos que tratar de innovación permanente como componente del NER, un estilo que es sinónimo de innovación, y de repente el tema ha pasado a resultarnos especialmente difícil. Sin embargo, nada más abrir el libro El éxito fue la confianza hemos encontrado claves para compartir. Con el NER son todas las personas quienes innovan, tal como facilita este estilo: con el motor de la libertad y en un entorno de confianza. Nos lo dicen Koldo y Jabi en este buen libro. Vamos a leer estos párrafos que nos dicen cómo hacemos realidad en el NER la confianza; nos dicen que no hay fichaje ni control de notas de gastos de dietas:

«Debemos preguntarnos, por un lado, por qué las empresas tradicionales ponen tanto esfuerzo en controlar que las personas están presentes en sus puestos de trabajo y, sin embargo, parece que no importa tanto lo que aportan durante su presencia; y por otro lado, por qué a personas adultas y responsables no se les trata como tales y se les imponen sistemas de control más propios de quienes parece demuestran todo lo contrario. Por qué no somos capaces de innovar aportando un poco de libertad y confianza. Por qué dejamos muchas responsabilidades a muchas personas durante la jornada y no nos atrevemos a confiar en que sí cumplirán su horario. Es todo caso, por qué tratamos a todos por igual si lo justificamos en nombre de unos pocos irresponsables.

»La realidad es que, una vez suprimido el control de presencia, el tradicional “fichaje”, no se produce ningún desmadre, ninguna anarquía, ningún descontrol generalizado, sino que las personas asumen su responsabilidad y captan perfectamente el mensaje: lo importante no es su presencia sin más, sino su aportación al cien por ciento al proyecto, y empiezan a actuar en consecuencia.

»A modo de ejemplo, otra práctica habitual de control que solemos suprimir en todas las organizaciones es el de la firma de las notas de gastos (dietas, kilometrajes, comidas, etc.), tarea que se suele asignar a los “jefes” y en la que muchas veces se dedican un tiempo y un esfuerzo que sin duda serían dignos de mejores empeños.

»Tradicionalmente, se monta todo un sistema para evitar que un reducidísimo número de personas pueda “robar” a la empresa pasando gastos inadecuados. Para ello, se criminaliza al conjunto de la organización, en el supuesto de que su intención siempre será la de defraudar a la empresa, en lugar de confiar en la gran mayoría y tomar medidas contundentes cuando se detecte algún problema puntual y concreto.

»Al igual que sucede con el control de fichar, la supresión del control de firma de los gastos no ha supuesto en la práctica ningún problema de ningún tipo y lo que sí ha logrado esta medida es responsabilizar a cada cual de lo que hace en esta materia. Sólo son algunos ejemplos visibles y prácticos de clara confianza en todas las personas. ¿O acaso está demostrado que a más responsabilidad más honradez?»









viernes, 18 de mayo de 2012

«Los recursos se agotan; las personas, no» (Experiencia compartida · Esperientzia partekatua)


En un Nuevo Estilo de Relaciones, Harreman Estilo Berri Bat, las personas son lo primero, forman parte de lo importante. Además, se pretende que se sientan importantes, mejor dicho, que sientan que importan en el proyecto y que no es indiferente si se implican en él o si no lo hacen. Lo afirma Koldo tan claro como puedes leer a continuación:

«Cuanta más experiencia compartida tengan, más crearán. Los recursos se agotan; las personas, no. Si se cuenta con ellas, se sienten importantes y se implican en el trabajo.»

El NER logra contar con lo que todas las personas puedan aportar, como fruto de su experiencia y sus capacidades; es un estilo de dar libertad y oportunidades para conseguirlo. Y además con una perspectiva común, de compartir entre todos, lo que se traduce en beneficio para todos. Podemos verlo referido a la experiencia de Irizar en las siguientes ideas que podrían tomar como propias también las pymes, incluso las más pequeñas:

«Irizar persigue el que se compartan experiencias en equipos multidisciplinares que generen innovación y creatividad y que a su vez aporte nuevos conocimientos.

