viernes, 27 de febrero de 2015

El NER ha hecho que la comunicación sea más fluida en Zubiola, nuevamente ilusionado en la mayoría de sus personas

Egun on! ¡Buenos días! Un nuevo día en el que seguimos necesitando líderes (coordinadores) que logren que la comunicación sea fluida entre todos en el proyecto, o que asuman este reto y compromiso.

Desde este punto de vista, hoy es un día como todos, siempre amanece con esta necesidad.

Es posible que en nuestro proyecto disfrutemos de la oportunidad de contar con la persona que une. Y aunque no sea así, en cualquier caso, contamos con el Nuevo Estilo de Relaciones que inspira a todos, a los líderes que tenemos y a los que tendremos.

El NER es un entorno en el que evolucionar, por esto es también un horizonte en el que un día no es igual a otro, cada día es único y nosotros, cada una y cada uno, de nosotros, como nos ayuda a pensar Koldo Saratxaga.

Compromiso, entorno, horizonte... son realidades que no nacen hoy para terminar mañana. Nos permiten hacer planes, tener esperanzas, asumir retos de alcance, valorar el camino hecho y definir el que vamos a hacer. En definitiva, ser más protagonistas de nuestra vida y destino.

Algo de esto puedes ver en las respuestas de Iñigo, Luci, Mertxe, Krux, Beñat, Ainhoa, Joxean y Joseba, en una entrevista que aparece en el capítulo tercero de Experiencias ner 2013. Todos ellos pertenecen a Zubiola y la entrevista o cuestionario es sobre el cambio organizativo que desarrolla esta cooperativa que tiene su sede en Azpeitia, hoy en día. Aquí encuentras su página web.




Algunas opiniones de los protagonistas de la experiencia NER en Zubiola

«Hemos trasladado unas breves preguntas a unas cuantas personas de Zubiola y estas son sus vivencias más personales.


»¿En qué notas más diferente a Zubiola desde que estáis en ner group y con el nuevo estilo de relaciones?

»Iñigo

»Veo a la mayoría de las personas de Zubiola implicadas en sacar adelante nuestra empresa en el nuevo proyecto en NER. Anteriormente las decisiones se tomaban en petit comité y el resto acataba las decisiones.

»Ahora nos implicamos en la toma de decisiones. La cercanía y la interactividad entre departamentos son mucho mayores que antes. Es una forma de trabajar diferente, con una autonomía y una flexibilidad en la forma de trabajar y de organizarte, contando con tus compañeros. Creo que el aprovechamiento y la organización del tiempo de trabajo son mejores. Hay también períodos en los que se reciben bastantes quejas, por parte de los delegados y los clientes, de falta de decisiones, de desorganización y de problemas con los plazos, lo que ha dado argumentos a la competencia para atacarnos.

»Luci

»Se ha recuperado la ilusión que habíamos perdido y las ganas de trabajar por sacar adelante Zubiola.

»Mertxe

»La comunicación es más fluida entre directos e indirectos, no hay rangos que obstaculicen dicha fluidez, siendo el trato de igual a igual, cada uno en su responsabilidad.

»Krux

»En la implicación de la gran mayoría de las personas y en la ruptura (o al menos disminución) de las diferencias del personal directo-indirecto.

»Tengo que reconocer mi asombro al ver implicados a personas que hasta la fecha pasaban bastante de la cooperativa. Tengo la sensación de que los objetivos de la empresa han sido asumidos con fuerza, sin priorizar tanto los derechos individuales.

»Beñat

»La diferencia principal para mí es el trabajo en equipo, en sinergias de organizaciones y empresas, ¡y en el cambio de mentalidad!

»Ainhoa

»Zubiola ha dado un giro radical, ahora la información es transparente y fluida; en cuanto a las personas, son más participativas y críticos.

»Joxean

»A nivel interno, la participación de todas las personas en la toma de decisiones es un cambio importante; con el nuevo estilo de relaciones se potencia y se practica dicha participación. La pertenencia al grupo nos ayuda a conocer las buenas prácticas de otras empresas del grupo y nos ayuda a abrir nuevos mercados. En el tiempo desde que estamos en NER, hemos recibido mucha ayuda desinteresada que nos ha facilitado la consecución de pedidos.

»Joseba

»Sin duda alguna ha sido el cambio de mentalidad. La mayor diferencia que veo hoy en día es que Zubiola sale a ganar. Antes salíamos a no perder, hoy en día salimos a ganar el partido: ganar clientes, ganar en calidad, ganar en productividad, ganar como personas…


»A ti personalmente, ¿en qué crees que te ha cambiado más?

»Iñigo

»Me ha cambiado por completo. De estar en el departamento técnico a pasar a otra actividad de relación con los clientes. Ni los delegados saben qué título ponerme al presentarme a los clientes. La semana anterior en Portugal era el “Director Comercial”, esta semana en Madrid he sido el “Responsable” de Zubiola. Lo de ESC [Equipo de Satisfacción del Cliente]lo explicas a los clientes y lo entienden, pero se extrañan. El cambio ha sido grande por la dificultad de compatibilizar familia y trabajo debido a los días que estoy fuera.

»Luci

»Esta ilusión ha hecho que decida volver a trabajar a jornada completa antes de lo que tenía previsto.

»Mertxe

»No siento que me haya cambiado especialmente; me ha sorprendido comprobar que se practica lo que se predica.

»Krux

»Siempre me he sentido identificada e implicada con Zubiola, pero en muchos momentos me ha parecido que tirábamos pocos del carro, con el consiguiente desgaste, y además sin conseguir los resultados de implicación esperados. He aprendido, bueno, todavía estoy aprendiendo, que los esfuerzos de unos pocos no valen para nada, si no van unidos al resto del colectivo. He aprendido que todo el mundo puede cambiar, y mucho, y que otros no cambian nunca y no se puede luchar continuamente contra ellos. Vivo bastante más tranquila que hace dos años, entre otras cosas porque estamos dando pasos para que por medio de la polivalencia deje de ser “imprescindible” y porque ya no me enfado por cosas que no se pueden arreglar.

»Beñat

»Principalmente en trabajar en equipos y pensar más en los demás.

»Destacaría el compromiso con la Sociedad como el ejemplo más claro.

»Ainhoa

»En la idea de que hay una nueva manera de trabajar y entender la empresa. En sentirnos involucrados todos en un mismo proyecto.

»Joxean

»Personalmente, el cambio ha sido muy grande; he salido de la soledad que puede producir el mando a ser parte de un equipo. En la situación anterior existían equipos, pero en la práctica parecía que la responsabilidad de resolver todos los temas recaía en dos o tres personas.

»Joseba

»En lo personal he notado que soy más responsable en el día a día. Quiero aportar en positivo. Te sientes más realizado aunque haya días en los que pienses “antes vivía más tranquilo”. Sin duda ha sido un cambio positivo.


»¿Qué ha sido o está siendo lo más duro del cambio que se ha producido en Zubiola?

»Iñigo

»Los temas más duros son el compatibilizar familia y trabajo, debido al cambio en el puesto, junto al que realizas trabajos que no conoces. Por otro lado, también la sensación de desgobierno en bastantes momentos en el funcionamiento del día a día (quejas de clientes, delegados, problemas con plazos, calidad, etc.). En algunas tareas falta definición de los responsables.

»Luci

»No veo nada especialmente duro, excepto la cantidad de horas que se hacen fuera de la jornada laboral.

»Mertxe

»Que cada uno asuma su puesto con responsabilidad, ya que a la rueda le cuesta girar cuando hay personas que no consiguen ver que su aportación puede ser clave para ello.

»Krux

»No siento que haya momentos más duros que antes de NER. Es duro trabajar sin cobrar las horas que hacen falta, pero antes también lo hacíamos. Es duro no llegar a los anticipos normales, pero llevamos años con estos reducidos, así que no son situaciones que pueda identificar como “lo duro” del nuevo estilo de relaciones.

»Beñat

»Que ahora no hay jefes y cada cual tiene que coger responsabilidades.

»Joxean

»A veces me da la impresión de que se intenta pasar la pelota al compañero, si es posible a otro equipo. Cuesta entender que no vendrá nadie a resolver los problemas de cada uno, hace que se demoren algunos temas.

»Joseba

»Lo más duro del cambio es cuando notas que las inercias del pasado son obstáculos para el presente y el futuro de Zubiola. No se puede hacer borrón y cuenta nueva. Las personas somos el motor para el cambio, para lo bueno y para lo malo, y a veces cuesta...


»En estos momentos, ¿cómo ves el futuro de Zubiola?

»Iñigo

»Teniendo en cuenta la incertidumbre de la economía, estamos trabajando para que sea un año mejor que el anterior, remontar los malos resultados y subir sin falta el sueldo de todos nosotros acercándonos al 100% y con las pagas extras.

»Luci

»Veo el futuro con esperanza y realmente convencida de que Zubiola saldrá adelante.

»Mertxe

»Se nos presenta difícil, pero es un colectivo en su mayoría, “nuevamente”, ilusionado y cuando hay ganas, se pueden conseguir grandes metas y yo confío en que así lo haremos.

»Krux

»Yo lo veo bastante mejor que hace un año, pero tenemos mucho que mejorar en todos los aspectos. De todas formas, a dos años vista, el futuro se ve prometedor. ¿Mi sueño? Llegar a crear puestos de trabajo y ser capaces de aportar a la sociedad el compromiso de NER, sin que nadie tenga que recordárnoslo todos los meses.

»Beñat

»¡Muy optimista y con mucha ilusión!

»Ainhoa

»Veo un futuro optimista y esperanzador. Todavía tenemos mucho camino que recorrer, pero todos juntos podemos conseguir todos los objetivos propuestos. Ner nos ha dado confianza en nosotros mismos.

»Joxean

»Aunque estamos todavía en una situación de mercado difícil, creo que Zubiola tiene un futuro bueno, las medidas adoptadas en cuanto a producto mercado nos facilitarán la captación de pedidos. Internamente se ha demostrado que las personas responden y que si aprovechamos las sinergias del grupo podemos lograr los objetivos marcados.

