martes, 23 de febrero de 2016

Pedagogía para que la sociedad tome el papel central en las grandes decisiones y los políticos dejen de acaparar la actualidad de la ciudadanía (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



La sociedad debe tomar el papel central en las grandes decisiones [lee Koldo Saratxaga en la diapositiva proyectada]. Yo soy de los que creo... No lo he visto nunca en mi vida, no sé si voté alguna vez en la época de Franco, como los que tenemos algunos años, algún referéndum me tocó, en Suiza votan para si la pintan de blanco o de amarillo la raya del centro, votan en un referéndum para si el mínimo salarial es dos mil o es tres mil, votan... hacen referéndums. Aquí hacemos “supersures”, hacemos el tema de las basuras… ¿vosotros os imagináis con el tema de las basuras, con el tema de las infraestructuras la pedagogía que se podía hacer? Podríamos ser los que más sabemos del mundo sobre basuras, ¿por qué esto?, ¿qué es bueno?, ¿por qué no es bueno?...

No es un problema de un partido dice, el otro dice, sino, ¿qué es sobre las basuras?, ¿por qué antes se quemaban los restos en las huertas y ahora hacemos humus? Porque quemar los restos de una huerta es una locura, estás contaminando y estás perdiendo aquello que la naturaleza te ha dado, que es de las tierras que recoges, las amontonas, y es humus. Yo lo hago y lo hace mucha gente. “¿Y por qué haces eso?, ¿resulta que no es solo basura?”. Mucha gente no lo sabe, ¡eduquemos! Aprovechemos eso para educar y votar.

No se puede hacer las grandes obras [como] “vamos a hacer la obra mejor de Bilbao en los próximos años”, lees al no se qué de urbanismo, “la obra mayor del siglo”, ya la tienen decidida, ya saben el qué, cuánto y cómo, ¡y los demás no hemos participado en nada! Si va a ser la obra del siglo, tendrás que educar y hacer pedagogía de por qué se hace esa obra, y todo el mundo luego la hará suya. Porque si luego votan que sí, es su obra, es su proyecto, es uno más, lo acogen, como hacemos con todas las cosas. Cuando tú quieres a un hijo, lo acoges. Si te ha venido rebotado, igual tienes problemas con él. La acoges, ¡coño! Haz que la ciudadanía, en los temas importantes, acoja las decisiones, se sienta dueño de las decisiones, se sienta partícipe, se sienta actor.

Es lo que nosotros hacemos, con ese cinco por ciento de hablar y hablar y dialogar, hacer pedagogía para que sientan suyo el proyecto, y luego tiran, por eso nos van las cosas bien, porque luego vamos todos en la misma dirección y cada uno con lo que puede: ¿tú uno? Tú uno. ¿Tú tres? Tú tres. Tú eres listo, pero corto. Tú eres rápido, pero mayor. Tú eres... ¡vale!, cada uno lo suyo, pero en la misma dirección. ¡Claro!, cuando sumas en la misma dirección, te sales de todas todas, te sales de todas todas, porque, normalmente, las personas, en sus relaciones, con sus departamentos y sus jerarquías, cada uno va para lo suyo, las energías se matan unas con otras. Entonces, ¡que hay que usar más el referéndum, que hay que usar más la pedagogía!, la pongo aquí [señala a la diapositiva y lee]: las administraciones deben legislar en una clara, unificada y decidida dirección, y deben dedicar tremendos esfuerzos de pedagogía sobre los temas que más importan a la ciudadanía.

Yo os rogaría que dediquéis tremendos esfuerzos a la pedagogía. Dejad de tiraros las patadas unos a otros, dejad de estar siempre en el candelero los mismos y haced pedagogía. No es “tú más” —que es un poco lo que utilizáis, “tú más que yo”—, sino realmente que las personas entiendan lo que estamos hablando, comprendan lo que estamos hablando y lo hagan suyo. Estaremos educando a un país en las cosas que son tremendas para el futuro. Un país que va con las tecnologías con las que va el mundo tiene que ser un país educado, un país que sabe lo que se trata, que sabe por qué se decide y será un país importante. Un país que luego innovará, creará... y ahora solo tiene miedo, y depende de subvenciones, de esto y lo otro, y de lo que digan unos cuantos. Hay que educar a un país y hay que hacer tremendas pedagogías.

