lunes, 30 de marzo de 2015

Sencillez, innovación (NER compartido. Resumen de la 30ª semana del curso 2014-2015 y 13ª de 2015)


Egun on! ¡Buenos días! Nueva semana y nuevas oportunidades de vivir nuestro sitio en el entorno social, laboral, familiar...

En este egunero compartimos una forma posible de realizarlo, basada en las personas con unas relaciones como seres con cerebro, manos, estómago, corazón; con valores, ideas, sentimientos, conocimiento, experiencias, actitudes, capacidades… y seres diversos en todo ello. En compañía y compañerismo encontramos más oportunidades de estar así:



Aquí llamamos Nuevo Estilo de Relaciones, NER, a esta forma concreta de entender a las personas unida a otra de visualizar el «tablero de ajedrez» que podemos conformar al coincidir en un espacio, cualquiera que sea, de trabajo, deporte, aficiones, formación, etc.: es una conexión interpersonal hecha de equipos autogestionados, transparencia, libertad, comunicación, responsabilidad y todos los demás elementos, hasta 13, que componen este estilo, unidos a su consecuencia, que es lograr un proyecto común, la clave para el éxito que deseamos y compartimos en común cuando llega, antes o después.

Escribimos NER con mayúsculas porque es el nombre propio de esta manera de vivir, específica, que no puede confundirse con otra. En otros sitios vas a ver escrito nuevo estilo de relaciones, con minúsculas, porque el NER es un estilo que, como afirma su impulsor Koldo Saratxaga, está al alcance de cualquier realidad que implique relaciones y personas, sea el Athletic o la comunidad de vecinos, una cooperativa y una sociedad anónima. Y es tan fácil y tan difícil como emprender juntos un viaje, hacer familia, etc.

El NER ha tomado forma en Irizar Ormaiztegi y desde allí se ha extendido con Irizar Group, al mismo tiempo que este nacía y se desarrollaba. Desde hace unos años, el NER está siendo adoptado por más proyectos que, unidos, se conocen como ner group.

Sin embargo, el NER no es una empresa ni tampoco un discurso, ni una declaración tras una jornada o un manifiesto durante un encuentro. Ha habido foros en los que se ha compartido alguna faceta de este estilo y su impulso innovador, proclamándolo casi con carácter fundacional; por ejemplo, ahora nos viene a la mente el manifiesto del Foro de Elgoibar.

Y es que, en toda su mayúscula sencillez, el NER es una innovación radical en la sociedad que tenemos montada, donde las relaciones interpersonales al uso se basan en un enfoque instrumental, que considera a las personas medios para llegar a más. En esta sociedad el llegar a más se mide con respecto al de al lado, en primer término, y secundariamente a superación personal, construir ciencia o técnica… Es porque a medida que se llega a más, hay sitio para menos personas, así hemos hecho la sociedad. En este contexto, la superación significa competición —«nos han enseñado a competir y no a compartir»—. En consecuencia, el camino para llegar a ese más no es el desarrollo personal y social, sino que es una cuestión tan accidental como el nacimiento, la herencia, el caer en gracia a quien reparte los premios o etc., el no caer en desgracia ante alguien que pueda movilizar energías contra nosotros, etc.



Las personas que desean vivir en una ética del desarrollo humano y justo y sostenible no se sienten especialmente realizadas accediendo a ese más al que se llega por caminos tan poco humanos y justos y tan tóxicos, ¿pero el mundo sigue su curso en la tónica dominante del sálvese quien pueda? ¿Al final las rebeldías contra el sistema se quedan en cosas de un protestón congénito o de un rebelde sin causa o un sarampión de juventud? En definitiva, en una amplia mayoría desembocamos en el océano del sálvese quien pueda por el motivo X que sea.

Necesitamos líderes y necesitamos cambiar, se nos ocurre decir ante todo esto. Por eso, de la semana que se va nos quedamos con la imagen de Koldo, en su charla a orientadores educativos en Nazaret Zentroa, intentando establecer una conexión, hacerles sentir que tenían en común un punto de acuerdo desde el que construir una revolución de nuestro sistema educativo. Fue en nuestro post del miércoles.













viernes, 27 de marzo de 2015

Pablo Aretxabala: El Nuevo Estilo de Relaciones,el NER, y K2K emocionando. Entrevista en el programa Egunon Enkarterri de Begi FM



Esta semana ha participado Pablo Aretxabala en una jornada empresarial en Getxo, hablando como doble, representante de la Getxoko Hurbilekojalea y de K2K emocionando. En este segundo caso ha contado a qué se dedica el equipo de Koldo Saratxaga como líder del cambio con el Nuevo Estilo de Relaciones, el NER.

Sobre este tema, explicado por Pablo, contamos en el Egunero con una entrevista que emitió el programa de radio Egunon Enkarterri, de Begi FM, la radio digital de Las Encartaciones, con sede en Balmaseda. Hoy actualizamos esta conversación donde, además del NER y su filosofía de relaciones horizontales, podrás oír hablar de los libros de K2K, e incluso del Egunero, este blog, de todo ello con unas palabras e ideas que quedarían reflejadas en el Anexo de Experiencias ner 2011. Te invitamos a seguir ambos enlaces, a entrevista y a libro, y disfrutar con estos puntos de vista sobre el NER que nos da a conocer Pablo Aretxabala. Y si todo esto te sirve para tus propias ideas y proyectos, habremos cumplido el reto que siempre tenemos al compartir este Nuevo Estilo de Relaciones, Harreman Estilo Berria.

Te deseamos muy buen fin de semana. Asteburu on! ¡Hasta el lunes!



La foto de Pablo Aretxabala es de Mikel Agirregabiria en Flickr.












miércoles, 25 de marzo de 2015

Como uno más aportar a la sociedad,no clases de personas


«Personas integradas, equilibradas, satisfechas, personas que se sienten capaces de crear, de ser y de aportar a la sociedad en todo lo que pueden como uno más, no clases de personas.»


Así propone Koldo Saratxaga que la educación sirva a las personas y que la sociedad las reciba a las personas así educadas. Lo dice en un momento del coloquio tras su charla reciente en Nazaret Zentroa (4º vídeo, desde 4:44). Es un coloquio atípico, con esa impresión estamos tras escucharlo varias veces, más que la propia charla, y seguimos en ello. Hemos empezado a ver el vídeo por esta etapa de diálogo, pensando que sería ocasión de conocer y compartir alguna disensión, crítica, matización, etc., dado el interés de K2K emocionando en ampliar en esta dirección lo compartido en este Egunero y sus perfiles sociales, y no limitarnos a avanzar en la dirección de construir el Nuevo Estilo de Relaciones (NER).

En realidad, durante este coloquio mencionado, no se aceptó el envite de pensar en el modelo escolar, que era el tema tratado por Koldo en su charla. En consecuencia, tampoco nadie, además de Koldo Saratxaga, trató o al menos mencionó algún planteamiento, oportunidad o posibilidad de cambio en el modelo educativo.


Por el contrario, decía alguien a Koldo: «Entendemos tu discurso de cambio radical, pero hay que ver lo que hacemos bien» como sistema. El «hay que ver lo que hacemos bien» se repitió más de dos veces y logra despertar en quien escucha el interrogante de si en realidad no se estaba preguntando qué coste tendría el cambio: ¿y eso me va a dejar dolida/o?, ¿me saldrán «telarañas» en los bolsillos?, ¿voy a quedar como un/a persona que nunca ha sabido lo que ha hecho, ya que tiene que rectificarlo en su totalidad?