»Joseba

»El futuro de Zubiola está en nuestras manos. Siempre ha sido así, pero ahora lo creemos. Aunque el futuro sea incierto, lo veo con optimismo e ilusión. Para mí es una garantía que Pablo, Joana y Koldo estén a nuestro lado en este camino. (Y eso que no soy pelota.) »












Zubiola: Protagonisten zenbait iritzi (ner bizipenak 2013, III. kapitulua. Zubiola: Nahi izatea ahal izatea da...)




«Zenbait galdera labur egin dizkiegu bertako langile batzuei, eta hemen jaso ditugu haien bizipen pertsonalak.



»Zertan da desberdin Zubiola ner group-en zaudetenetik eta harreman estilo berria darabilzuenetik?

»Iñigo

»Ikusten dut Zubiolako pertsona gehienak konprometituta daudela gure enpresa aurrera ateratzeko NER-en dugun proiektu berrian. Lehen, erabakiak gutxi batzuek hartzen zituzten, eta gainerakoek onartu besterik ez zituzten egiten. Orain, esku hartzen dugu erabakietan. Sailen artean hurbiltasun eta elkarreragite handiagoa dago lehen baino. Beste modu batean aritzen gara, autonomiaz eta malgutasunez lan egiten dugu eta antolatzen gara, lankideak aintzakotzat hartuta. Denbora hobeto aprobetxatzen dugula eta hobeto antolatzen dugula iruditzen zait.

»Zenbaitetan, delegatuen eta bezeroen kexa dezente jasotzen ditugu, erabakirik ezagatik, antolaketarik ezagatik eta epeei lotutako arazoengatik, eta horiek erasorako argudio gisa erabili ditu konpetentziak.

»Luci

»Galdutako ilusioa berreskuratu dugu, baita Zubiola aurrera ateratzearren lan egiteko gogoa ere.

»Mertxe

»Komunikazioa arinagoa da zuzenen eta zeharkakoen artean, ez baitago arintasun hori oztopatzen duen kategoriarik; tratua berdinetik berdinerakoa da, eta bakoitzak bere erantzukizuna dauka.

»Krux

»Pertsona gehienen inplikazioa handiagoa da, eta langile zuzenen eta zeharkakoen arteko desberdintasunak desagertu egin dira (edo gutxienez murriztu). Aitortu behar dut harrituta nagoela orain arte kooperatiba ezer gutxi axola zitzaien pertsona batzuk hain konprometituta ikusita. Iruditzen zait sendoki onartu direla enpresaren helburuak, norbanako eskubideei hainbesteko lehentasuna eman gabe.

»Beñat

»Nire ustez, alde nagusia taldean lan egitea da, erakunde eta enpresen sinergien baitan. Eta pentsamolde aldaketa!

»Ainhoa

»Zubiola errotik aldatu da: orain informazioa gardena eta arina da. Pertsonei dagokienez, gehiago parte hartzen dute, eta lehen baino kritikoagoak dira.

»Joxean

»Barnean, aldaketa handia da pertsona guztiek parte hartzea erabakietan, eta harreman estilo berriak sustatu egiten du partaidetza hori, eta praktikan jartzen du. Taldekide izateak taldeko beste enpresa batzuetako jardunbide egokiak ezagutzeko aukera ematen digu, eta merkatu berriak irekitzen laguntzen digu. NER-en sartu ginenetik, laguntza desinteresatu ugari jaso dugu, bidea erraztu diguna eskaerak lortzeko.

»Joseba

»Zalantzarik gabe, pentsamolde aldaketa izan da garrantzitsuena. Lehengo pentsamoldearekiko alde nagusia da gaur egun Zubiolak irabazi egin nahi duela. Lehen partidua ez galtzea izaten genuen helburu, baina orain irabazi egin nahi dugu: bezeroak lortu, kalitatea hobetu, produktibitate handiagoa izan, alderdi pertsonalean irabazi…



»Zuri, pertsonalki, zer aldaketa ekarri dizkizu?

»Iñigo

»Nire egoera goitik behera aldatu da. Sail teknikoan egotetik bezeroekin harremana izatera pasatu naiz. Delegatuek ere ez dute jakiten zer titulu ipini bezeroak aurkezten dizkidatenean. Joan den astean, Portugalen, “merkataritzako zuzendaria” izan nintzen; aste honetan, Madrilen, Zubiolako “arduraduna” izan naiz. ESCen [Equipo de Satisfacción del Cliente] kontua bezeroei azalduta, ulertzen dute zer den, baina harritu egiten dira. Nire kasuan aldaketa oso handia izan da, kanpoan ibilita zaila baita familia eta lana bateratzea.

»Luci

»Ilusio horrek bultzatuta, uste baino lehenago hasi naiz berriz jardunaldi osoan lanean.

»Mertxe

»Ez dut aldaketa handirik nabaritu; harritu egin nau esandakoa praktikan jartzen dela ikusteak.

»Krux

»Beti sentitu izan naiz Zubiolarekin identifikatua eta inplikatua, baina askotan iruditu zait gutxi batzuk bakarrik ari ginela tiraka, eta horrek nekea dakar. Gainera, aurreikusitako inplikazio emaitzak lortu gabe. Ikasi dut, beno, ikasten ari naiz gutxi batzuen ahaleginak ez duela ezertarako balio gainerako taldekideekin bat egiten ez badute. Ikasi dut mundu guztia alda daitekeela, eta asko gainera, baina batzuk ez direla sekula aldatzen eta ezin dela etengabe borroka egin horien kontra. Duela bi urte baino dezente lasaiago bizi naiz, besteak beste, polibalentziaren bidez pausoak ematen ari garelako “ezinbesteko” izateari utz diezaiodan, eta dagoeneko ez naizelako haserretzen konpondu ezin diren kontuengatik.

»Beñat

»Taldeetan lan egitea eta besteengan gehiago pentsatzea izan dira aldaketa nagusiak niretzat. Adibide garbiena iruditzen zait gizartearekiko konpromisoa.

»Ainhoa

»Lan egiteko eta enpresa ulertzeko beste modu bat badela ikasi dut. Denak proiektu berean sartuta gaudela sentitzen dugu.

»Joxean

»Pertsonalki, aldaketa oso handia izan da; agintaritzak ekar dezakeen bakardadea alde batera utzi, eta talde bateko kide bihurtu naiz. Aurreko egoeran bazeuden taldeak, baina bazirudien gai guztiak konpontzeko ardura bizpahiru pertsonena besterik ez zela.

»Joseba

»Eguneroko lanean arduratsuago jokatzen dudala nabaritu dut. Ekarpen positiboa egin nahi dut. Errealizatuago sentitzen naiz, nahiz eta batzuetan pentsatzen dudan lehen lasaiago bizi nintzela. Aldaketa positiboa izan da, zalantzarik gabe.



»Zer izan da edo izaten ari da gogorrena Zubiolan gertatutako aldaketan?

»Iñigo

»Niretzat, alderdi zailenak bi dira: batetik, postu aldaketaren ondotik familia eta lana bateragarri egitea, eta bestetik, ezagutzen ez duzun lan bat egitea. Bestalde, eguneroko martxan momentu dezentetan izan dut nahasmen sentsazioa (bezeroen kexak, delegatuak, epe arazoak, kalitatea, etab.). Lan batzuetan ez daude ondo definituta arduradunak.

»Luci

»Ez zait ezer iruditu bereziki zaila, jardunalditik kanpo sartu beharreko ordu kopurua izan ezik.

»Mertxe

»Bakoitzak erantzukizunez betetzea bere postua. Izan ere, mekanismoa ez dabil ondo pertsona batzuk ez badira konturatzen beren ekarpena funtsezkoa dela mekanismoak behar bezala funtziona dezan.

»Krux

»Ez dut uste NER-en sartu aurretik baino une zailagoak direnak. Zaila da helburuak aurrera ateratzeko beharrezkoak diren ordu guztiak lan egitea eta ez kobratzea, baina lehen ere egiten genuen hori. Gogorra da ohiko aurrerakinetara ez iristea, baina urteak daramatzagu murriztuekin, beraz, nire ustez hori ez da harreman estilo berriaren alderdi “gogorra”.

»Beñat

»Orain ez dagoela nagusirik eta bakoitzak bere gain hartu behar dituela erantzukizun batzuk.

»Joxean

»Batzuetan iruditzen zait norberaren ardurak lankideren baten esku uzten saiatzen garela, eta, ahal izanez gero, beste lantalde baten esku. Zaila da ulertzea inor ez dela etorriko norberaren arazoak konpontzera, eta zenbait gai atzeratu egiten dira.

»Joseba

»Aldaketaren alderdirik zailena da batzuetan nabaritzen duzula iraganeko geldotasuna oztopo dela Zubiolaren orainerako eta etorkizunerako. Ezin da berriro hutsetik hasi. Onerako eta txarrerako, pertsonak gara aldaketaren motorra, eta batzuetan lanak izaten ditugu…



»Une honetan, nola ikusten duzu Zubiolaren etorkizuna?

»Iñigo

»Kontuan hartuta ekonomia kolokan dagoela, lanean ari gara urte hau aurrekoa baino hobea izateko, emaitza txarrak hobetzeko eta gure soldatak huts egin gabe igotzeko, % 100era hurbilduta eta aparteko ordainsariak jasota.

»Luci

»Itxaropenez begiratzen diot etorkizunari, eta sinetsita nago Zubiola aurrera aterako dela.

»Mertxe

»Etorkizun zaila daukagu, baina taldeko gehienak gogotsu gaude “berriz”, eta, nahi izanda, helburu handiak erdiets daitezke. Ziur nago lortuko dugula.

»Krux

»Orain dela urtebete baino dezente hobeto ikusten dut, baina asko dugu hobetzeko alderdi guztietan. Nolanahi ere, bi urteko epean etorkizun oparoa izango dugula uste dut. Nire ametsa? Lanpostuak sortzea eta gizarteari NER-en konpromisoaren ekarpena egiteko gai izatea, hilero norbaitek gogorarazi behar izan gabe.

»Beñat

»Oso baikorra eta itxaropentsua!