“Se sienten personas consideradas y no obreros que realizan una tarea. Participan de un modelo que ellos mismos han creado, además de sentir que generan empleo y riqueza en nuestro país y en los lugares donde estamos. También sienten que participan en la creación de su futuro que pueden proyectar junto a su propia familia, lo que les permite tomar decisiones importantes en la misma, sin depender de las decisiones de unos pocos que ostentan el poder y limitan la información”, afirma el líder del proyecto.»

Este planteamiento es otro cambio radical respecto a la práctica empresarial habitual. Así vamos avanzando más pasos en la dirección del cambio y de la relación a largo plazo que surgió en la página anterior, a propósito de los proveedores y los clientes. Queremos sumar personas que puedan apoyarse en el NER para lo que de verdad cada uno deseamos, y es ver cumplidos con éxito los proyectos, propósitos, metas, retos... del día y del largo plazo. Por nuestra parte, solo nos queda desear que estos proyectos sean de compartir y de comprobar con la experiencia propia que otras personas cuentan con nosotros, porque somos capaces de relacionarnos con la generosidad de aportar y permitir que otros aporten.









miércoles, 16 de mayo de 2012

«En el Nuevo Estilo de Relaciones, lo que buscamos es que los proveedores se conviertan en nuestros aliados y, a la vez, nosotros seamos un buen aliado suyo» (Clientes y proveedores integrados · Bezero eta hornitzaile integratuak)


Egun on, amig=s, mientras preparamos imágenes y página sobre la presentación ayer de los dos nuevos libros editados por K2K emocionando, continuamos centrados en la vida del día a día, que también nos aporta experiencias fructíferas y como tales, satisfactorias.

Para cosechar frutos y satisfacciones, sabemos que hay que sembrar primero y cuidar a continuación la siembra; o más que cuidar, mimar, como a menudo dice Koldo, lo que nos da una idea de que estamos unidos al trabajo no solamente por el esfuerzo, sino también por la realización personal, en todos los sentidos, pues el mimo solo podemos aportarlo las personas.

Esto nos sirve para el tema de hoy, que es el componente 5 de un Nuevo Estilo de Relaciones, Harreman Estilo Berri Bat: clientes y proveedores integrados. ¿Qué puede decir hoy el NER sobre este tema a las organizaciones y especialmente a las que son pymes? Te va a sorprender, es algo muy sencillo, de sentido común: en este estilo de relaciones queremos contar con buenos proveedores. Y son buenos los que nos ayudan a sacar adelante el proyecto, en las buenas y en las malas circunstancias. Esto te sorprenderá, porque no es lo que se practica normalmente. Vamos a leerlo explicado por Jabi Salcedo, porque en estas pocas líneas refleja tanto el NER con los proveedores como la situación imperante que queremos cambiar mediante nuestro estilo:

«En el Nuevo Estilo de Relaciones, lo que buscamos es que los proveedores se conviertan en nuestros aliados y, a la vez, nosotros seamos un buen aliado suyo. En definitiva, se trata de integrar a nuestros proveedores en la gestión y convertirlos en la solución a nuestros problemas, no en parte de los problemas, como suele ser habitual. En una palabra, necesitamos proveedores integrados, compañeros de viaje.

»Se trata de un cambio cultural complejo, pues está muy interiorizado en la “gente de compras” que lo que se espera de ellos es que se peleen al máximo con los proveedores y les arranquen concesiones en precio, plazo o calidades dentro de una relación de constante lucha de intereses que no suele llevar a nada bueno.»

Quizá también pudiéramos aplicar esto a la relación con los clientes. ¿No te parece que en numerosas ocasiones, o por lo general, se ve en ellos simplemente cosecha? También hay muchos empresarios y empresarias, al igual que personas trabajando cerca del cliente, que consideran en primer plano la relación con el cliente, no la cosecha. ¿Sabemos pasar de las ideas a la práctica? Es la práctica, la realidad, lo que facilita el NER, que es una filosofía que consigue sacar lo mejor de las personas para que se traduzca en realidades positivas de cambio, relaciones y proyectos realizados.