Ante la reivindicación de Koldo de hacer más pedagogía, alguien define pedagogía como «explicar mejor», que es así como se dice en la prensa. Por lo tanto, no es por el camino pedagógico como se puede resolver dos de los retos que ha planteado Koldo: uno, el de conseguir que los padres se acerquen a la escuela (desde 4:16 del 4º vídeo), en lugar de pedirlo sin más, y otro el de hacer las cosas en común, que requiere compartir, convencerlo y aprobar (desde 12:12 del 3er. vídeo). Al hablar de este segundo reto, Koldo Saratxaga indica un camino: «tiempo, cariño, pasión y liderazgo para hacer que los demás se entusiasmen». Verás, bienvenida, bienvenido visitante, que en el NER la actitud de convencer es una guía en las relaciones entre las personas; en el post del lunes hemos recogido los testimonios de Eneritz (Panelfisa) y de Óscar (K2K emocionando), y ahora con Koldo sale otra vez el tema.



En las respuestas de Koldo es una constante el impulso hacia el cambio, un cambio que propone también siempre con dos características: trabajar juntos (educadores, padres, instituciones...), y visualizarlo como un cambio posible. Le ponen pegas continuamente desde el público: «es que no tenemos dinero», etc. o evaden yendo por diferentes derroteros; hay varios momentos en los que las preguntas y comentarios hacen patente que pensar de una forma diferente, como la que ofrece Koldo, no está en la mente de las personas. Olvídate del dinero y de las pegas, exclama Koldo, yo pregunto: ¿es posible realizar este planteamiento? (desde 7:57 de la 4ª parte). Y sí, en este momento consigue que el público se enfoque hacia su propuesta, en lugar de a los «peros» y a la realidad del presente. La respuesta es sí, sí es posible.


En un post de los de comienzo de semana, no hace mucho, salía a relucir una muestra del temor o la prevención o el cuidado con el que se mira la palabra «cambio», más aún si se le llama «cambio radical» o el término elegido es «revolución», cosa a la que Koldo alude de cuando en cuando, ya que el NER va provocando más de un cambio radical allá por donde pasa. Este «pero» al cambio revolucionario se encuentra en un reportaje en El Economista, realizado por Carmen Larrakoetxea, que es uno de los fijos compartiendo el NER, especialmente en Twitter, tanto en nosotros como en las otras y otros tuiteros: «Koldo Saratxaga: “El modelo tradicional de convenios y huelgas no sirve”». También en un momento de este coloquio (desde 11m46s del 3er. vídeo), Koldo plantea la revolución y a renglón seguido matiza, pone su «pero» al uso del término:

«Podéis estar los últimos y hacer pequeñas cosas o podéis montar la revolución. Ahora que, yo no digo que hagáis la revolución, de lo que estoy hablando es del sistema escolar. No estoy hablando de los profesores ni de los [centros], sino del modelo escolar, al que el sistema nos ha llevado y nos sigue llevando, desde que yo era pequeño, con pequeñas revoluciones, sí, pero no suficientes para la sociedad que tenemos, el mundo que se nos presenta ni siquiera para el bienestar de las personas en una sociedad.»


Dar una imagen amigable al cambio es común con otro revolucionario de la hora, el leído autor francés Thomas Piketty. En una amigable tertulia con periodistas y profesores latinos, organizada recientemente por la editorial Fondo de Cultura Económica, el economista mexicano Rolando Cordera pregunta a Piketty qué tipo de revolución visualiza cuando dice habrá una si continúa avanzando por inercia la ley fundamental del capitalismo. Y Piketty empieza a responder diciendo: «Lo primero, déjenme decirles que mi libro no es pesimista». Lamenta que algunas personas lo hayan leído con «visión apocalíptica» y reafirma que es «optimista», para decir a continuación que no cree en leyes fundamentales ni deterministas, sino en fuerzas económicas que actúan. Cree que Marx se equivocó calculando una inequidad siempre creciente. «Todo depende de las políticas y las instituciones que elijamos, hablo de instituciones en las áreas fiscal y educativa, que puedan hacer que las fuerzas del mercado y de la globalización viren para el interés de todos». Es un debate ameno y una buena forma de conocer al traído y llevado autor de El capital del siglo XXI, así como el contenido de este libro.



Volviendo a Koldo Saratxaga y al debate tras su charla en Nazaret Zentroa, es común con Piketty, además de querer deshacer prejuicios sobre el cambio, el verlo con optimismo. Así lo expresa Koldo Saratxaga (desde 2:20 de la 4ª parte):

«No soy de los que critican por criticar, de los que ven las cosas negativas (la naturaleza me dio esa virtud, siempre veo las cosas positivas, y sí que vivo la realidad). Insisto otra vez en lo que he dicho: eso ya lo sé, que hay personas inquietas y en todos los centros las hay, y hay movimientos importantes, sí. Pero mientras sean personales, mientras sean por centros, mientras no se visualicen, mientras no sean desde las instituciones para poner los medios, mientras no sea desde los 3 años o desde los 2 años, no desde los 14 o los 15.»


Como los profesores asistentes a esta charla, muchos otros y muchas personas podemos «sentir» que el cambio necesario no está en nuestra mano más allá de muy pequeñas cosas, y al mismo tiempo, la necesidad y la urgencia de dicho cambio profundo o radical. Aproximadamente, como queda expresado por Jordi Martí en su post «Todo espectador es un cobarde o un traidor».

Para terminar, esta foto de Koldo ayer por la tarde, en la charla en Beasain organizada por Lemniskata, la red de ciencia del Goierri. Lleno total, como puede verse, una imagen para la confianza en las personas, en el NER y, claro, en Koldo Saratxaga.




La foto del globo aerostático es de David Ian Roberts y está publicada en el blog de viajes Rincones lejanos de atrapalo.com.












lunes, 23 de marzo de 2015

Conociendo y compartiendo el NERNER compartido (Resumen de la 29ª semana del curso 2014-2015 y 12ª de 2015)


«Desde el momento en el que no hay jefes, todo el mundo empieza a opinar mucho, ¡y eso es bueno, por supuesto! Pero ahora me ocurre que a veces veo muy claramente la solución a algo que tenemos entre manos y sin embargo, sé que no es algo que pueda decidir yo sola porque ahora las cosas no son así, sino que las decisiones las tomamos entre todos, hay que convencer, justificar... hay que dar muchísimos más pasos.»

«Nagusirik ez dagoen momentutik jendeak uneoro iritziak emateko joera hartzen du, eta hori ona da, jakina! Baina orain, esku artean daukagun zerbaiten irtenbidea oso argi ikusten dudala gertatzen zaidanetan, badakit ez dela nik bakarrik erabaki beharreko zerbait, orain gauzak ezberdinak dira, erabakiak guztion artean hartzen ditugu, konbentzitu beharra dago, justifikatu... askoz ere pauso gehiago eman beharra dago. Eszenatoki berri honetan hau da antolatzeko daukagun modua. Engranajea ikastea, hori da zailena.»

Eneritz Arkauz, Proyecto Panelfisa.
En Experiencias ner 2012 / ner bizipenak 2012,
Bilbao, K2K emocionando, 2013, cap. I / I. kap.


Esto hemos compartido en Twitter (CAS - EUS), un día cotidiano. Si leemos, vemos aquí a una persona, una neska, una mujer, clara hablando. Vemos también que quiere ser compañera —par, igual—, porque ha tomado la actitud y la decisión de unirse. Ha elegido además la actitud de unir y de no impedir que haya unión; esto nos dice que es también líder, pues se da cuenta de que, como persona en un entorno de personas, tiene una influencia, y hace una elección al respecto: desarrollar esa influencia en dirección a cohesionar ese entorno del que forma parte. La solidaridad lidera tanto la actuación personal como la forma en la que afecta a los demás.

Es lo contrario de decir «ahí te quedas —ahí te dejo—, que nuestros ritmos de evolución son diferentes» o de ese abandonar «por diferencias inconciliables», en expresión que ahorra explicaciones. También es lo contrario del imponer por la fuerza, es decir, del empleo al uso del poder.