»Ainhoa

»Etorkizunari baikor eta itxaropentsu begiratzen diot. Oraindik bide luzea daukagu aurretik, baina, denok batera lan eginda, proposatutako helburu guztiak bete ditzakegu. Ner-ek geure buruagan konfiantza ekarri digu.

»Joxean

»Gure merkatu egoera oraindik zaila bada ere, Zubiolak etorkizun ona izango duela uste dut, merkatuko produktuari begira hartutako neurriek eskaera gehiago lortzen lagunduko baitigute. Barruan, frogatuta geratu da langileek erantzuten dutela eta taldearen sinergiak aprobetxatuz gero ezarritako helburuak lor ditzakegula.

»Joseba

»Zubiolaren etorkizuna gure esku dago. Beti izan da horrela, baina orain horrela dela sinesten dugu. Etorkizuna zalantzaz beteta dagoen arren, baikor eta itxaropentsu nago. Segurtasun handia ematen dit Pablo, Joana eta Koldo bide honetan gure alboan edukitzeak. (Eta ez naiz lausengaria).»


ner bizipenak 2013











Zubiola: Some reviews of the protagonists (ner experiences 2013, chapter III. Zubiola: Where there is a will, there is a way...)




«We have moved a few brief questions to a few people of Zubiola and these are their most personal experiences.



»What’s more different in Zubiola since you are in ner group and with the new style of relations?

»Iñigo

»I see most people in Zubiola involved in taking forward our business in the new project, in NER. Earlier decisions were made in small committee and the rest of us obeyed.

»Now we enter into the decision making. The proximity and interaction between departments are much higher than before. It’s a different way of working, with autonomy and flexibility in the way you work and arrange, counting with your co-workers.

»I think the use and organization of working time are better. There are also periods when quite a number of complaints are received: from delegates and customers, lack of decisions, problems of disorganization and deadlines, which have given arguments to our competitors to attack us.

»Luci

»We have recovered the illusion that we had lost, and the will to work and take forward Zubiola.

»Mertxe

»Communication is more fluid between direct and indirect, there is no hierarchy that hinders the fluency, being the treatment of equals, each one with his responsibility.

»Krux

»The involvement of the vast majority of people and the rupture (or at least decrease) of the differences between direct and indirect workers. I have to admit my surprise to see some people involved. I feel that the objectives of the company have been assumed steeply, without prioritizing individual rights.

»Beñat

»The main difference for me is the teamwork, synergies, and the change of mind!

»Ainhoa

»Zubiola has taken a radical turn, now the information is clear and smooth; as people are more participatory and critics.

»Joxean

»Internally, the participation of all people in decision-making is an important change. With the new style, such participation is practiced and supported. The group membership helps us to know the best practices of other companies in the group and helps us to open new markets. Since we are in NER, we have received many selfless help that has helped us to get orders.

»Joseba

»It has certainly been the change in mentality. The biggest difference that I see today is that Zubiola plays to win. Before we played to not lose, now we play to win the game: win customers, gain in quality, gain in productivity, gain as people...



»You personally, what do you think has changed you the most?

»Iñigo

»It has completely changed me. From being in the technical department to move to another activity related with customers. Neither the delegates know what title to introduce me to customers.

»Last week in Portugal I was the “Sales Manager”, this week in Madrid have been the “Responsible” of Zubiola. The CST [Customer Satisfaction Team], you explain it to customers and they understand it, but are surprised. The big change has been the difficulty of reconciling family and work because I spent many days out of home.

»Luci

»This illusion has made that I decided to return to work full time sooner than planned.

»Mertxe

»I do not feel I have especially changed; I was surprised to verify that they practice what they preach.

»Krux

»I have always been identified and involved with Zubiola, but many times it has seemed that only a few of us pulled in the same direction, with consequent wear and also without getting the results expected. I learned, well, I’m still learning, that efforts from a few are worthless if they are not attached to the rest of the group.

»I’ve learned that everyone can change, a lot, and that others never change, you cannot fight them continuously. I live quieter than two years ago, among other things because we are taking steps to get, through the versatility, that I am not longer “essential” and because I do not get angry about things that cannot be fixed.

»Beñat

»Mainly work in teams and think about others. I would highlight the commitment to society as the clearest example.

»Ainhoa

»The idea that there is a new way of working and understand the company. All of us feeling involved in the same project.

»Joxean

»Personally, the change has been great; I got out of the loneliness of being a manager, to be part of a team. In the previous situation there were teams, but in practice it seemed that the responsibility for resolving all issues fell on two or three people.

»Joseba

»Personally, I have noticed that I am more responsible on a day to day. I want to contribute in positive. You feel more fulfilled, although there are days when you think “before I lived quieter”. It has certainly been a positive change.



»What has been or is currently being the hardest part of the change that has occurred in Zubiola?

»Iñigo

»The hardest part is to conciliate family and work, due to the change of job, also to perform jobs that you do not know. Moreover, also the sense of lawlessness in many moments in the day to day operation (customer complaints, delegates, problems with deadlines, quality, etc.). In some tasks there is lack of definition of the leaders.

»Luci

»I see nothing especially hard, except the great number of hours that are dedicated outside of working day.

»Mertxe

»That everyone assumes his position with responsibility, since it is hard to move forward when there are people who cannot see that their contribution can be key to success.

»Krux

»I do not feel that there are harder moments than before ner. It’s hard to work without being paid for all the hours that are needed, but we did it before. It’s hard not to reach normal advance payments, but we have spent years with these reduced, so they are not situations that can be identified as the “tough” of the new style of relations.

»Beñat

»Now there are no bosses and everyone has to take responsibility.

»Joxean

»Sometimes I get the impression that you try to pass the buck to teammates, if possible to another team. Hard to understand that no one will come to solve the problems, it makes some topics delay.

»Joseba

»The hardest part of change is when you notice that the inertia of the past is an obstacle for the present and future of Zubiola. You cannot make a clean slate. People are the engine for change, for good and for bad, and sometimes it is difficult...



»Right now, how do you see the future of Zubiola?

»Iñigo

»Given the uncertainty of the economy, we are working to make it a better year than last, overcome poor performance and raise wages closer to 100% and with extra payments.

»Luci

»I see the future with hope and really convinced that Zubiola will succeed.

»Mertxe

»It is difficult, but we are now, for the most part, a collective, once again, eager and when there is desire, you can achieve great things and I am confident that we will.

»Krux

»It is much better than a year ago, but we have much to improve in all aspects. Anyway, two years ahead, the future looks promising.

»My dream? Getting to create jobs and be able to contribute to society, the commitment of NER, without anyone reminding us every month.

»Beñat

»Very optimistic and with great enthusiam!

»Ainhoa

»I see an optimistic and hopeful future. We still have a long way to go, but together we can achieve all the proposed objectives. Ner has given us confidence in ourselves.

»Joxean

»Although we are still in a difficult market situation, I think Zubiola has a good future, the measures adopted regarding with the product will facilitate get orders.

»Internally it has been shown that people respond and if we exploit the group synergy we can achieve the objectives.

»Joseba

»The future is in our hands. It has always been, but now we believe. Although the future is uncertain, I see it with optimism and enthusiasm. For me it is a guarantee that Pablo, Joana and Koldo are with us in this journey. »


ner experiences 2013











miércoles, 25 de febrero de 2015

Los comienzos en el empleo, la enseñanza actual y la propuesta NER de educar para ser equipo y parte de la sociedad

Leer ayuda a memorizar, «rumiar», interiorizar... y, en último término, a crear, tener elementos de decisión, etc. Esto es un buen motivo para continuar en el post de hoy con las ideas que fueron saliendo en el programa de Por fin viernes en el que ha participado Koldo Saratxaga recientemente. Además, nos gusta botar al mar de Internet palabras del Nuevo Estilo de Relaciones (NER), decíamos en el post anterior. En algún momento a alguien que las encuentre le podrán servir, tanto o más que a nosotros.

Seguimos, pues, con este programa conducido por Silvia Intxaurrondo, dedicado al problema del empleo, el mayor quizá y el que más preocupa hoy en día a la sociedad en general. Un gran problema y, consecuentemente, una gran oportunidad, como nos diría Koldo Saratxaga.

Al igual que en el post anterior, transcribimos ideas de Koldo y de los demás participantes. Son los 20 minutos siguientes; si en el anterior recogimos hasta el minuto 18 aproximadamente, ahora hasta el 38.



Las y los jóvenes en prácticas en los proyectos NER, uno más en el proyecto

Koldo, usted que es tan crítico con el sistema educativo de cara a que le dejen meter a uno la cabeza en el ámbito laboral, ¿está de acuerdo con lo que nos están diciendo Iván del Caz y Lander Mardaras?, pregunta Silvia Intxaurrondo.

Básicamente, estoy de acuerdo —contesta Koldo—, ya que lo que planteo en los 20 proyectos en los que ando es que cuando viene alguien de prácticas o se ofrecen, les digo que no cometan la locura de tenerle haciendo algo que no le sirva, porque así ocurre lo que dice Lander. Y cuando se les dan oportunidades, es todo lo contrario, que cuando se implican y hacen cosas y son útiles, ¿qué ocurre luego? Que si se va el de prácticas, dicen ¡oye, que no se vaya!, ¿no podía seguir seis meses más? Ese es el tema, y muchos de ellos se quedan, pero cuando se les da la oportunidad de ser uno más.


Ahora interviene Juan Mari Gastaca, habla desde su experiencia, indicando que de todos los chavales que vienen a prácticas, la responsabilidad es de los jefes inmediatos, nuestra. Si nosotros les involucramos y les incorporamos en la dinámica de trabajo, seguro que el rendimiento es total y al final es una persona que aporta un rédito laboral y de integración a ese grupo. La cuestión no es del chaval, la cuestión es nuestra.

Lander añade que también hay alumnos con mucha prisa por sacarse el título y una vocación nula, y quieren terminar las prácticas cuanto antes.

Juan Mari asiente: sí, pero a esos les pillas enseguida, te cuesta una semana. En dos conversaciones con él, ya sabes a qué ha venido al trabajo.

Silvia pregunta a Jon Ander, quien opina que hay que dejar a las personas que sean creativas, y también a Sergio, que aporta que le gusta el planteamiento de pasión y vocación, más que el de derechos y obligaciones.