¡Hasta el viernes! Te deseamos muy buen día.









lunes, 14 de mayo de 2012

«Si realmente entendemos que el mayor valor de las personas está en su capacidad creativa, comprenderemos que todo lo que evita que la misma fluya es un grave error» (Ofrecer oportunidades, no control, cometer errores • Abaguneak eskaintzea, kontrolik eza, hutsegiteak egitea)


Egun on, amigos de esta página, y gracias por acompañarnos en el lunes de una semana especial en K2K emocionando.

Es una semana especial porque mañana celebramos que dos nuevos libros editados por K2K empiezan a andar entre sus futuros lectores; ¡ojalá te encuentres entre ellos!

El acto de presentación será en Bilbao, en la sede del Colegio de Abogados, a las 6 de la tarde, como dice el cartel. Aún estás a tiempo de confirmar tu asistencia para que podamos llevarte el libro de regalo. O regalo añadido, si pensamos que ya es todo un regalo el asistir a un programa con este «cartel»: Xabier Lapitz, Jonan Fernandez, Atzio Orexa, Nagore Ordorika y Koldo Saratxaga, personas que pueden decir mucho de personas y de cambiar, dos realidades apasionantes.

Pero vamos a nuestro tema de hoy, que es el componente 4 de un Nuevo Estilo de Relaciones, Harreman Estilo Berri Bat: ofrecer oportunidades, no control, cometer errores.

Con esta premisa, nos hemos dedicado a buscar un error, y lo más grande posible, desde la perspectiva del NER. Lo hemos encontrado aquí:

«Si realmente entendemos que el mayor valor de las personas está en su capacidad creativa, comprenderemos que todo lo que evita que la misma fluya es un grave error.»

Es una descripción de uno de los planteamientos y actuaciones jerárquicos que el NER propone cambiar y para empezar con el cambio, como ahí dice Koldo, hay que entender la capacidad creativa de las personas y valorarla como lo primero en nuestras relaciones organizacionales. Para lograr el propósito, podemos sumar esta otra idea:

«Todas las personas la tenemos. Unas más que otras. Es algo innato. Es un error impedir que las personas tengan sus espacios de libertad para sacar todo lo que tienen.»

¡Otra vez viene a nuestra página la libertad! Las semillas del Nuevo Estilo de Relaciones han ido dejando en esta página durante mayo y para el mundo organizacional: unión, un horizonte más allá de la economía y libertad. La libertad apareció hace dos páginas y empezó por lo que siempre decimos, la libertad de los demás, para que sean como son, diversos y diferentes a nosotros, y que nos olvidemos de pretender que las reglas del juego coincidan con lo que queremos y somos. A cambio, proponemos consenso de la diversidad, para empezar.

Gracias a la libertad, encontramos más conocimiento para evitar el error de no valorar la capacidad creativa de las personas:

«La mayoría de los empresarios y los ejecutivos no han superado el estar cómodos sin controlar y sin saber de antemano lo que hay que hacer y lo que se está haciendo. Están en el mundo de lo urgente: controlar, producir, mano de obra, low cost... y no han llegado a visualizar lo importante. Lo triste es que algunos no van a tener posibilidad de darse cuenta, tras la situación actual.»

Y más ideas para cerrar nuestra página. Además de libertad, se refieren directamente a la crisis actual, que se ha convertido en una circunstancia decisiva para la vida de muchas personas y familias. Entre estas personas hay quienes se han sumado al 15-M, un movimiento donde muchas pancartas llevan la palabra «personas»:

«Hay que ser generosos, y cuidar y mimar a las personas. Hay que dar libertades, esas cosas, en fin, que no se hacen. No vale decir: “Ahora, como tengo crisis, voy a crear equipos”. ¿Tú vas a crear equipos, confianza? ¿Tú, que cuando vienen cuatro días malos lo primero que has hecho es empezar a echar gente a la calle? Antes de eso hay que hacer piña y músculo. Lo fundamental es la visión de futuro.»