¿Esto es por el Nuevo Estilo de Relaciones, NER? Sí y no, porque el Nuevo Estilo de Relaciones, como ente, sirve de muy poco, ¡o de nada!... Así lo dice Óscar García, de K2K emocionando, en su charla reciente en Pamplona: «Supone un cambio cultural y si la gente no está convencida, es imposible». Viceversa: «Si hay personas, se puede aplicar». Como Eneritz, Óscar hace referencia al convencer en sustitución del imponer, a la hora de las relaciones cotidianas de equipo: «Son los equipos, por tanto, los que marcan los objetivos y los que eligen quién es su líder y qué papel debe jugar. Las decisiones se toman convenciendo, no imponiendo».

Bienvenido, bienvenida visitante, como no se puede hablar con alguien que se niega, se sobreentiende que este estilo se desarrolla sobre una base que incluye al menos una actitud proactiva de escuchar, de responder y de lo que llamamos respeto. ¡Qué buen programa de convivencia es NER! Alguna excepción habrá, incluso algún «bicho» que maniobre para desilusión de sus compañeros y restarles credibilidad a la hora de defender que un NER es posible, pero la mayoría y generalizado es el Nuevo Estilo de Relaciones, si no, ¡no existirían ni ner group ni ningún proyecto NER!


Las diferencias existen como parte de la realidad, son una energía que se mueve en dirección contraria a unir y sumar. Pero no son la única energía y realidad, también existe lo que nos acerca y el NER es encontrar lo que nos une. Esta idea y frase ha pasado a formar parte del idioma común de lo políticamente correcto y por suena ajada a veces, mientras que ilusiona si es el reflejo de una vida, como el NER, y otras veces gusta, dicha con un arte en particular, por ejemplo, la música del grupo sevillano Siempre así, con letra de su líder Rafael Almarcha.

¿Por qué vamos a unirnos?, ¿para qué? ¡Por un proyecto que es propio de cada uno y de todos! Un proyecto que, en resumidas cuentas, resuelve varias «papeletas» y lo hace de una muy buena manera, con un Desarrollo Humano Justo y Sostenible: el empleo individual, la evolución de los espacios de trabajo a espacios de participación a través del conocimiento, la relación clave con el cliente —porque si no hay cliente, no hay proyecto, ni empleo ni trabajo, y si la relación con el cliente no es la adecuada para todas las partes, pues lo mismo: adiós proyecto, empleo, etc.—; la toma de conciencia por parte de la empresa —el proyecto— de ser un miembro de la sociedad y su compromiso activo con la misma.


«Quien tiene un porqué para vivir encontrará casi siempre el cómo», dice la repetida frase (una versión de Gordon Allport sobre unas palabras que su colega Viktor Frankl citó de Nietzsche, aunque con otros matices expresivos, acordes con su condición de prisionero en un campo de concentración nazi: «Quien tiene algo por qué vivir es capaz de soportar cualquier cómo» y «Quien tiene un porqué para vivir puede soportar casi cualquier cómo». El hombre en busca de sentido, Barcelona, Herder, 1991, págs. 8, 81 y 106).

Un cómo posible, una forma de vida, es el NER. Si no se hubiera creado, tampoco podría aplicarse, aunque hubiera personas; de manera que estamos ante otro dilema del tipo «¿qué fue antes, el huevo o la gallina?». Lo miremos por donde lo miremos, le demos las vueltas que le demos, al final llegamos a que la clave está en nosotros, en las personas.


Nuevo Estilo de Relaciones: compartir este nombre y cambio, sus 13 elementos y su consecuencia es la única razón de existir de este blog y sus perfiles sociales. ¿Y cómo se comparte? Cada uno puede dar su respuesta, la de este Egunero es sintiendo como una gran oportunidad el conocer, interiorizar, rumiar y hacer nuestro el NER; estamos convencidos de que cuando esto sucede, es prácticamente imposible no ilusionarse, emocionarse, como dice K2K emocionando, y entonces se pasa a compartir desde las tripas o entrañas, sintiéndolo. Nos gustaría que muchas personas se enamoraran y se subieran al carro de esta revolución parecida a un doodle de Google, que hace que aparezcan color y movimiento en la página en blanco, un cambio radical. Decía Eneritz Arkauz en made by ner I que en Panelfisa «las personas florecieron con el NER», ¡toda una revolución ante la caducidad del modelo «ordeno y mando»!


La ilusión y el compromiso en un proyecto propio y común hacen muy fácil conectar con el NER, que permite no solo realizar sueños, sino hasta mimarlos. Debe ser por esto por lo que tantas veces en Twitter y en LinkedIn encontramos motivos para creer en las personas, en que son lo más valioso y deben ser lo más importante. Otros nos aportan el añadido de haber constituido en batería de examinadores y jueces nuestros, siempre mirando a nuestro dedo en lugar de a la luna (a veces nos los imaginamos como los Gremlins malos en el cine; puedes apreciarlo en detalle haciendo clic en la imagen).


Ya ves, bienvenido, bienvenida visitante, que nuestro post de compartir la semana social ha ido hoy por otros derroteros. Y vamos a ponerle un buen con estos cuatro tuits.
















viernes, 20 de marzo de 2015

Koldo Saratxaga: Creatividad y emoción para la nueva educación [Ponencia]


Tercera edición de la Jornada para Orientadores en Nazaret Zentroa.

Vídeo completo, en cuatro partes: la ponencia se extiende hasta el minuto 8:30 de la tercera parte y a partir de este, el coloquio, hasta el final de dicha parte y toda la cuarta.

¡Muchas gracias, Nazaret Zentroa! Mila esker!





















miércoles, 18 de marzo de 2015

La oportunidad de un proyecto basado en las personas

Si los problemas son oportunidades, como se dice, todos tenemos a nuestro alcance asumir las oportunidades que son los retos de las relaciones, en el ámbito organizativo.

Es una gran oportunidad de futuro, que tenemos junto a nosotros. «Si la oportunidad la tienes al lado, no vayas a buscarla a otro sitio», dice el sentido común de Koldo Saratxaga.


Entre las posibilidades con las que el mundo organizativo cuenta hoy se encuentran medios de gestión y organización como el Nuevo Estilo de Relaciones, el NER, que considera a las personas y sus relaciones una oportunidad. Cuantas más personas, «mejor, más a sumar», escribe Koldo en su libro Un nuevo estilo de relaciones, en respuesta a quienes se fijan en los problemas de tratar entre las personas.

Hace unos días, en un pequeño intercambio de tuits, se planteaba si hay que prescindir de quien impide los logros del equipo, no va al ritmo de la media ni menos alcanza al primero. Es decir, prescindir de una o unas personas en pro de un resultado, sea producto, récord, nivel, o beneficio. Mirando hacia lo que nos rodea, vemos que el proyecto, la empresa, que pone su meta en la materialidad de un producto, desarrollo, etc., tiene generalmente el mismo recorrido de este. Mientras va bien, adelante la empresa; cuando fracasa, también el proyecto, la empresa, llega a su fin. Así es patente en este tiempo de crisis tan grave, en el que la caída de demanda ha hecho caer a su vez muchas empresas. En el tiempo anterior, si el prescindir de personas fuera la fórmula del éxito, los niveles de competitividad, innovación o beneficio, por ejemplo, no habrían permitido la crisis de hoy.


Se puede comprobar en cada proyecto de ner group, y conocer a través de Los Libros de K2K, que con un NER no hay despidos. Es un hecho en coherencia con ser proyecto basado en las personas / pertsonengan oinarritutako proiektua, el primer elemento del NER, su número 1. Al mismo tiempo, es una condición que K2K emocionando pone antes de entrar a asesorar un proyecto, extensiva a la etapa previa; por lo tanto, incluye no hacer la trampa de despedir la víspera de entrar K2K.