Enseñanza y emprendizaje, estudios y trabajo

Seguimos hablando de esa nueva concepción que se mueve en el mundo empresarial. Y ahora vamos a hablar de esa palabra tan sofisticada que usamos tanto ahora y es “emprendedores”. ¿Son emprendedores o autoempleo a la fuerza?, pregunta Silvia, y acto seguido da paso a una entrevista en Hiruki, un estudio de arquitectura formado por tres arquitectas muy jóvenes: Ainhoa, Gisela y Lorea.

Tras escuchar la experiencia, Koldo interviene para indicar que lo compartido por Hiruki es algo que suele contar en sus charlas: que saben mucho de arquitectura, en este caso, pero no saben más que de arquitectura.

Pero Koldo, ¿no tendrían que haberles enseñado cómo se pone uno por su cuenta, figuras jurídicas, etc.?

Sí —responde Koldo—, pero ahora lo que tendrían que hacer es formar un equipo multidisciplinar, porque se juntan tres arquitectos, aunque sea con tres especialidades diferentes, pero no saben de economía, no saben a quién acudir —en el fondo es la familia, porque tienen los años que tienen— y han pasado 25 años estudiando. No están preparadas. Están preparadas para ir a ser un trabajador de la industria, ¡estamos en mil ochocientos y pico! Vamos a ser críticos para coger y entender esto que comparto: estamos en 1850, cuando empezó el ferrocarril y cuando se dieron cuenta de que había que poner escuelas de ferrocarril porque los trabajadores venían del campo y tardaban mucho en aprender. Hoy, con los jóvenes, vienen y me dicen, Koldo, tú qué crees que tiene que estudiar. Pues para la sociedad, digo, tiene que ser un miembro de la sociedad, no un miembro para el trabajo, porque no sabe en qué va a trabajar. El 70% no trabaja en lo que estudia y el trabajo está cambiando cada década.




El dinero mal enfocado es todo y no es nada al hacer empresa

Koldo, pregunta Silvia, pero, aunque formen un equipo multidisciplinar, con conocimientos multidisciplinares, si la familia no poner el dinero, el proyecto no sale adelante. Y en el siglo XXI que estemos así, funcionando porque la familia pone el dinerillo...

Es que son dos cosas distintas, interviene Juan Mari Gastaca, una cosa es el tema de la ayuda familiar, pero ¿enfocado hacia dónde?, ¿hacia qué? Es que la cuestión no es solo que te digan «yo tengo posibilidades de abrirte un local, de acondicionártelo y de empezar a comprarte tu ordenador». No, la cuestión no es eso, que eso mañana muere en el segundo mes. La cuestión es hacia dónde quieres enfocar la historia. Y tú de repente... ¿cuáles son tus alforjas, desde el punto de vista intelectual, del tema de proyección, de hacia dónde enfocas la idea... Ese es el tema. La cuestión no es que tú seas un arquitecto, ya, ¿y qué? La cuestión es que tú tienes que adaptarte a una situación en la que inicialmente, con esos preámbulos que tú tienes, te condenas al fracaso.

Querría decir algo de lo económico, dice Alberto Pradilla. Por una parte, el modelo educativo se está haciendo cada vez más elitista, por ejemplo, los másteres van a ser de dos años, con lo cual tienes que tener más dinero, y cada vez hay un mayor nivel de desigualdad. Y otra cosa ahora es que las familias están tirando no solo para crear una empresa, sino para sobrevivir, se están agotando. ¿De dónde sale ese primer empujón económico?

Bueno, la familia de Jon Ander no sé si es de muchos posibles, importa más la capacidad de riesgo, etc., interviene Juan Mari, y Silvia a continuación da paso a Pilar Kaltzada, para cerrar este tema que ha salido.

Creo que el problema, dice Pilar, es que el sistema sigue alimentando el motor externo de las personas, es decir: este es el carril por el que tienes que ir y para ese carril está diseñada nuestra manera de comportarnos en la sociedad. Preparamos a las personas para que hagan lo que esperamos que hagan, lo que está pensado para esas personas. Claro, la cuestión es cuando esa expectativa falla y falla estrepitosamente. Porque empezamos a hablar de la necesidad del emprendimiento, aunque es verdad que esto no es novedoso y lleva mucho tiempo trabajándose, afortunadamente, pero empezamos a hablar de emprendimiento y a dar este mensaje a la juventud en un momento en el que la economía es incapaz de absorber todo lo que le va llegando por ese carril previsible. Y a mí me preocupa un poco que el mensaje sea algo caótico, es decir: ahora que eso para lo que te he preparado no te va a dar respuesta, ahora tienes que convertirte en emprendedor. Y ahora es un momento en el que para muchos jóvenes es tarde, porque ya llegan al mercado laboral sin esa previa que hubiese sido necesaria a través de la educación, y están nuevamente en un territorio en el que no saben cómo manejarse. Y el problema creo que, como decía Juan Mari, no es tanto que existan las ayudas de salida (el local, el equipamiento...), es mucho más, es el acompañamiento, y me parece que el mensaje es un poco incoherente e incluso peligroso.

Silvia refuerza esta opinión, con la experiencia de las tres jóvenes arquitectas, que indica no tenían guía, hasta que llegó EMEKIN.

En saber lo que es una S.L. o una S.Coop. te van ayudando —llega el turno de Koldo para responder—, pero, como decía Juan Mari, otra cosa es si no sé lo que quiero. El problema que tienen las organizaciones empresariales, y lo digo con cariño, es que precisamente lo que no tienen es un proyecto a largo plazo. La mayoría de las organizaciones empresariales, las pymes, están enfocadas al coste, que ni siquiera al beneficio, al coste, y por eso pagan salarios bajos, tienen gente en precario, por eso no exportan... ¿Qué no tienen? No tienen ambición. Tienen que ser organizaciones enfocadas al valor, al desarrollo, a la pasión, a saber que no he montado esto para que seamos seis, que no he montado esto para que seamos 49, porque si llego a 50 tengo sindicatos...

El tipo de empresario con ambición, con capacidad de decisión, tampoco es el que desde el modelo educativo se crea. Entonces, la mayoría de las empresas hoy en día, de las organizaciones empresariales, son familiares, que encima ya están pasando de padres a hijos, que los padres con 30, 40, 50 tuvieron esa ambición y crearon cosas. Los hijos si no la tienen, heredan la organización y la van a seguir llevando. No son los mejores, porque han tenido quizá una vida cómoda. ¿Tienen ambición? ¿Tienen pasión? ¿Cuentan con las personas? ¿Cuentan con los mejores? ¿Saben lo que quieren? No.


No tienen proyecto, dice Juan Mari. Hasta ahora pensábamos que si tienes un proyecto, tienes una fábrica de hacer tornillos. Y el proyecto es mucho más que hacer el tornillo, ese es el tema.



La Universidad y la incorporación a la vida laboral

Ha aludido Koldo Saratxaga al mundo de la Universidad y a mí me gustaría preguntar cómo se ve esto desde la Universidad, pregunta Silvia dirigiéndose a Agustín Erkizia de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

Dice Agustín que Koldo, que acaba de colaborar con la Universidad recientemente, en parte tiene razón. Nosotros somos el eslabón al final de la cadena educativa, nos llegan los alumnos con 18 o 19 años. Emprender tiene que ver con algo que no se trabaja en la educación y es el hemisferio derecho, el hemisferio izquierdo está en Internet.

Interrumpe Silvia para volverse hacia Koldo pidiendo que explique la viñeta que ha traído.

La del examen «equitativo» a toda una serie de animales, equitativo porque es igual para todos: trepar a un árbol. Y esperan a examinarse un pájaro, un pez, una foca, un elefante, etc. Todas las personas somos diferentes y cada día diferentes, claro si somos diferentes y todos los días diferentes, en el modelo educativo actual, desde los 4-5 años ponen 25 niños con un profesor todos iguales, los nacidos dentro del mismo año, da igual que sea el 1 de enero o el 31 de diciembre —dice Koldo.



Eso significa que se está desperdiciando talento, dice Silvia.

No —contesta Koldo—, eso significa que como somos todos diferentes, no nos pueden tratar de la misma manera. Al tratar de la misma manera, entramos en el mundo de los exámenes, que ya he dicho lo del ministro francés y lo de Francia, que también explica en su exposición que no todos los niños tienen que ir a curso por año porque no todos tienen la misma evolución ni la misma madurez ni tienen tantas cosas... porque son diferentes.

Si es así, no habría fracaso escolar, no debe haber fracaso escolar —prosigue Koldo Saratxaga—. Es imposible que haya fracaso escolar, el fracaso escolar no es de los estudiantes, no es de los jóvenes. Es del modelo, es de los profesores, es del centro. Porque como son diferentes, hay que tratarlos como diferentes y no puede haber un niño y un joven que fracase.


Silvia reitera su pregunta sobre el talento, ahora a Agustín Erkizia: ¿usted cree que sometiendo a todos los niños a las mismas pruebas estamos derrochando talento, desperdiciando el talento que pasa por nuestras aulas?

Sí, sin duda, afirma Agustín.

¿Y qué está haciendo la Universidad para frenar esa sangría de talento?, pregunta Silvia.

En la Universidad es cierto que los compartimentos son todavía bastante estancos. Intentamos adaptarnos. Intentamos adaptarnos a los nuevos modelos educativos cooperativos y dinámicos, pero llevarlo al día a día cuesta. No son 25 alumnos, son más numerosos los grupos, pero sí es cierto, la experiencia que tengo, es que cuando trabajas directamente con ellos, yo he conseguido en determinadas asignaturas que el fracaso escolar sea cero, porque despierta interés, ilusión, emoción.

Es trabajar con la parte derecha, sigue diciendo Agustín, la izquierda está en Internet.

Silvia pregunta ahora a Leire de Diego, profesora de piano, una educación artística, define Leire, que le hace identificarse con lo que se está diciendo en el programa, especialmente con la viñeta que acaba de mostrar Koldo, porque distingue claramente las diferencias entre sus alumnos que no permiten poner el mismo examen o la misma nota. También destaca que el alumnado, las familias e incluso los profesores están demasiado atados a conceptos tradicionales de educación: los deberes, los exámenes, la nota.. Los padres quieren la nota y les da igual la historia que les cuentes alrededor de su hijo. Creo que tenemos que cambiar radicalmente nuestra visión.