¿A qué esperamos para cambiar y hacerlo realidad? Aurrera!









viernes, 11 de mayo de 2012

«Es fundamental dejar libertad a las personas. Sin libertad no te puedes ilusionar, ni crear... Cuando no eres libre no tienes nada que hacer» (Comunicación, libertad y responsabilidad • Komunikazioa, askatasuna eta ardura)


«En el modelo imperante, el piramidal, las personas no son libres.»

Así afirma Koldo y al leerlo, más de una persona pensará de forma espontánea que es evidente. Tan evidente y obvio como las preguntas que pueden surgir a continuación, por el mismo camino de la espontaneidad: ¿igual que lo pensamos somos capaces de afirmarlo, tal como hace Koldo Saratxaga? El conocimiento popular afirma que «defecto reconocido, defecto medio vencido» y en ocasiones es necesario cierto valor para reconocer una realidad, especialmente cuando nos afecta directamente. ¿Es porque «reconocer», con dimensión pública, tiene la fuerza de un compromiso?, ¿supone un conocimiento mayor, «re-conocer», y preferimos vivir en la ignorancia?

Dejamos aquí las preguntas, para que sirvan como sencilla introducción a nuestro tema hoy, que es el componente 3 del Nuevo Estilo de Relaciones: comunicación, libertad y responsabilidad. Y en cuanto a las posibles respuestas, nos orientamos a la que puede aportarnos el NER, por el motivo que ya conoces: esta página se dedica lunes, miércoles y viernes, por deseo de todo el equipo K2K emocionando, a compartir un Nuevo Estilo de Relaciones, Harreman Estilo Berri Bat.

¿Para qué queremos y nos sirven comunicación, libertad y responsabilidad en el NER? Mira qué respuesta, tan breve y sencilla como capaz de inspirar las mejores energías:

«Es fundamental dejar libertad a las personas. Sin libertad no te puedes ilusionar, ni crear... Cuando no eres libre no tienes nada que hacer.

Hay dos palabras clave: personas y proyecto. Personas que se ilusionan con un proyecto. No personas que se juntan sin más, sino personas que comparten un proyecto común. Si es común es porque se ha comunicado, se ha compartido, lo pelean, se ilusionan con él, de lo malo consiguen hacer lo bueno.»

Aquí lo tienes, por un proyecto común existe el NER, cada uno de sus componentes:

«Si es común es porque se ha comunicado, se ha compartido» = comunicación

Las personas «se ilusionan con él» = porque tienen libertad

«lo pelean, de lo malo consiguen hacer lo bueno» = gracias al compromiso de su responsabilidad

Con este ánimo tan positivo y orientado a unir personas en ilusiones nos despedimos por el momento.

El próximo martes estás invitado, invitada, a conocer los dos nuevos libros que edita K2K emocionando: Experiencias ner 2011 y Sentimientos, pensamientos y realidades de Koldo Saratxaga.









miércoles, 9 de mayo de 2012

«Todos tienen que ser dueños del proyecto, cuando va bien y cuando va mal» (Equipos autogestionados (caos organizado) • Talde autogestionatuak (kaos antolatua))


Si hoy hablamos de equipos autogestionados (caos organizado), estamos hablando de equipos y además de su situación en un proyecto (autogestionados) y del propio proyecto que los asume (caos organizado). «Autogestionados» significa que los equipos se autoorganizan para su funcionamiento y su relación con el conjunto del proyecto, para lo que cuentan con toda la información necesaria —según la transparencia que se practica en el Nuevo Estilo de Relaciones—.

El resultado es un caos, al contrario de una pirámide escalonada jerárquicamente, caos que queda bien reflejado en el organigrama dinámico de las organizaciones del ner.