Un proyecto NER se sitúa en un nivel radicalmente diferente al de la cultura empresarial al uso porque, en lugar de apoyarse en el beneficio o el producto, se basa en quienes hacen posible ese beneficio o producto, innovación, etc., que son las personas. De esta forma, estamos viendo que los proyectos NER afectados por caída de demanda y de carga de trabajo cuentan con todas sus personas para seguir adelante. La participación de todos hace posible soluciones como diversificar y llegar a nuevos mercados, mientras se sigue teniendo la meta del servicio excelente, se reparten pérdidas y ERE, la solidaridad interproyectos permite reubicaciones y, en definitiva, se va adelante y con todos los empleos. Incluso hay remanente para la solidaridad, tanto social como con personas que en un momento dado lo requieren.


Como enfoque de gestión, estaremos de acuerdo en que supone un desarrollo, un avance cultural, comparado con la elementariedad del basado en estímulo-respuesta. Tras este enfoque está la consideración de las personas como lo más valioso y el reconocimiento de su valor intrínseco, no la valoración utilitaria imperante, del aprovecharse y deshacerse de ellas a conveniencia y sin miramientos.

El camino que el NER lleva andado desde hace más de dos décadas es el futuro que se vislumbra cada vez desde más atalayas. Valgan como muestra las siguientes palabras recientes de Juan Manuel Vieites, secretario general de la patronal pesquera de España, ANFACO-CECOPESCA (Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos - Centro Técnico Nacional de Conservación de Productos de la Pesca):

«Es necesaria una estrategia de diversificación y expansión internacional, a través de la innovación, con productos atractivos que lo permitan y creciente profesionalización, descentralizando la toma de decisiones, sin ver en ello una pérdida de control del negocio por parte de los propietarios. Hay que buscar hacer cosas muy diferentes para no ser uno más en el resto del mundo. [...] Sobre todo en estos tiempos con problemas estructurales y no coyunturales, en donde la estabilidad futura depende de hacer cosas nuevas.»


«¿Tenemos los líderes que necesitamos?», oímos y leemos la pregunta, y también suspiros como el de «la soledad del directivo».

Sí tenemos los líderes que necesitamos porque el líder hoy es el líder colectivo y necesitamos ese liderazgo compartido. La energía de la participación es lo que puede impulsar un proyecto; todas las personas están en condiciones de aportar y pueden hacerlo, a su manera individual. Vamos a recordar estas ideas (minutos de vídeo 49:41 a 50:13) de Javier Goienetxea (Erkide / KONFEKOOP / Comisión Permanente Corporación MONDRAGON):

«El ideal, y eso lo hacía muy bien Koldo [en Irizar] y lo hace ahora muy bien gbe-ner [ner group], es crear equipos autogestionados, y ahí no hay elusión de responsabilidades, ahí todo el mundo se involucra, ahí no hay ni un problema. Si se trabaja en equipo, todo el mundo estará encantado. Y si repartes el liderazgo, ese es el proyecto ideal, porque un único líder —y las cosas funcionan perfectamente con un único líder— siempre, yo creo, siempre he conocido que es temporal. Cuando se acaba el líder, hay un cambio muchas veces traumático. Con lo cual creo que no un líder, sino que hay que distribuir el liderazgo, sería lo ideal»


La pregunta sería, en este momento, si se facilita la participación como actitud y como realidad, o si se impide con un orden mal entendido y un poder mal ejercido. Esto sí sería para lamentar, y junto con ello, no solo la consecuente soledad de las directivas y los directivos implicados, sino también la de Juan, Pepe, María o Antxon, obligados a pasar su vida laboral en un esquema organizativo que les aísla entre sí, o hasta les convierte en rivales, y les moviliza o inmoviliza a tenor del control del directivo solitario, y encantado de conocer su poder y de que se conozca. Necesitamos un NER, dígalo quien lo diga, «Agamenón o su porquero», o nosotros, que somos parte y opinadores aquí.












lunes, 16 de marzo de 2015

NER compartido (Resumen de la 28ª semana del curso 2014-2015 y 11ª de 2015)

Egun on! Una nueva semana y hoy empezamos nuestro post de síntesis hacia la mitad de la anterior, con la participación del grupo ner en una nueva iniciativa colectiva en pro de recaudar fondos para la investigación de la cura del síndrome Sanfilippo:



Lo que esto tiene como motivo de mencionar y compartir, para este post, después de, en primer lugar, el fin terapéutico que busca esta acción, es el compromiso que transmite el Nuevo Estilo de Relaciones (NER). En este caso tiene el apellido de «social» («compromiso social»), pero más allá delos adjetivos está la idea del compromiso como alternativa al cumplimiento, al mero trámite que da fachada pero está hueco, es estéril, sea en lo social, lo familiar, laboral, profesional, etc. Siempre el dinero está por medio en nuestra sociedad y vidas individuales, no vamos sin él a ningún lado, así que el compromiso NER de ner group abarca el tiempo (vida) de sus personas y las pesetas o los euros del caso.

A propósito de dinero y de los problemas de liquidez que sufre el mundo empresarial por el problema en financiar que tiene la banca, hemos seguido leyendo sobre kutxa ner, el nuevo proyecto conjunto de los proyectos de ner group para sostenerse mutuamente en este terreno:



A través del NER compartimos ideas, experiencias y sentimientos de los que algunos llaman «de calado» o, como alguna vez hemos compartido, de los que no vale con echar una mirada, como si fueran palomitas de maíz, saltando a centenares, fáciles de encontrar. Así que les dedicamos más de una mirada o dos o tres o N. Para estos nos sirve de mucho estar en Twitter, porque allí vemos re-re-compartidas todas estar cosas que queremos tener en presente:






También hemos empezado a difundir una próxima charla de Koldo Saratxaga organizada por Lemmniskata, la red de ciencia del Goierri:



Y en nuestros dos post de la semana, el Nuevo Estilo de Relaciones ha estado gracias a K2K emocionando, con Óscar García y Koldo Saratxaga:















viernes, 13 de marzo de 2015

Las organizaciones no han cambiado. Ahí te conviertes en un número, a repetir cosas y a hacer tareas. ¡Y luego creemos que tenemos una crisis económica!

Momentos de la Charla de Koldo Saratxaga en el I Forum Internacional de las Industrias Creativas Bizkaia Creaktiva

Las frases que aparecen entrecomilladas son citas que hace Koldo de sus conversaciones con diferentes personas.


10m52s a 11m48s

Si entendemos lo de la diversidad y entendemos que todos somos diferentes, convivimos mucho mejor con nuestros hijos, con nuestros novios, con nuestras novias, con nuestras mujeres, con nuestros maridos, que a veces los tiraríamos por la ventana, en algunos momentos y que es muy difícil entonces, efectivamente, un matrimonio, una organización, en una empresa, que a mí no me gusta llamarlo así, en un proyecto común, precisamente por esa diversidad, tiene muchos roces.

Todo en la vida, cuando roza con personas, es como un maratón. No es nada de hoy para mañana. Hay que tener paciencia, hay que tener visión de largo plazo, hay que saber precisamente que estamos tratando con personas y no con cosas, no con herramientas, no con tecnologías que tanto y tanto os hablan y os enseñan, y os hablan en las universidades, pero no de sentimientos, pero no de comunicación, porque hablo con miles de jóvenes y “de eso no nos hablan”, “de eso no sabemos”, ¡así no puede ser!



19m12s a 21m02s

Nosotros [Irizar], cuando hemos ido a hacer algo en China, en seis meses hemos hecho los mismo autobuses; en Brasil hemos hecho también en seis meses, las personas [allí] son “capaces de”, pero lo hacen un 20, un 30, un 40% más barato. Luego, o somos inteligentes o no hay nada que hacer.

Entonces, no está en las herramientas ni en los medios productivos: como está en las personas la capacidad de crear, la capacidad de imaginar, pues tenemos que hacer que eso, que luego se convierte en conocimiento, sea quien realmente dirige, quien lleva, quien decide en las organizaciones, y no unas personas porque han puesto el dinero y que no son necesariamente ni las más creativas ni las más inteligentes ni nada.