¿También se tiene que cambiar la visión desde la Universidad?, Silvia vuelve a preguntar a Agustín, ¿y cómo se accede a las prácticas laborales?

Agustín concede que aunque tienen que mejorar, hay datos elocuentes sobre el impacto de las prácticas en la incorporación al mercado de trabajo. Hay estadísticas que dicen que tenemos centros donde un 40% de las prácticas se convierten en trabajo real. Experiencias recientes nosotros tenemos de estar colaborando con un proyecto, Garaituz, con la Diputación, en el que intervienen 99 empresas y estoy seguro de que el impacto que van a tener sobre el desarrollo de las pymes que están dentro de este proyecto y en contratos de trabajo va a ser muy alto, porque van a evolucionar, porque están ilusionados.

Silvia se dirige a Lander para que de nuevo comparta su experiencia a ambos lados de la barrera de las prácticas laborales. Lander expone que, en su caso, ha supuesto el contraste de estar por su parte pendiente continuamente de los alumnos en prácticas y verse a su vez solo cuando se ha convertido en alumno en prácticas.



Emprendizaje, diversidad, trabajo en equipo y educación como seres solitarios

Pregunta Silvia ahora si lo que llamamos emprendedores no son en realidad autoempleados a la fuerza, por las circunstancias.

Quien responde es José Luis Vázquez Doménech, sociólogo, reza el rótulo del programa. Indica que cada vez que hay una crisis, surge un nuevo modelo. Cada vez que hay un nuevo modelo, surgen nuevos términos, como emprendedor, como autoempleo. Pero yo creo que no engancha la mayoría de la sociedad. Todos no podemos ser pianistas y todos no tenemos por qué ser emprendedores. Yo veo una laguna en todo este concepto, porque parece que hay palabras superbonitas para alcanzar una educación buena, que proteja al individuo, que le forme de una determinada manera, pero los valores que estamos viendo aquí son de riesgo, de competitividad, ¡incluso de jugar en Bolsa!

Silvia se vuelve hacia Koldo, ¿Koldo, eso es cierto?

José Luis termina de hablar diciendo que cree de verdad que hay una gran parte de la población que no tiene por qué acceder a lo que estamos hablando aquí y las propias estructuras del Estado deberían aportar mucho más para que ese amplio sector de la población pudiera acceder, porque yo, por ejemplo, no puedo ser pianista, por mucho que me empeñe y por mucha capacidad competitiva que pueda tener.

Koldo, ¿es cierto lo que está subrayando José Luis? Por un lado hablamos del bien común, como ya nos apuntaba Iván, y por el otro lado decimos competitividad, riesgo, inversión en Bolsa..., pregunta Silvia.

Lo de la Bolsa es como una actividad que él, Jon Ander, ha cogido como una decisión de riesgo y luego ya ves que ha hecho muchas más cosas. Lo que tenía es la cabeza que le iba caminando por delante y hacía cosas. Pero tienes razón. Eso lo que quiere decir, y lo que tú dices, es que no todos son pianistas, no todos son monos, no todos son peces ni todos son elefantes. Y por eso lo del trabajo en equipo.

Para trabajar en equipo, nos tienen que enseñar y tenemos que hablar de valores, pero no tanto en la Universidad; como decía Agustín, en la Universidad ya es tarde, con 25. Mis nietas y mi nieto, que tienen 8-10 años, ya es tarde. Yo estoy preocupado, preocupadísimo, cada vez que les veo, cada vez que hablo lo que sea de mis nietos. Porque con 8-10 años es lo que me pasaba a mí con mis hijas. Han pasado treinta y cinco y se sigue igual, porque antes de los 7 años, hasta los 7-8 años es cuando estamos como esponjas, lo percibimos todos. Ahí es donde tienen que estar los valores, el trabajo en equipo, ese compartir, no el competir al que nos llevan.

Porque precisamente la nota —y lo sigo en mis hijas, que no quieren abrir los sobres de notas de sus hijos, pero ellos hablan de las notas por sus amigos— la nota es la competición. Y cuando ponemos el examen de subir al árbol, ¡yo voy a llevar un suspenso a casa! Entonces, ¿qué digo en casa? Luego estamos creando «idiotas» para toda la vida [como dice la frase de Einstein al pie de la viñeta], frustrados para toda la vida, porque tienen que defenderse de por qué tienen un suspenso. ¡Porque no son mis habilidades! ¡Porque no soy pianista, no voy a sacar un sobresaliente en piano! Pero tienes otras muchas habilidades. La pregunta entonces es por qué hacemos los mismos exámenes para todos e individuales, si en mi vida voy a estar solo ni debo estar solo. Es todo lo contrario: trabajo en equipo, compartir, generosidad. Pero me llevan por un camino del solitario, ¡hasta los 23 años!












lunes, 23 de febrero de 2015

NER compartido (Resumen de la 25ª semana del curso 2014-2015 y 8ª de 2015)

Egun on! ¡Buenos días! Empieza la semana y estamos en la órbita del NER, el Nuevo Estilo de Relaciones. Significa, por ejemplo, que asumimos una necesidad de cambio ante lo que la sociedad nos ofrece de forma generalizada y apostamos por una respuesta demostradamente posible —el NER en este caso—. Queremos un NER y también debemos, disfrutamos, nos esforzamos, compartimos... un NER.

Una cosa es hablar y otra hacer, decimos todos alguna vez, ¡pero qué curioso que casi siempre lo decimos cuando hablar y actuar están descoordinados! En el caso contrario, si los hechos son acordes con las declaraciones de principios y sentimientos, no solemos decir nada, ¡será que nos resulta normal! Parecido a cuando estamos sanos o enfermos: si estamos sanos, ni pensamos en que somos afortunados; si nos enfermamos, sentimos más cuánto vale estar sanos.

Hoy en el NER los proyectos y las personas, personas y proyectos, emprenden el lunes, y habrá quien —quizá, en un extremo hipotético— se quede más o menos solo o sola con su «cuento» del NER y habrá quien sea un proyecto líder en su sector teniendo por delante en sus preocupaciones de convivencia... ¡la comunicación y la confianza! Así lo vemos en AMPO, que puede enseñar de estilo organizativo basado en las personas tanto o más que de fundición y valvulería e ingeniería correspondiente —en lo que es líder mundial—. Sea internacionalización, válvulas, finanzas o el tema empresarial que sea, por algún lado llegan a la conversación la confianza, la comunicación o ambas; así lo hemos leído y oído a Jon Gorrotxategi, Jon Agirre, Garikoitz Aranburu y Peio Alcelay, por ejemplo, citando de más reciente a más anterior presentes en este blog.

No debe ser casual que las empresas que se paran y pierden, que se van quedando aisladas y su «cúpula» más sola, sean las que se estructuran con los departamentos estancos propios de la cultura jerárquica. Estancos por la incomunicación y por entender cada nivel que los los niveles por debajo de otro son los de «no se te paga para pensar» ni para hablar, obviamente, transmitiendo tus pensamientos.

Es sencillo cambiar este chip del «clasismo por decreto cultural» cada vez más difícil de justificar de cara al futuro que llama a la puerta:

«No es porque sea un tópico, es así, para todo es imprescindible la comunicación: para hacer un proyecto, para compartir, para ilusionarnos... Si se trabaja en equipos autogestionados a la fuerza tienes que comunicarte. Sin embargo la comunicación no es un tema que se aprende en un cursillo, ¿cómo se consigue?, sencillamente sentándonos más a la mesa. A medida que vas entrando y sintiéndote cómodo en el proyecto empiezas a decir. Tal vez hoy no hablas, mañana hablas un poco, y dentro de tres años estás entusiasmada porque te sientes parte, actor del proyecto, parte del éxito y tu comunicación aumenta.»


De esta manera se expresa Koldo Saratxaga en la revista Baietz, editada por FEVAS (Federación Vasca de Asociaciones en Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual). Se trata de una entrevista que en este blog tenemos como uno de los clásicos que pueden transmitir el NER. Y en cuanto a esta cita de la misma, puedes ver que el NER se alinea con tantas posturas participativas que vemos hoy en día. Una participación propia de personas y organizaciones que se esfuerzan en sacar la cabeza fuera del agua y navegar por sus propios medios, no por los de los demás, es decir, a costa del empleo o de los ingresos de otros, por ejemplo —despidiendo, con tributos injustos o despilfarrados, fraudes o robos, etc.—.

Lo anterior resume parte de la huella que ha quedado de la semana que se fue. Han sido unos días en los que hemos compartido los dos post habituales, más el post de resumen, y diversas aportaciones que nos sirven para hacer el camino. Por ejemplo, lo que puedes ver a continuación.

¡Buena semana!











«No hay objetivos comunes en las organizaciones, en las empresas, en la política, entre los intelectuales, etc. Lo que nos falta es relacionarnos, lo que hace falta es compartir y soñar juntos. [...] Es muy difícil pensar en qué queremos para este país dentro de veinte años. Porque para cambiar un país hay que ponerse a trabajar todos juntos.»

Entrevista a Koldo Saratxaga realizada por Bego Zubia Gallastegi para el libro publicado por Gaindegia: «Euskal Herria: retos económicos y sociales». Enlace vía HTML. Enlace directo al PDF del capítulo.


«Tenemos que cambiar las organizaciones. Desde ese punto de vista hay que cambiar el modelo educativo, porque tiene muy poca libertad. Es una educación enfocada al trabajo, no a las relaciones humanas, no para personas a quienes les quedan 80 años de vida. Mientras no cambie el modelo y la sociedad no se implique, no habrá mejoría. Somos una sociedad pasiva. Tenemos que educarnos de otra manera.»

Entrevista a Koldo Saratxaga realizada por Cristina Gómez Torrego y publicada en el Diario Vasco.












viernes, 20 de febrero de 2015

La productividad es un problema de ilusión. Para ser competitivos, tenemos que serlo entre todos, y no estoy hablando de riñón, estoy hablando de pasión, de inteligencias, de ilusión

Ongi etorri!, visitante de este blog!