Además de una alternativa al organigrama piramidal, los equipos son una forma de romper el ambiente enrarecido y de clausura que con frecuencia crea la división en departamentos, con todas las consecuencias negativas que acaban afectando al conjunto de la empresa o a facetas vitales de su vida. En el ner, habitualmente una persona trabaja en más de un equipo; esto, unido a su conocimiento de la información del conjunto del proyecto, facilita que cada persona pueda adoptar la más amplia perspectiva sobre su propio trabajo, al contrario de la perspectiva individualista o de la de un departamento cerrado y aislado.

Los equipos autoorganizados o autogestionados generan no solamente un caos, sino también una forma de organización, porque todos comparten el reto del proyecto común. La unión como organización es posible gracias al reto común y también al liderazgo del coordinador del proyecto, de los demás miembros del equipo de pilotaje y de los líderes de equipos.

Siempre que hablamos de lo común, del proyecto, de equipos, hablamos de personas, y viceversa, siempre que hablamos de personas, hablamos de proyecto. Dicho de otra forma, ni lo común es el «rodillo» para convertir a las personas en títeres, ni lo individual es la ponzoña que deshace el proyecto; así lo facilita desde el primer momento el Nuevo Estilo de Relaciones, que da su razón de ser a esta página.

«Todos tienen que ser dueños del proyecto, cuando va bien y cuando va mal, para que el lugar de trabajo no sea un lugar en el que entro, salgo y estoy 8 horas como una marioneta.

»El I+D que impera es el industrial, el del producto o el del servicio. Pero el producto o el servicio no son más que una consecuencia de que todas las personas de esa organización, y no unas pocas personas, son capaces de que ese producto sea un éxito. Por eso hay que ver cómo innovamos en la organización, cómo innovamos al aportar todos al proyecto, no sólo cómo innovan los técnicos o los ingenieros.

»[En el ner]Tratamos de conseguir que la innovación empresarial sea no hablar de “mi” ni de “lo mío”, sino de “nosotros” y de lo “nuestro”.»









lunes, 7 de mayo de 2012

De empresa a proyecto basado en las personas (Pertsonengan oinarritutako proiektua)


Cada cierto tiempo aflora en los medios la noticia-reportaje de las mejores empresas en las que trabajar. Si nos fijamos, en todos los casos existe el rasgo que consiste en acortar distancias entre jefes y empleados; para mostrar que esto es así, se ponen de ejemplo actividades como los desayunos, una moda muy actual, entre algunos empleados y un alto ejecutivo, incluso director general.

Cada persona tendrá su opinión de ello y desde la perspectiva que nos permite tomar el Nuevo Estilo de Relaciones, y como en este estilo no existe esta división entre jefes y empleados, no hay necesidad de realizar planteamiento alguno sobre la base de estas castas o clases laborales. Más aún, no existe la noción de empresa, establecida como lugar donde se crean y prestan productos y/o servicios.

Por otro lado, existe la misma «materia prima» tanto en las llamadas empresas como en las organizaciones, aunque esta «materia prima» recibe una consideración radicalmente distinta en unas y otras. Mientras que las empresas estándar no demuestran conciencia de que están formadas por personas, pues las juzgan por su valor instrumental, como mano de obra, y no como seres que piensan, sienten, tienen capacidades, conocimientos, experiencias, aptitudes, etc., en el Nuevo Estilo de Relaciones las personas son personas, con sus brazos para trabajar, pero también con cerebro, estómago, corazón…

¿Cómo se transforma una empresa en un proyecto basado en sus personas? Aquí tenemos una clara respuesta:

«Hay que ver si somos capaces de ilusionarnos con lo que nos une, preguntarnos si realmente compartimos las decisiones, el futuro, los retos... Si no compartimos todo eso no podemos hablar de un proyecto.»