Yo suelo preguntar a muchos de aquí arriba, y en esto suelen ser sinceros, porque es descarado, ¿vosotros creéis los que estáis ahí arriba sois los mejores? (Les pregunto a muchísimos). “No necesariamente, Koldo”. Bueno, menos mal. Todavía nadie me ha dicho, “pues seguramente sí”. No, a tanta desfachatez no han llegado los que les toca estar ahí arriba. Luego, si necesariamente no [son los más inteligentes], ¿cómo no dejas que los demás fluyan? Luego, ahí tenemos un problema serio [y enfatiza la pronunciación] porque no han evolucionado las organizaciones.

Y en el fondo, casi todo el mundo, en cuanto termina una carrera, lo que quiere es trabajar, y no se preocupa tanto en qué tipo de organización, sino ¡trabajo! Yo pregunto, cuanto voy a Máster o cosas o al cuarto o quinto de una universidad, que están a punto de salir, ¿qué es lo que más deseáis vosotros y vosotras ahora? Ahora, buscar trabajo. Y cuando habláis con los amigos que ya tienen trabajo, ¿qué están hasta las p?, ¿de qué están hasta dónde? ¡Del trabajo!

¿Cómo es que estamos deseando el trabajo y dentro de dos años aborrecemos el trabajo? ¿Qué es lo que está pasando? Pues que las organizaciones no han cambiado, que te conviertes ahí en un número, a repetir cosas y a hacer tareas.

Entonces, lo que decimos que es precisamente la creatividad no funciona.

¡Y luego creemos que tenemos una crisis económica!



38m43s a 40m20s

Solamente se puede hacer proyecto basado en las personas con la transparencia, porque hay un hecho vital: la confianza.

Si no hay confianza, no hay proyecto. Si no hay confianza, no hay unión. Si no hay confianza, no hay creatividad. Si no hay confianza, no hay ilusión. (38m47s a 38m54s)

Y esa palabra, pues anda por ahí perdida. “¡Confianza!, lo que tienen que hacer es venir a trabajar y trabajar, y que me dejen en paz, ¡qué tengo que andar yo preocupado! Y no, Koldo, a mí me preocupan mucho las personas. Yo ya sé que las personas son lo más importante.” ¿Y cuánto tiempo dedicas a estar con las personas? “¡Si tuviera tiempo para estar con ellas!”. Estas respuestas las tienes todos los días.

¿Y cuántos sois? (39m12s) “27, 24” ¿Y no empezáis con besos a la mañana! Porque 24 podéis empezar con besos. “No, no, además fichamos al entrar y al salir.” ¡El 99% de las empresas fichan! Y no les vayas a preguntar qué es lo más importante, que te van a decir que las personas, pero “aquí a la hora y que esté seguro que van a estar aquí ocho horas”. O sea, la parte física. Ellos quieren que sea la parte física —porque les han educado así, ¡y son de universidad!, y podrías ir tú y seguramente harías lo mismo—.

Quieren que la parte física este ahí “porque no me fío, a ver si esto es un libertinaje! Porque la gente, si le dejas...” Tú intenta dejarles, a ver si confían en ti y a ver si lo van a hacer o no lo van a hacer.

Pero a lo mejor lo hacen como una campana de Gauss... “¡Es que hay uno que lo hace!” Pues te ha salido la campana de Gauss, pero ¿de quién hablamos? ¿De ese o de los otros 9?

Esto me pasa muy a menudo. “Koldo, eso que tú dices, sí, pero si tú vieras... Donde yo trabajo hay 20 que son como Atila, con esos no hay dios quien pueda!” Vale, vale, ¿y cuántos sois? “240” Y yo le digo, ¿y por qué no hablamos de los 220 y luego hablamos de los otros 20? En todo esto nos han deformado.



44m30s a 45m03s

¡Que no son obreros! Que son personas que de lo suyo saben la de dios. “Son coste y si puedo quitar a tres con esta máquina, me los cargo”. Yo digo, ¿máquinas? ¡Cada vez que te quitas a uno, te has quitado una joya! Te has quitado un cerebro, te has quitado un estómago, te has quitado creatividad, porque el ordenador, la máquina, lo otro, en dos, tres, cinco años se queda obsoleto, y las personas, cuanto más crecemos en tiempo, cuantas más experiencias tenemos, más conocimiento tenemos; ese conocimiento puesto al servicio de la organización, ¡talento!, se convierte en talento.












miércoles, 11 de marzo de 2015

Óscar García: «Con el NER, asumimos las responsabilidades y las consecuencias entre todos»

Ideas, sueños o sentimientos se plasman en realidades organizativas cuando se trata del NER, el Nuevo Estilo de Relaciones. Cuando a un o a una artista le sobreviene un impulso de inspiración, tomará la guitarra o los pinceles o los zapatos o las zapatillas y a crear, a trabajar con arte, etc. Si el NER pone manos a la obra, el resultado es una organización: una nueva, en respuesta a una necesidad nueva, como la recién creada kutxa ner, o una organización diferente, como lo es cada uno de los proyectos hoy unidos como ner group, que asumieron el NER por distintos motivos, o etc.

Crear una organización o darle la vuelta a una que existe y hacer que funcione sin que se le acabe la pila a las primeras de cambio requiere de una visión de conjunto de esa organización: del conocimiento en administrar y conducir, gestionar, gerenciar, pilotar, dirigir... Si queremos cambiar, no actuaremos «en modo parche», sobre parcelas o componentes, sino con un planteamiento global, y en el caso de una organización, contando con todos sus miembros.

Es habitual ver el interés en los resultados del NER, la curiosidad, ¿cómo lo harán? ¿Pero encima ganáis dinero, sin despedir? Solo con ver cuántos deseos se quedan en el tintero o el power point por falta de pulso para tomar las riendas, se entienden interrogantes como estos.

Visión global organizativa basada en las personas con un NER es lo que encontraron las personas que, movidas por su interés, acudieron a escuchar Óscar García Valdivieso en Pamplona hace unos días.

Entre los frutos que ha dejado esta charla de Óscar se encuentran dos páginas que dan cuenta de su contenido. Ambas son una buena ocasión para conocer qué valoran las personas en el NER, qué buscan, encuentran, etc. y cómo lo explican. Dos oportunidades que nos llegan de la mano de ANEL (Asociación Navarra de Empresas Laborales) y de Navarra Capital.

Como hicimos el viernes anterior con el reportaje sobre Lur Denok en Ekonaiz, también ahora reproducimos completos estos dos artículos, fotos incluidas.






Lo que importan son las personas, las organizaciones y los proyectos

ANEL


«En K2K emocionando los proyectos se basan en las personas, en la eficiencia y están orientados a los clientes, todo ello, en un entorno social. “Lo que nos importa son las personas, las organizaciones y los proyectos, es decir, un grupo de personas que se comprometen a hacer algo”. Así mismo, son conscientes de que “cada persona es diferente e intentamos sacar lo mejor de cada uno”. Estas son las ideas que ha destacado Óscar García Valdivieso, miembro de K2K durante su intervención de esta tarde, en un encuentro organizado por la CEN y ANEL, con la financiación del Servicio Navarro de Empleo.

»Unas 50 personas han asistido esta tarde a la Mesa de Trabajo Nuevo estilo de relaciones. Una forma diferente de gestionar las organizaciones. Los encargados de abrir el encuentro y de presentar al invitado han sido Ignacio Ugalde, Presidente de ANEL y Carlos Adín Sanz, Director de Formación del Servicio Navarro de Empleo y en representación de la CEN. Ugalde, ha comenzado su intervención afirmando que estaba “expectante ante los nuevos retos de las personas y de la organizaciones, experiencias que ya se están llevando a cabo y que ya están liderando organizaciones como K2K”.