Hoy nuestro título tiene dos partes, ya ves, unidas por el denominador común de referirse a ese mundo que en estos años de crisis da más noticias malas que buenas, el mundo de la empresa. Son dos ideas que Koldo ha compartido en el programa Pese a los malos resultados de este mundo y a sus no pocas carencias y lacras, Koldo Saratxaga le aporta pasión, creatividad o cuidados de manera que parece estar dedicándose a un ente vivo; así hemos oído que se definía recientemente a ner group como «criatura», con esta connotación de vida, en el programa de radio Made in Basque Country y lo contamos en el post anterior. Koldo consigue transmitir que el mundo empresarial puede ser un espacio de desarrollo de personas y de la sociedad, consigue transmitirlo o esperamos o se espera que lo transmita así; ¿por esto se le invita a predicar de aquí para allá? ¿Para que despierte energías? No sería mala explicación, ya que las personas buscamos puertas abiertas y no lo contrario.



También tendrá que ver, sin duda, la credibilidad que Koldo Saratxaga tiene, es decir, el conocimiento que se le reconoce, por una larga experiencia demostrada, de saber realizar o pilotar esta nueva respuesta empresarial a los tiempos de hoy que es el Nuevo Estilo de Relaciones (NER). Este conocimiento es compartido por Koldo con el convencimiento de que es un aire de cambio entre los demás que existen, uno más de muy pocos, por el momento, hoy en día.

En Koldo y en ner group vamos a encontrar conocimiento y apoyo, si fuéramos un proyecto que emprende la etapa de desarrollo que es el NER. Y si por el lado de la gestión vamos a tener la oportunidad de aprender y desarrollar una gerencia eficaz, por la parte de la respuesta humana, ¿cómo podríamos empezar a trabajar en equipo, a saber comunicarnos o a dar salida a la creatividad que todos tenemos, a nuestras capacidades? Desde luego que intentándolo, pero ¡qué diferente sería todo si en la etapa de nuestra educación se nos aportara el conocimiento que necesitamos! Esto se logra con experiencias, dice y repite Koldo.

Nuestro post de hoy transcribe las preguntas y las respuestas en la entrevista de esta emisión reciente de Por fin viernes, adonde Koldo acaba de acudir invitado (hasta el minuto 18 de programa, aproximadamente). La conversación es llevada por la presentadora Silvia Intxaurrondo y participan (en este orden) Alberto Pradilla (GARA), Pilar Kaltzada (Deia) y Juan Mari Gastaca (El País). Recordaremos que hace unos meses ha participado también en Por fin viernes; este vídeo es parte de aquel programa y aunque el título hace referencia al tema de la soberanía, del que se trataba, verás que como siempre con Koldo, los temas se multiplican.

Transcribimos los ocho minutos que van desde el 10 (diez y medio) al 18 (dieciocho y medio, aproximadamente) del programa. Leer, además de oír, ayuda a aprovechar las ideas. También nos gusta pensar que haciendo esto, ponemos en circulación palabras que pueden propiciar encuentros y más fruto en estos caminos y veredas digitales. Empezamos por esto que dice Koldo de ner group:

En el grupo ner, que tengo el placer de haber iniciado y de impulsar, los salarios son un 15% más altos que la media de Euskadi, un 10% más bajos que Alemania, un 35% más altos que la media de España y las mujeres y los hombres ganan igual, por supuesto, sin dudarlo.


¿Se puede ganar dinero con este modelo empresarial?, pregunta Silvia Intxaurrondo, aparte de que es más humano.

Además de pagar unos excelentes salarios, como corresponde, encima dedicamos el 2,5% a la sociedad, en horas de trabajo, a hacer cosas sociales. Un 2,5% que sería de productividad, de horas productivas, y sin embargo, la productividad no es un problema de número de horas, es un problema de ilusión.

Y dedicamos el 2,5% también de nuestro tiempo, o el 3%, a estar reunidas todas las personas, no solo los de la parte de arriba de la pirámide, que no tenemos pirámides. O sea que, teóricamente, hay un 5-5,5% de horas que en las organizaciones empresariales normales —no me gusta llamarlas empresas— no dedican ese tiempo.

No es un problema de horas o de riñón; hemos pasado la época del riñón, de que yo no puedo perder 5, 10 o 15 minutos, o una hora. Estamos en la época de la pasión, de la inteligencia y de hacer lo mínimo con el riñón.


Alberto Pradilla (GARA) pide opinión a Koldo sobre el concepto de emprendedor y que se hable tanto de emprender.

Hay que animarles [a los jóvenes] a que hagan eso [emprender], pero no les hemos ayudado a ser emprendedores. Vamos a ver —y tenemos que entrar en el modelo educativo—: hasta los 23 años o los 22, tú te pasas veintitantos años con niños o niñas de tu edad, siempre los mismos, con unos profesores que te pueden tocar un año, dos años y sin tener ninguna experiencia. De repente sales al mundo normal y te encuentras con señores y señoras de 64, 61, 62, de 15, 18, de 20, de 40, un mundo absolutamente disperso, en el que no has tenido nunca visiones como esa, y luego te dicen que seas emprendedor.

Suelo estar con jóvenes, y les digo: ¿tú de qué sabes? Yo he hecho Tecnologías. ¿Y tú qué has hecho? Económicas. Y le pregunto al de Tecnologías, ¿qué sabes de Humanidades? ¿De Humanidades? No, nada. ¿Y qué sabes de Economía? No, de Economía no, yo he hecho Tecnologías. ¿Y qué sabes de marketing? No, tampoco. ¿Y qué sabes de Historia? ¿Y qué sabes de Ciencias? ¿Y qué sabes de relaciones humanas? No, nada. Y les pregunto: si vosotros tres de Tecnologías pusierais una actividad juntos, ¿estáis seguros de que triunfaríais? No claro, es que de todo lo que tú dices no sabemos nada.

Y es que hacemos personas para la industria, para la gran industria, y en este país lo que hay son noventa y tantos por ciento de puestos de trabajo en las pymes. Y les llevamos [a los jóvenes] a lugares a que les expliquen qué tienen que estudiar y vienen [a explicarlo] multinacionales o empresas de 1.500, 3.000, 5.000, que en Euskadi no hay más que dos o tres, y en España un montón. Y luego resulta que donde tienen que trabajar es en una pyme, de 8, de 15, de 20 o de 6, o juntarse con dos amigos y montar algo. ¿Qué tiene que ver todo eso con lo que han estudiado?




Pregunta Pilar Kaltzada (Deia) por cómo trabajar la transversalidad que propone Koldo, en el momento de ahora, cuando el pasado no funciona y lo que se ve como futuro no ha empezado a funcionar.

Voy a aprovechar para dar una noticia que no he visto en las primeras páginas de los periódicos ni nada por el estilo. Mira, cuando mis hijas tenían cinco años, yo era un loco de que no tuvieran notas y de que tuvieran esto que estamos hablando: que convivan, que compartan, que sean felices. Esta semana, el ministro de Educación francés ha dicho que se acabaron las notas y que a partir del curso que viene los niños y las niñas empezarán a estudiar en grupos para tener experiencias y ver su evolución sobre la base de las experiencias. Ahora tenemos una enseñanza —aunque yo no la llamo ni enseñanza ni educación— que es estar ahí unos cuantos años. Que es mejor estar ahí y pasar por la Universidad que no pasar, de acuerdo, pero experiencias, experiencias, no tienen. Con lo cual... Y estamos en notas, que tienen que ver con hacer algo por tu cuenta y examinarte por tu cuenta, cuando después te encuentras, sean tres juntos, sean cien o sean cincuenta, que tienes que compartir con ellos, convivir con ellos para tener éxito. La individualidad en una empresa no sirve para nada.

Efectivamente, estamos en un momento en el que el modelo educativo se está moviendo y desde hace años, pero son el 3-4% de Euskadi y el 3-4% de Cataluña, donde conozco el colegio posiblemente mejor de España, el colegio Montserrat, y se empieza a hablar de ello, y se empieza a ver modelos. Pero estamos hablando del 2% o el 3%, y estamos en 2015.


Qué hemos aprendido de la crisis, o si hemos aprendido algo, pregunta ahora Juan Mari Gastaca (El País).

Cuando yo soy muy crítico con las cosas, y me dicen que soy un exagerado, es porque a mí no me interesa el 4-5%. Soy muy amigo de la campana de Gauss. La campana de Gauss está muy desplazada a que todavía no hemos evolucionado; hay personas que sí, hay organizaciones que sí, pero no hemos sacado ninguna consecuencia. Porque, volvemos a la educación, un país tiene que empezar por la educación, ¡si lo sabemos todos! Cualquier persona con la que mantengas una conversación, sea político, no sea político, esté en el mundo de la Educación, te dice que, efectivamente, esto lo tenemos que cambiar. Pero, claro, tiene que cambiar con un decreto como el que acabo de escuchar y de comentar ahora, de un político francés. Que ahí los políticos sí que tienen mucha importancia.


Y la clase empresarial, ¿qué hemos aprendido?, pregunta de nuevo Juan Mari.

Yo creo que están empezando ahora a ponerse inquietos.


Pero inquietos por los resultados, dice Juan Mari Gastaka.

Claro, por los resultados. Lo que algunos decíamos hace 20 años, en Irizar, que esto [el NER de Irizar] dentro de 20 años será común, ahora tengo que decir que dentro de 10 años será común, pero claro, 15 o 20 años más tarde de lo que yo comentaba. No hay otra manera. Las personas individualmente... ¡no hemos nacido para vivir individualmente! Luego en una organización tampoco pongas individualmente: uno arriba, otro más arriba, otro más arriba, y tareas, y motívale, y pagando, con primas, con esto y lo otro... se ha explotado todo ya. Pero el problema es que para satisfacer al cliente, para ser competitivos —porque no te queda más remedio que hablar de la palabra competitividad, y no estoy hablando de riñón, estoy hablando de pasión, de inteligencias, de ilusión—, para ser competitivos, hemos de hacerlo entre todos.













miércoles, 18 de febrero de 2015

Jon Gorrotxategi: AMPO es un éxito por cómo lo hacemos y cómo sabemos hacerlo

Nos hace ilusión escuchar a las personas de ner group, no solo a las famosas, a los coordinadores, que también, por supuesto, y la muestra es cómo les exprimimos. Pero nos gusta encontrar a una persona al azar, que habla del Nuevo Estilo de Relaciones (NER) y hace que sintamos que el NER es compartido.