Con esta cita que es el núcleo de la página de hoy, ves que seguimos en la línea de las dos páginas anteriores: una organización es la unión de unas personas con un horizonte que va más allá de la economía o, si se quiere, con una nueva forma de entender la economía, el trabajo, la empresa, en la que cabe compartir poder —pues poder es la capacidad de tomar decisiones— y además la ilusión, los planes de futuro y todas las demás cosas por las que somos personas, un «yo» y un «tú».

Hablando de todo esto, ¿has leído el documento sobre Desarrollo Humano Sostenible que ner group presentó en la «Ponencia sobre la reforma del Impuesto sobre Sociedades» constituida por las Juntas Generales de Gipuzkoa? Es una buena reflexión y propuesta para pensar en las personas y en emprender proyectos.









viernes, 4 de mayo de 2012

«La convicción de que es necesario proporcionar un aire fresco al sistema organizativo actual imperante y a las personas» (Un nuevo estilo de relaciones • Harreman-Estilo Berri Bat)


Seguimos estrenando, hoy una exposición más del NER, donde el primer paso de la andadura es el nombre Nuevo Estilo de Relaciones. Y seguimos adelante con las ideas de unión y de que el ner va más allá de la economía; ambas eran protagonistas de nuestra página anterior, dedicada a Un proyecto común = Un éxito compartido, el resultado del ner.

Son también dos de las ideas con las que gbe-ner Elkartea se presentó a la sociedad:

«Nos une el estilo de relación y la convicción de que es necesario proporcionar un aire fresco al sistema organizativo actual imperante y a las personas. Queremos crear algo que no sea tan sólo economía.»

La idea de relacionarnos puede generar el entorno en el que las personas demos lo mejor de nosotros, como así lo vemos realizado en el ner. Esta semilla puede reemplazar planteamientos como rivalizar, dar rienda suelta a la envidia o al egoísmo, y toda la serie de rasgos típicos allí donde existe el «culto» al poder sobre el que se cimenta la jerarquía.

Visto así, creer en las personas incluye creer en nuestra capacidad de relacionarnos.









miércoles, 2 de mayo de 2012

«Nos une un estilo de relación empresarial diferente» (Un proyecto común = Un éxito compartido • Proiektu erkidea = Arrakasta partekatua)


Bienvenidos a acompañarnos en estrenar otro mes en esta página. Hoy os escribimos desde la ilusión, el optimismo y la certeza de que el éxito llega, el éxito tal y como lo entendemos cada persona que formamos parte de un proyecto. Esta cuadratura de círculo es el resultado de decidirnos a encontrar lo que nos une con todas las personas con quienes compartimos el espacio laboral. Dicho de otra forma, el éxito de todos es la puerta al éxito personal, una idea y realidad diametralmente opuestas a lo que se piensa y practica habitualmente entre personas que comparten espacio laboral en las llamadas empresas.

En concreto, se realiza de esta forma:

«A las organizaciones que componemos “gbe-ner elkartea” de entrada nos une un estilo de relación empresarial diferente. Diferente tanto entre nosotras como a nivel interno entre las personas que las conforman. No se trata más que de crear un estilo organizativo basado en personas libres y responsables que trabajan en equipos, es decir, que dialogan, y con un claro enfoque a los clientes, la eficiencia y la sociedad. Sin embargo, es considerado por la mayoría de los empresarios y altos ejecutivos como casi imposible, opinan que las personas no responden.

»El estilo que nos une supone un gran cambio cultural y una revolución en las relaciones laborales, ya que el proyecto se convierte en único tanto para la propiedad como para las personas que lo comparten trabajando.»

Es un proyecto de largo plazo para una organización empresarial y de un amplio alcance, pues se realiza también en la sociedad donde viven las personas que forman parte de las organizaciones. Por eso, el Nuevo Estilo de Relaciones propone cambiar también la fuente principal de donde las personas tomamos ideas y valores, que es la educación:

«Para que todo esto deje de ser algo atípico, debemos analizar el modelo educativo y comprender cuáles son las claves para lograr una sociedad más igualitaria, más comprometida, más crítica, más generosa, más dialogante, más creativa...»