»Por su parte, Carlos Adín ha recalcado que Óscar García, miembro del equipo de Koldo Saratxaga, “tiene la capacidad de transmitir emoción porque está motivado, porque tiene ilusión y la transmite” y esta Mesa supone una oportunidad para compartir cómo se puede transmitir esta ilusión a las organizaciones.

»K2K emocionando es una organización que se dedica, según ha explicado García, a trasladar a las empresas que les piden asesoramiento, qué es el Nuevo Estilo de Relaciones, consistente en “una serie de ideas comunes a todas las organizaciones a las que vamos y las vamos adaptando a ellas. Por eso decimos que es un estilo, y no un modelo”, ha añadido. A la hora de comenzar a trabajarlo dentro de una empresa, “debemos ser conscientes de que supone un cambio cultural y si la gente no está convencida, es imposible”, ha recalcado.

»Tras esta primera parte de la intervención en la que García ha hecho una pequeña presentación de K2K, ha explicado a las empresas qué es Ner Group y los principios que determinan este Nuevo Estilo, basado principalmente en La Campana de Gauss: “esto quiere decir que, al final, no hay dos personas iguales en el mundo, y todos somos diferentes cada día, por lo que intentar que todos funcionen de la misma manera es imposible” ha apuntado.

»Ner Group es una asociación en la que están todas aquellas organizaciones que siguen este estilo y que no tienen ninguna relación jurídica. Dentro de este grupo existen empresas con diferentes formas jurídicas y de diferentes sectores. “Para nosotros lo único importante para que se aplique el mismo estilo de relaciones es que haya personas que quieran aplicarlo”.


»Creatividad, emprendimiento e innovación

»El estilo de Ner Group se basa en varios principios, el primero de ellos dice que cada persona es diferente e intentamos sacar lo mejor de cada una de ellas. “Las personas disponemos de una habilidad llamada creatividad, que nos permite generar ideas, alternativas y soluciones frente a problemas concretos. Con ella, conseguimos la capacidad emprendedora, presente en todo ser humano, y la base para realizar la innovación. Para que ésta surja necesitamos una sociedad, educación y unas organizaciones donde la confianza y la libertad permitan que surjan personas: i+i+i, personas inquietas inconformistas, iconoclastas”.

»De este modo, solo abandonando las estructuras reconocidas, los modelos imperantes, es posible una auto organización creativa”. Buscamos personas que sientan porque para hacer algo hay que sentir, pensar y hacer. Y si no se crea el contexto para que la gente sienta, las cosas no salen bien”, ha afirmado.


»Principios que definen K2K

»Para finalizar la intervención, García ha explicado los doce principios que definen K2K:

»• Los proyectos están basados en las personas, por proyectos entendemos un grupo de personas que se compromete a hacer algo.

»• Equipos auto gestionados y caos auto-organizado: en nuestra organización no hay jefes, hay equipos, y hay un líder que es el que les coordina.

»• Comunicación, libertad y responsabilidad: las decisiones se toman en la Asamblea, cada persona supone un voto y habla por ella misma. Asumimos las responsabilidades y las consecuencias entre todos ya que, al final, que paga nuestras nóminas es el cliente.

»• Ofrecer oportunidades, no controlar y permitir los errores: en una organización jerárquica no suele haber oportunidades. Hay que centrarse en las personas que sienten pasión por lo que hacen y confiar en ellas.

»• Clientes y proveedores integrados: algunos proveedores y clientes importantes entran en el equipo como si fueran uno más.

»• Experiencia compartida, conocimiento: lo importante son las experiencias, para que se compartan, para que se expandan.

»• Permanente innovación: Innovar es hacer las cosas de manera diferente para ser eficientes.

»• Conceptos económicos compartidos: compartir, informar y explicar a las personas la cuenta de resultados.

»• Perspectiva de futuro.

»• Continua sensación de siembra: hay que sembrar con los clientes, con los proveedores y con las personas.

»• Transparencia, confianza y generosidad: La generosidad es anteponer el bien común al individual.

»• Orgullo de pertenencia: normalmente la gente está a gusto y siente orgullo, esto genera una evolución física, mental y emocional.


»“Todo esto da como resultado un proyecto común, un éxito compartido. Que las personas se sientan bien en la organización y orgullosos de la misma”, ha concluido el ponente.»






Construyendo una empresa sin jefes ni sindicatos

Navarra Capital, Cristina Altuna


«La Asociación Navarra de Empresas Laborales y la Confederación de Empresarios de Navarra organizaron este jueves una jornada sobre nuevos estilos de relaciones en las empresas. La charla corrió a cargo de Óscar García Valdivieso, miembro de Ner Group, que explicó el innovador sistema de trabajo por el que apuesta esta organización. Una estructura en equipos, basado en las personas, que deciden en asambleas los objetivos a los que se comprometen. Ner Group aboga por acabar con los jefes y los sindicatos para que sean los propios trabajadores quienes tengan voz y voto para asumir sus compromisos.

»Óscar García Valdivieso, miembro de Ner Group, ofreció ayer una conferencia sobre un nuevo modelo de colaboración entre diferentes organizaciones para generar más riqueza, crecimiento y empleo. Una jornada que ha sido organizada por la Asociación Navarra de Empresas Laborales (ANEL) y la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN).

»Bajo el título “Nuevo Estilo de Relaciones. Una forma diferente de gestionar las organizaciones empresariales”, García Valdivieso explicó que la economía española compite, a día de hoy, con países cuyos costes laborales son considerablemente inferiores a los nuestros, disponen de dinero para comprar maquinaria y cuentan con más apoyos gubernamentales. Por tanto, “hoy lo que diferencia a una empresa de otra no es la calidad, sino el servicio”.


»Personas y equipos

»Conscientes de ello, en Ner Group han desarrollado un sistema “basado en las personas, proyectos y orientado a clientes, en un entorno social”. Se buscan personas creativas, porque “de la creatividad logramos la capacidad emprendedora, y así podemos innovar”. Para eso, afirmó García Valdivieso, “necesitamos una sociedad, una educación y unas organizaciones donde la confianza, la libertad permita que surjan personas I+I+I, es decir, inquietas, inconformistas, iconoclastas”. En este sentido, lamentó que en la actual sociedad “se tache de contestón al que protesta” y se pregunta, “¿con los que callan vamos a competir en el mercado global?”. Se necesitan “personas que sientan, porque primero se siente, luego se piensa y, luego, se hace”.

»De esta forma, explicó García Valdivieso, “tratamos de sacar lo máximo de las personas” dentro de un modelo de organización fundamentado en el trabajo en equipo. “Son equipos auto-gestionados, en un caos organizado, sin ningún jefe, solo hay equipos”. Son los equipos, por tanto, los que marcan los objetivos y los que eligen quién es su líder y qué papel debe jugar. Las decisiones se toman convenciendo, no imponiendo.

»Compromiso

»Esta forma de trabajar obliga a los empleados a “llegar a acuerdos” en las asambleas, en las que clientes y proveedores también están representados. Ahí es donde se toman las decisiones: “una persona, un voto; sin sindicatos, porque nadie representa a nadie”. Las discusiones suelen ser frecuentes, pero también es grande el compromiso que adquieren los trabajadores con los objetivos. Unos dependen de otros, de tal forma que si uno no cumple sus objetivos, el resto se ve afectado y se generan tensiones necesarias para salir adelante.

»En la organización tradicional, la jerárquica, “al trabajador le da igual que se cumplan o no los objetivos, porque entiende que el problema es del jefe”. A veces, afirmó García Valdivieso, “nos olvidamos de que el que paga nuestras nóminas no es el jefe, es el cliente y hasta que no eres consciente de eso, no cambias”.