Ahora hemos tenido la oportunidad de escuchar a Jon Gorrotxategi, del proyecto AMPO, en el espacio Made in Basque Country, del programa Boulevard en Radio Euskadi, que cada día comparte experiencias empresariales de interés, de viva voz de sus protagonistas, entrevistados durante unos minutos.

A continuación transcribimos esta entrevista, un retrato fugaz y a la vez consistente de AMPO, en la que se reitera que el funcionamiento de un proyecto está ligado a múltiples factores y a una labor de tiempo. Y hay que destacar además que las preguntas se centran en las soluciones, no en los problemas. Dirás, bienvenida, bienvenido visitante, que es fácil, tratándose de un éxito como AMPO, olvidar la crisis que nos rodea, de la que algunos dicen estar saliendo o que estamos saliendo, y muchos también al oírlo probablemente sientan que si esto es así, es «haciendo una vaselina» a tantos que siguen dentro. Es Jon Gorrotxategi quien hace una breve alusión implícita a la actual situación económica, al mencionar que AMPO vende al mercado exterior fuera de Europa más del 50% de lo que produce. Antes ha comentado que la exportación está subiendo en general y que Europa es el primer destino de las empresas que recuperan o logran mercado exterior, el mercado más asequible, aun sin dejar de valorar lo significativo que es exportar.

Acompañamos de dos imágenes con las que hemos compartido la entrevista en uno de nuestros perfiles en Twitter, para que todos pongamos cara a Jon Gorrotxategi y a la vez, a otras personas del proyecto AMPO.



AMPO suma 50 años y es líder en válvulas y fundición. El 95% de su producción tiene como destino el mercado internacional. Desde hace tres años está en ner group, que es «esa criatura con la que Koldo Saratxaga, ex de Irizar, trata de convencernos de que es posible hacer empresa de otra manera»... Estas ideas de Andrés Goñi introducen la entrevista a Jon Gorrotxategi, Coordinador de relaciones institucionales de AMPO, en el espacio Made in Basque Country, dentro del programa Boulevard de Radio Euskadi. Es una entrevista que abre su director y presentador Dani Álvarez, y comienza por la pregunta a la que conduce el contenido de la presentación: ¿Cuál es la clave del éxito de AMPO?

No hay una sola clave, es la combinación de muchas, responde Jon Gorrotxategi: el producto, obviamente; la situación o el posicionamiento que tenemos en el mercado, el estilo de relaciones, la organización… Básicamente, cómo lo hacemos y cómo lo sabemos hacer.

Interviene Andrés Goñi con una pregunta a propósito de que las válvulas de AMPO, de altas prestaciones y con un peso algunas de hasta 20 toneladas, se fabrican en su mayoría para el sector energético. ¿Qué van a hacer para remediar este peligro de poner tantos huevos en la misma cesta?, se pregunta y pregunta Andrés.

Jon aclara que el sector energético no es una sola cesta, sino varias, en las que trabaja AMPO: gas, petróleo, petroquímica, química y minería. Pero también es verdad, añade Jon, que no se conforman con cómo están y que actualmente están trabajando en un proyecto de diversificación completamente diferente a lo que hacen.


Desde la izquierda: Jon Gorrotxategi con Iñaki Aizpeola y Joxean Ugartemendia; la imagen corresponde a una noticia con el titular «Una empresa que desafía a la crisis», en El Mundo.

Seguidamente Andrés Goñi pregunta que a quién se le ocurrió en AMPO hacer las maletas para salir al mercado exterior, algo en lo que empezó en los años 70, no con la tendencia de ahora.

Jon Gorrotxategi responde comenzando por destacar que respecto a la internacionalización a AMPO le enorgullece especialmente que más del 50% corresponda a fuera de Europa, que es un mercado fácilmente alcanzable hoy en día. Y sobre a quién se le ocurrió, indica que fue al equipo de trabajo de entonces, que supo ver la oportunidad y creó una clave del éxito del que disfruta AMPO hoy en día.

¿Y qué fue lo que les llevó a formar parte de ner group y qué han sacado en claro?, continúa preguntando Andrés.

Es un cambio que viene de más años atrás, del 2000-2003, cuando AMPO tomó la decisión de cambiar sus relaciones, y si bien veníamos de una forma que funcionaba, cambiamos a esta que ha sido parte también de los éxitos que hemos llegado a cosechar. Ha sido por una combinación de muchos motivos el llegar a esta forma de hacer las cosas, que no es la única, pero sí es una forma exitosa de conseguirlo.

Exitosa y comprometida, apostilla Andrés, porque exige valores como la ética y la transparencia, decisiones cada vez más horizontales en lugar de piramidales… Es un cambio importante de mentalidad, concluye.

Sin duda, concuerda Jon, la comunicación, el compartir, el decidir entre todos… podría decir muchísimos adjetivos que definen este estilo o forma de gestión, añade.

Y termina la entrevista, con el apunte de Dani Álvarez de la pertenencia de AMPO a ner group, al que describe como «red», impulsada por Koldo Saratxaga, invitado en otras ocasiones al programa.


Jon Gorrotxategi a la derecha, a la izquierda Peio Alcelay, el coordinador del Proyecto AMPO, y en el centro Jon Agirre, presidente de AMPO; es de una noticia con el titular: «La cooperativa Ampo pone en marcha un plan para invertir 20 millones en tres años», en Noticias de Gipuzkoa.












lunes, 16 de febrero de 2015

NER compartido (Resumen de la 24ª semana del curso 2014-2015 y 7ª de 2015)

Aunque no somos mucho de política en nuestros perfiles sociales, sí escuchamos y leemos a las y a los políticos. Nos gusta ver que cuentan con las personas y con la libertad individual de pensamiento, como propone Koldo Saratxaga a los partidos representados en el Parlamento Vasco (aquí puedes ver el vídeo con su exposición y las preguntas y respuestas después).

Esta semana hemos encontrado la transcripción de esta exposición de Koldo, de la que hemos destacado tres ideas relacionadas con el compañerismo:

«Podemos tener compañeros de toda la vida y sabemos los que veranean en Lekeitio» y el que es del Athletic, pero no sabemos qué sienten.

«No estamos educados a hablar de nuestros sentimientos porque eso parece que es lo tuyo, no tienes por qué contarlo».

Hemos de sentir desde la libertad y saber que nos van a respetar.


Como nuestros perfiles comparten el Nuevo Estilo de Relaciones (NER), sin más tuiteamos sus ideas. Por ejemplo, la campana de Gauss: como toda estadística, tiene su parte de irrealidad, pero si queremos sacarle jugo, en el NER nos sirve, por ejemplo, para entender la diversidad de capacidades, la diferencia de actitudes y en una misma actitud, etc.



De puertas afuera de la Red, Koldo Saratxaga ha impartido una sesión de formación interna al equipo de B+I Strategy. Hemos enlazado el post que han publicado en su web, con esta idea destacada por nuestra parte: «Insistió en cuidar a las personas para que desplieguen su gran capacidad de innovación y de creatividad, y así provocar el cambio organizacional pendiente».

También estamos siempre pendientes de amigos en Twitter como Cáritas de Bizkaia y vemos muchas iniciativas constructivas que comparten, propias y de otros, a la vez que las cifras de la necesidad, que siguen elevándose, según parece, pero también la solidaridad. Decía Francisco Javier Salcedo Bilbao en esta entrevista que en el NER buscamos el efecto mancha de aceite, y nosotros ahora pensamos en lo poco que se han extendido tanto el NER como tantos deseos de cambio. ¡Cuánto desempleo, cuántas personas trabajando para ser pobres, cuántos ciudadanos y personas de segunda y hasta de cuarta! La entrevista fue en Uruguay, en Montevideo, con ocasión de asistir al macroforo de Innovación organizado por la Agencia Nacional de Innovación de este país.

También de hemeroteca hemos actualizado un post de Enrique de la Rica que resume una de las clases que Koldo dio en ESEUNE. En realidad esta página sirve a su vez como resumen del NER en cuanto gestión y filosofía; como para tener en la biblioteca de fondo de lo escrito sobre este estilo.

Avanzando la semana, encontramos el post «Ideas rompedoras de un ingeniero líder, “Koldo Saratxaga"», publicado por Activa Talento en su blog, coach gaditano.

Y el viernes nos trae el Nuevo Estilo de Relaciones desde los medios, por la mañana con una entrevista a Jon Gorrotxategi, del proyecto AMPO, en el programa Boulevard de Radio Euskadi.




Por la noche, Koldo asiste como invitado a Por fin viernes, en ETB.





Además, se anuncia charla de Óscar García en la sede de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN).



Y el colofón es el estreno del equipo ciclista AMPO – Goierriko TB en la competición en carretera, con su participación en el Essor Basque.













viernes, 13 de febrero de 2015

Personas productos educativos

Nos sonará alguna historia de un escritor o escritora que envió su obra a un buen número de editoriales y recibió tantos rechazos como envíos; en algún momento alguien rectifica su negativa, o dice sí a la primera, y esta obra se convierte en una celebridad o un superventas una vez publicada. A la hora de identificar oportunidades editoriales, les falla el ojo tanto a los entendidos como a los novatos, según van contando los propios protagonistas: le falló el culto editor Carlos Barral, cuando rechazó publicar la novela de Gabriel García Márquez Cien años de soledad; o al escritor André Gide, que informó en contra de publicar la obra de Marcel Proust En busca del tiempo perdido; o a los 20 entendidos editores que, uno tras otros, rechazaron la obra de Pierre Lemaitre que ha sido reciente premio Goncourt.

Las personas en busca de empleo y que no se han desanimado de encontrarlo habrán hecho muchos intentos también, con envíos de currículum, entrevistas si ha habido suerte y, antes, la consiguiente búsqueda de información.