»Esta nueva situación implica, por otra parte, tres conceptos clave: transparencia, confianza y generosidad. “Si queremos que la gente se implique, tienen que creer, para creer debe haber confianza y eso se gana con la transparencia; si siembras transparencia, la gente responde”. Por eso, toda la información es pública, incluso, la cuenta de resultados. “Nosotros dedicamos mucho a explicar la cuenta de resultados” y demás conceptos económicos, para hacerlos comprender. La transparencia es total y las debilidades salen a la luz.

»En la consecución de los acuerdos alcanzados, todas las partes implicadas deben ser generosos, “anteponer el bien común al bien individual”. Por eso, “nosotros repartimos el 30% del beneficio entre todos” y “reducimos todos los niveles salariales a 4, entre el que más gana y el que menos gana hay una diferencia de 2,10%”, afirmó García Valdivieso.


»Pertenencia

»Con todo esto se logra “enganchar y emocionar” al trabajador y “si consigues que la gente se emocione, logras un proyecto común y un éxito compartido”, concluyó García Valdivieso.

»Para aplicar este novedoso sistema es fundamental, eso sí, “estar convencido” de lo que se está haciendo y que haya personas, porque “si hay personas, se puede aplicar”. Los resultados les avalan, porque Ner Group ha logrado en 2013 aumentar un 13% las ventas de las empresas que ha atendido, con respecto al ejercicio anterior. Un crecimiento que en términos de beneficios obtenidos asciende a un 172%.»












lunes, 9 de marzo de 2015

NER compartido (Resumen de la 27ª semana del curso 2014-2015 y 10ª de 2015)

Egun on! ¡Buenos días! Ongi etorri, bienvenida, bienvenido visitante, y muchas gracias por asomarte aquí, mila esker de corazón! Aquí, aquí donde nos ves, estamos empeñados en una «revolución», sí, en cambiar. Es una idea nada original. Todo el mundo, cuando ve algo que no va, dice lo mismo: esto no funciona, no anda, hay que cambiarlo, reponerlo, repararlo, etc. Y cuando se juntan muchas cosas que cambiar y los cambios van más allá de lo superficial… se acaba encontrando el reto de la revolución. O re-evolución, si queremos verlo así. Porque queremos avanzar, evolucionar, por eso nos movemos, pero si un buen día descubrimos que o nos hemos perdido, o estamos parados o nos espera un barranco... miramos el mapa, preguntamos a un lugareño, consultamos Internet, etc. y re-emprendemos la marcha con otro rumbo porque queremos llegar a la meta. «Rumbo» y «meta» son las claves para encontrar el camino: si queremos ir a al Sur, no tomamos camino al Oeste. Es fácil en teoría, pero en la práctica las personas se pierden continuamente y hasta se organizan complejos operativos de rescate para recuperarlas.

Si eres de los que hacen la pelota al jefe, porque en el fondo quieres ser como él, o sea, quitarle su silla, aquí vas a «flipar» un poco. Y ya «fliparás» del todo si piensas que los y las compas o personas a tu alrededor son menos que tú y, en cualquier caso, escalones en los que poner el pie para «ir subiendo». Ah, pero es que donde tú estás no hay jefes, exactamente… pero sí, sí hay. Formal o informalmente, construimos nuestros mundos respectivos como torres de poder, donde uno o unos mandan y dominan, y otros obedecen. El NER, el Nuevo Estilo de Relaciones, es una manera de estar y vivir que, primero, hace visible la realidad de las personas como seres en relación, no solo con una personalidad que les individualiza, y después, hace una propuesta de libertad y de participación. Libertad y participación, como evolución del culto imperante al poder.

El NER practica y difunde la confianza en las personas para conectar con este reto y hacerlo realidad. La comunicación es el medio de hacer partícipes a otros del Nuevo Estilo de Relaciones (NER) y acompaña siempre al NER en la realidad: para tomar decisiones entre todos, dar motivos a la libertad y la responsabilidad de cada uno, etc.

En nuestros perfiles sociales aportamos información sobre qué es el NER: en qué consiste y qué es lo que hacen sus protagonistas para, a su vez, compartirlo, es decir, difundirlo y ofrecerlo a más personas. También aportamos otras contribuciones no directamente relacionadas con el NER, pero que inspiran y animan hacia una perspectiva, valores, etc., en definitiva, hacia un universo NER.

La semana que se ha ido en realidad no se ha ido porque nos ha dejado varias semillas. La primera con la charla de Óscar García, de K2K emocionando, en Pamplona. El lunes pasado enlazamos en el post de resumen dos artículos al mismo tiempo que los descubríamos. Refrescamos ideas:




La siguiente semilla, cronológicamente, es un artículo de Koldo Saratxaga publicado en El País con un título que dice todo acerca de su contenido, «No más fracaso escolar»:




Una tercera semilla es lo que se ha generado alrededor de kutxa ner:




Y una cuarta vertiente del semillero NER es esta entrevista a Jon Agirre sobre el proyecto AMPO, en la que se da cabida a alguna pregunta sobre el NER allí, ner group, etc.
















viernes, 6 de marzo de 2015

«Proyecto Lur Denok: Producción y distribución de alimentos 100% Eko en Euskal Herria»

Lur Denok es unos de los proyectos conjuntos de ner group que estos días vemos nombrados, a raíz del nacimiento de otro de ellos, la kutxa ner. Hemos conocido nuevas cosas de Lur Denok gracias a un post reciente en el blog Ekonaiz; también nos ha hecho disfrutar, con fotos incluidas, por todo esto, lo compartimos en la página de hoy el Egunero, esperando que os guste también.

El post lo escribe Anna Esteve y es el resultado de una conversación con Mikel Rubiralta en el huerto de Ajangiz. Habla del cultivo ecológico que se hace en Lur Denok, de la participación de los socios, la difusión que hacen, etc., con detalles diferentes a los que solemos ver, además de otros conocidos. Entre estos últimos está el hecho de que a los socios de Lur Denok siguen sin gustarles algunas verduras, acostumbrados a menos variedad, según cuenta Mikel. Es un aspecto que se ha mencionado casi desde que nació el proyecto y hoy en día, marzo de 2015, continúa más o menos igual.

Las fotos son las del post de Ekonaiz, como decimos, y si clicas en ellas, podrás verlas ampliadas.



«Proyecto Lur Denok: Producción y distribución de alimentos 100% Eko en Euskal Herria»

Anna Esteve

Ekonaiz (Guía de alimentación ecológica y vida saludable)




«Desde Gernika a Ajangiz me dirigí al huerto que Lur Denok tiene y produce sus verduras ecológicas.

»Mikel Rubiralta me recibió en pleno trabajo y un día de lluvia y fango, pero con ilusión de explicarme todo lo que hacían. De padre catalán, licenciado en Agrónomos en Catalunya por la UPC y habiendo trabajado durante más de siete años en mi tierra, fue una grata sorpresa que me explicase todo el proyecto en mi lengua materna.

»Lur Denok es un proyecto impulsado a través de ner group. ner group son un conjunto de organizaciones que creen en un modelo organizativo basado en toma de decisiones a través de asambleas entre la propiedad y los trabajadores en activo.

»Koldo Saratxaga ha aplicado en ner group el mismo estilo organizativo que usó para reflotar la empresa Irizar. Les definen valores como la ética, transparencia, compromiso con la sociedad, autogestión entre otros, y un 2% de las horas de los trabajadores y 2,5% de sus beneficios se destinan a compromiso social. De ahí, se crean varios proyectos en todo el mundo, pero después surge la idea de apostar por la agricultura ecológica basándose siempre en su modelo.

»Se crea así en 2011 una Sociedad Limitada sin ánimo de lucro destinado a la producción y distribución de productos ecológicos en Euskal Herria. La financiación para iniciar todo se obtiene de las acciones puestas a disposición sobretodo de las empresas de ner group, con un precio que anteriormente eran de 300 euros y actualmente son de 100 euros. Así pues, con eso pasarían las personas interesadas y que creen en el proyecto a ser socias y a tener acceso a las cestas de verdura que se distribuyen a las organizaciones cada semana o quince días y que pueden ser de 10 o 15 euros según el consumo propio.

»Además, los socios tienen a su disposición también, cada quince días, a un listado de productos ajenos a la huerta, como arroz, aceite, etc.

»En Lur Denok se organizan en grupos de trabajo, y algunos días a la semana acuden voluntarios para ayudar con la preparación de las cestas. Además, disponen de conservas, de la producción que han elaborado durante el año.




»Ahora también ofrecen huevos y fruta ya que en Astigarraga disponen de gallinas y frutales ecológicos.

»Los primeros invernaderos se pusieron en marcha en 2011 en Astigarraga, y es en ese momento cuando Mikel entró para asesorar y organizar en todos los aspectos técnicos y también participando en la producción.

»Ya en 2013 es cuando se alquilaron los terrenos de Ajangiz y Mikel y otro compañero empezaron la producción de verdura ecológica en lo que son ahora 4 invernaderos de 9,5 m × 50 metros. Se cultivan productos de temporada ya que la producción en Euskal Herria, me explica Mikel, depende mucho de la estacionalidad, ya que como sabemos, los inviernos son muy húmedos y con pocas horas de sol.

»¿Cómo funciona el sistema de riego de la huerta?

»Cuando empezaron la huerta, un zahorí, les indicó dónde había un paso de agua subterráneo, así pues disponen de un pozo que va hacia una balsa y de ahí se bombea, cuando se necesita, hacía los invernaderos.

»Lo que está sembrado fuera de los invernaderos solo se riega en verano si se necesita.


»¿Qué sistema de abono tienen?

»Ellos mismos se producen abono en verde con cebada y otras plantas, su fermentación y mezcla con la tierra.

»Además, tienen también abono de animales de ganadería ecológica y hacen compostaje de los restos de la cosecha.




»¿Cómo se controlan las plagas?

»Mikel me explicaba que se trata de encontrar un equilibrio en el huerto, se cultivan plantas, por ejemplo, que atraen el pulgón. Me gusto especialmente una frase que mencionó: “Nosotros trabajamos con la vida y no con la muerte”.

»También existen productos con extractos vegetales y acreditados para usar en agricultura ecológica que se pueden usar.


»¿Cómo conviven con la fauna salvaje?

»Como me decía Mikel, tienen un pacto, disponen de una parcela de vegetales para ellos, así les mantienen alejados de los invernaderos y las otras plantaciones


»¿A quién y cómo abastece el huerto de Ajangiz?

»Abastece a todos los socios de la parte de Bizkaia y se les reparten las cestas, normalmente a las organizaciones de ner. Además también existen tiendas de Lur Denok en algunas poblaciones, y se les proporciona género cada semana según disponibilidad y temporada


»¿Qué verduras podemos encontrar en el huerto?

»Como he explicado anteriormente, depende de la estación del año. Particularmente, en mi visita al huerto, pude ver mucha variedad: lechuga, puerros, rúcula, perejil, romanescu, ajos tiernos, coles de Bruselas, acelgas, espinacas, escarola, kale, brócoli y muchas más.

»Además, como podréis apreciar en las fotos, estaban todas las verduras preciosas, colocadas milimétricamente y organizadas metódicamente.




»¿Qué hacen para dar a conocer el proyecto?

»Van a Escuelas a dar charlas sobre su proyecto y actividad, participan en mesas redondas, y también, como en mi caso, reciben gente que quiera conocer el huerto y Lur Denok.


»¿Puedo cualquier persona formar parte del proyecto?

»Sí, cualquier persona puede pasar a ser socio y tener a su disposición las cestas.


»¿Qué problema hay en Euskal Herria?

»Según lo que me explicaba Mikel, y yo también he detectado, aquí no hay consumo suficiente de verdura, se consumen unas muy concretas, a la que la gente se ha acostumbrado ya que el tiempo, antes, tampoco permitía el cultivo de muchas variedades.

»Entonces, falta mucho trabajo de concienciar y potenciar el consumo de verdura y que sea ecológica para evitar el consumo de tóxicos.




»¿Qué opina Mikel del futuro de la agricultura ecológica en Euskal Herria?

»Si la gente no se suma a proteger los proyectos agroecológicos y consumir este tipo de productos, la agricultura ecológica pasará a ser solo un sistema de producir más sostenible que encontraremos en el mercado en forma de productos más caros.

»Para mí fue una muy buena experiencia conocer de primera mano cómo era el trabajo y esfuerzo de los productores de este proyecto, así pues os animo a que consultéis, miréis más sobre el proyecto y si compartís los valores y tenéis ganas de consumir un alimento ecológico 100% participéis en él.»














miércoles, 4 de marzo de 2015

Kutxa ner es «volver a la relación», nace de la confianza y la transparencia

Esta idea expresaba Koldo Saratxaga, con ilusión, hace unas horas, entrevistado en el programa de radio Ganbara (puedes escucharle aquí).

La caja o kutxa ner empieza a andar como una mutua de servicios financieros para los proyectos con un Nuevo Estilo de Relaciones (NER), todos ellos unidos como ner group. Es una financiación basada en el NER, o en un estilo de relaciones entre personas que no ha debido perderse, si atendemos a las palabras de Koldo —«volver» a la relación— y también a su sinceridad, al indicar que el comportamiento de las entidades financieras ha sido uno de los grandes detonantes para una búsqueda de alternativas, puesto que algunas de estas entidades han negado cifras de crédito tan bajas como 50.000 euros, pero claves en un momento dado para sostener una actividad y unos empleos, con el agravante de haber estado lucrándose de la misma empresa durante años, teniéndola como cliente. No todas las entidades se encuentran en este saco y por ello el grupo ner es cliente de varias en una relación de entendimiento mutuo.

Ojalá tuviéramos una oportunidad así, unas relaciones como estas que permiten formar kutxa ner, quizá pienses, bienvenida, bienvenido visitante. Si quisiéramos hacerlo realidad, se nos ocurren dos medios más a mano: emprender el camino del Nuevo Estilo de Relaciones con ner group o hacer nuestro propio cambio organizativo o relacional y encontrar compañeros de viaje. En cuanto a esto último, probablemente todos hemos oído hablar de diversas iniciativas de banca ética, pues van alcanzando más y más difusión. Sin embargo, lo que caracteriza a ner group y al liderazgo de Koldo Saratxaga es el dar forma de proyecto a las ideas y, como este término indica, diseñarlas con un futuro por delante. Para lograr este reto, invierten el tiempo necesario hasta ponerse de acuerdo en las ideas, antes que decidir una u otra iniciativa concreta. Así lo explicaron al presentar a la sociedad gbe-ner Elkartea y así nació después ner group y ahora kutxa ner.

Para alcanzar la confianza y la transparencia que Francisco Javier Salcedo Bilbao, presidente de ner group, ha señalado como cimientos de esta caja, un gran apoyo ha sido —dice Koldo— el trabajo desarrollado por el equipo financiero del grupo, liderado por Unai Mendikote, ahora consejero de esta caja. A Koldo y a Jabi Salcedo puedes escucharles brevemente en este vídeo publicado por el Diario Vasco y a Unai en esta entrevista en el programa de radio Mezularia.

En el libro Experiencias ner 2012, editado por K2K emocionando, el tercer capítulo se dedica a las relaciones con la banca y narra las primeras etapas del trabajo del equipo financiero, desde su arranque con la confianza 0 que se puede comprender, dada la experiencia que tenemos el común de las personas en esta sociedad.

Para finalizar este comentario, hay que decir que todo esto es posible gracias a un Nuevo Estilo de Relaciones, el NER, entre las personas y los proyectos.

A continuación compartimos páginas y comentarios entre los que hasta ahora hemos conocido relacionados con kutxa ner.