No hay espacio para absorber la actual demanda de empleo. Es una demanda procedente de la natalidad, obviamente, y del sistema educativo y formativo, por lo general, ya que casi todas las personas tienen alguna certificación académica.

Oímos y leemos a nuestro alrededor a las entidades que forman y educan hablar a su alumnado de incorporarse al mercado laboral, a la vez que ellas mismas, como organizaciones, asumen metas mercantiles. En este ámbito educativo, según esta óptica mercantilista, las personas somos, dicho grosso modo, materia prima que recibe un tratamiento estándar para lograr unas características similares, en serie; las y los profesores serían los operarios de esta especial «línea de producción»; etc. Es un sistema extendido por todo el mundo y vigente hace años. En lo que nos toca, en nuestra sociedad ahora, está resultando un gran problema, con «no vender» lo que produce y atraer fondos sin generar un retorno aceptable.

Así nos considera el sistema educativo, pero ¿cómo nos presentamos nosotros en el mundo del empleo? Casi siempre con un currículum de formato y expresión estándar… Esto habla de nuestro deseo de integración y de encontrar lo que nos una a otros, es lo positivo. Pero si nos dan la oportunidad de pensar por nosotros, de definirnos personalmente, ¡quizá ni siquiera escuchemos o entendamos ni tampoco sepamos hacerlo! Es una experiencia que han tenido no hace mucho en AMPO. ¿Hemos fabricado el sistema educativo a la medida de nuestra comodidad y conformismo? Es una duda posible.


En otros países no hay tanto paro con un sistema similar, dirás, bienvenida, bienvenido visitante. Sin embargo, donde pueden soñar con un 2% de desempleo es en Finlandia, el país que ofrece la mejor educación, según cada vez más personas.

Una filosofía educativa opuesta al mercantilismo es la clave del éxito social y laboral de la educación finlandesa, subraya uno de los autores de dichos planteamientos, Pasi Sahlberg, en esta entrevista reciente.

En España se elogia este sistema y hasta se propone como respuesta al reto del paro, la educación y el futuro, aunque la presión lleva a simplificarlo en unos términos más bien próximos al sistema caduco, por ejemplo, como «un sistema educativo de alto rendimiento». La urgencia parece que no deja espacio para interiorizar o hablar de sus características rompedoras, como valorar a sus profesores, dar espacio para soñar o para las relaciones familiares, y animar a que cada centro se supere a sí mismo, no a que compita con otros, por ejemplo.

Dentro de unos días Koldo Saratxaga está invitado por Nazareth Zentroa a dar una charla para orientadores que deseen ayudar a los alumnos a afrontar retos de futuro. Se plantea en estos términos, en un vocabulario diferente, como el título de esta charla: «Creatividad y emoción para la nueva educación».



















miércoles, 11 de febrero de 2015

Propiedad empresarial, participación y NER, explicado por Xabier Berasategi (TTT Goiko) y Mikel Agirre (Royde)


Xabier Berasategi, director general del Grupo TTT


Minutos 17m5s a 20m8s


«En un contexto de modelo caduco de relaciones patronal-sindicatos, esas dos partes que hay en la empresa, yo estoy convencido de que somos la propiedad y los directivos quienes debemos iniciar el proceso de cambio. Fundamentalmente por dos razones: porque somos más flexibles y porque tenemos más recursos.

»También desde mi posición de propietario y empresario me gustaría terminar con una segunda reflexión: creo que debemos elegir el modelo que seguir. Podemos quedarnos con el tradicional, en el cual el empresario pone unos recursos a su servicio, compra un pabellón, compra máquinas, contrata personas y, más o menos, a través de esos recursos lleva la empresa por donde él quiere. Entiendo que éste es un modelo caduco.

»Las personas se pueden contratar, pero su conocimiento no.

»Entiendo que debemos superar ese modelo.

»Creo que tenemos la opción de seguir otros caminos, aquí se han expuesto unos cuantos: la ESOP, la alternativa nuestra sin dejar la propiedad, de tal manera que, como empresarios, nos dejemos guiar por el proyecto común de todas las personas de las organizaciones. Creo que tenemos suerte de poder elegir libremente, por lo menos desde la posición de la propiedad o del empresario, y lo que creo que debemos hacer es eso: elegir qué camino queremos seguir.»





Mikel Agirre, presidente del Consejo Rector de Royde


Minutos 1h14m38s a 1h16m38s


«Una vez que te estás jugando tus cuartos, la implicación cambia, pero no sé si es del todo necesario, yo creo que no, llegar a ese grado para que la gente se implique.

»Lo que sí veo más es, desde el punto de vista territorial, el controlar las empresas para que permanezcan fijadas en el ámbito territorial en el que estén; desde ese punto de vista sí. Por lo demás, se puede conseguir la implicación del personal sin tener que necesariamente hacerles invertir o poner su dinero allí donde trabajan.

»(Interviene el periodista Carlos Etxeberri, moderador de la mesa redonda:) O sea, que no es una condición sine qua non formar parte del capital. Muchas veces, digamos, se confunde participación con participación en el capital de las empresas, y no es así. La participación tiene muchas variables y muchas salidas y muchas fórmulas.

»Sí, y yo creo que la más importante es la otra, la participación desde el punto de vista en aportar tus conocimientos, lo que tú sabes.

»(De nuevo interviene Carlos Etxeberri:) En el proyecto empresarial.

»Exactamente, en donde estás.

»O sea, en la gestión, (apostilla Etxeberri).

»Eso es, desde el punto de vista de gestión. Todas las personas somos creativas, todas, en mayor o menor grado, y todas tenemos algo que aportar. Y es desde ese punto de vista de aportación la parte más importante, más que lo pueda ser la parte económica.

»(Ahora interviene Oscar Usetxi, director de Innovación de la Diputación Foral de Gipuzkoa:) Todas las empresas de ner group estáis dentro del modelo ner group, pero no todas sois cooperativas, tenéis sociedades anónimas...

»Sí, tenemos de todo.»












lunes, 9 de febrero de 2015

NER compartido (Resumen de la 23ª semana del curso 2014-2015 y 6ª de 2015)

Egun on! ¡Buenos días! Aquí nos encuentras, bienvenida, bienvenido visitante, estrenando la semana y pensando en hacer nueva también la experiencia de ser «adecuados y oportunos en el momento y el lugar» que se nos pida. Sí, nos encuentras pensando en nuestros compañeros de viaje, porque ser campeones de superación personal está muy bien, pero si nadie lo aprecia o no le es útil, el reto no está completo. Así que la idea es conjugar ambas cosas: ser mejores y serlo con un sentido social.

Para hoy, y para el plazo medio y el largo, cada proyecto del Nuevo Estilo de Relaciones (NER) tendrá su meta; probablemente muchos o todos piensen en encontrar nuevos compañeros de viaje y nuevos mercados. Esto mismo harán en este día, en otra escala, muchos de los más de cuatro millones y medio de desempleados: buscar un cliente o un mercado para su necesidad de empleo y su oferta de trabajo. ¡Qué diferente sería para cada persona que busca empleo si pudiera funcionar en unión con otras, en equipo, a la hora de desarrollar esta búsqueda! Pero la realidad es que casi todos están solos, solas, y además compitiendo con muchos.

Se dice de muchas formas, que si «cuatro ojos ven más que dos», «la unión hace la fuerza» (o en negativo, «el pez grande se come al pequeño»)... pero pocas personas dudarán de que sumar con otros es una forma de hacer y vivir en un nivel de energía muy diferente al del individualismo y del egoísmo.

El NER es un estilo de sumar y unir, de estar juntos, porque juntarse como coincidir, también coinciden las personas en una pirámide, donde, unos afectados y otros contendientes, las luchas por el poder son el día a día.

Para que nos hagamos una idea de lo que significa y requiere, valen estas líneas en el primer capítulo de Un nuevo estilo de relaciones. Para el cambio organizacional pendiente:

«Debemos pasar de un estilo yo-ello, que es la forma de relacionarse con algo cuyo valor es instrumental ―y de aportación material en todo caso― a un estilo yo-tú donde son los valores intrínsecos de las personas los que cuentan.

»Se requiere un liderazgo claro y tenaz para hacer coincidir los intereses de todas las partes. La falta de un equilibrio mínimo entre los implicados traerá consigo un camino un tanto tortuoso y con un futuro incierto.»


En nuestra semana social compartiendo este estilo hemos apelado a las relaciones personales, a los valores... y hemos encontrado puntos de vista como esta portada de Larrun, que edita la consabida desconfianza ante las propuestas de cambio que vienen de arriba, de quienes tienen la sartén por el mango. Una desconfianza frecuentemente justificada y justa.

«La transparencia deriva en la confianza. Si no conoces, poco puedes aportar. Con el poder concentrado, surge el miedo. El gran error es no enganchar con el proyecto. Hay que ser generosos, y cuidar y mimar a las personas. Hay que dar libertades, esas cosas, en fin, que no se hacen. No vale decir: “Ahora, como tengo crisis, voy a crear equipos”. ¿Tú vas a crear equipos, confianza? ¿Tú, que cuando vienen cuatro días malos lo primero que has hecho es empezar a echar gente a la calle?' Antes de eso hay que hacer piña y músculo. Lo fundamental es la visión de futuro.»

«Se vive mejor viendo disfrutar a los demás», segunda parte de la entrevista: «En una empresa la culpa siempre la tiene el de arriba, el jefe»


Este número de Larrun es la traducción al inglés de su número 192 en euskera, una amplia entrevista sobre participación en la empresa, compartida aquí especialmente porque Juan Jesús Anduaga, de ner group, es uno de los entrevistados.

Hemos compartido también los dos post de cada semana, con el interés especial de conocer la experiencia de las personas y los proyectos de ner group. Y además, diferentes tuits que animan a leer sobre el Nuevo Estilo de Relaciones o a escuchar alguna charla o ponencia, etc. También otros tuits que lo cuestionan, preguntan o, directamente, contradicen... Es de las cosas que más nos gustan, conocer más puntos de vista, porque resulta muy «refrescante» para las neuronas y las actitudes.

¡Y esta ha sido nuestra sencilla semana social, en resumen!