[Se vuelve a la diapositiva final y señala a la frase] “Que los pocos y muy vistos políticos no acaparen, con sus repetidos y enfrentados discursos, la actualidad que cada día llega a la ciudadanía.” Ya lo he dicho y creo que con esto ya termino. Gracias por los cinco minutos.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Políticos: que la ciudadanía los visualice como personas que transmiten confianza (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Dos minutitos [dice Koldo, en son de petición de prórroga]. Que la ciudadanía visualice personas que transmitan confianza. Esto es una idea mía. Hoy —os lo tengo que decir, vosotros lo sabéis—, yo no sé cómo políticos de toda la vida —porque sois de toda la vida— con los datos de confianza de la sociedad, de un cuatro y medio, de un tres, de un dos, de un dos y medio, durante años siguen estando a la cabeza de partidos políticos, cuando el grado confianza que transmiten es de un dos, un dos y medio y un tres. Esto, en una organización empresarial, si la gente dijera: “el setenta por ciento, el ochenta no creemos en ti”, pues lo que tienes que hacer es marcharte. La propiedad te diría: “oye, vete, que nadie cree en ti, o sea no lo estás haciendo muy bien, porque si la gente te vota como un dos...” ¿Cómo es posible que se sigan años y años y años y años cuando la sociedad te dice que eres un suspenso claro? ¿Dónde está el orgullo?, ¿dónde está el amor propio?, ¿dónde está la ciudadanía?, ¿quiénes son los clientes? Cuando el cliente te dice: “no te quiero, no te compro, ¿qué haces? ¿Seguir diciendo que soy el mejor producto? ¡Coño! Será difícil, ¿no?, porque te está diciendo que no quiere tu producto, te está diciendo que eres un suspenso, que no tienes ni calidad ni servicio ni nada. Luego dices, joé, al cliente habrá que escucharle, y en la vida otra nos toca escuchar, nos toca cambiar y nos toca mejorar. Pero no parece que eso funcione.

Por eso decía, hace falta personas, como decíamos antes, como el comité de sabios, el comité de no sé cuál, creados por la sociedad que no sacan votos ni [van] con partidos, que, diríamos, de alguna manera dicen, “eh, que os estáis desviando”, “¡eh!, que no sé cuál”, os doy una idea, pero más de lo mismo, por favor, no, ¿eh? Más de lo mismo, por favor, no.

Lograr con la transparencia y confianza la identidad de las personas con el territorio [está leyendo en la diapositiva]. Eso falta. Sabéis que España no tiene leyes, no tienes no sé cuál y que vivimos, ya [más] después de los últimos años... hay que recuperar la confianza de los ciudadanos, ¡no creen en nada! La gente ya no cree en nada, lo sabéis. Los jóvenes no se acercan. ¿Cómo se van a acercar? ¿Dónde está el ejemplo para poderse acercar? Os tiene que preocupar.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Medir y reducir las diferencias entre los patrimonios (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Medir y reducir las diferencias entre los patrimonios [dice Koldo, leyendo en la diapositiva]. Yo creo en esto absolutamente. Si supiéramos adónde va en lo social, en lo educativo, muchos pagaríamos tranquilamente y pagarán tranquilamente sabiendo que donde había tres mil niños con problemas de comer hay dos mil, y para final de año hemos quedado en que va a haber quinientos y para el año que viene ninguno. ¿Dónde hay que poner? [diríamos]. Pero como sabemos adónde va el dinero...

Nos pasa como las ONG. Poner dinero para las ONG no sabemos a qué va. Nosotros [ner group] hemos creado nosotros, las mismas, ponemos dinero y tiempo de las personas, y nosotros mismos hacemos las cosas, porque hemos perdido en poner dinero y no sabes adónde va. Bueno, pues esto es lo mismo.

Tenemos que reducir las diferencias y que lo que está ocurriendo en el mundo que cada vez son mayores, sean menos, sean menos.

Pero eso tiene que ser a base, otra vez, de cultura, a base de pedagogía, a base de enseñar, no con planteamientos políticos, sino simplemente con documentación y con cosas, abiertos.

Como nosotros. Donde estamos, tenemos salarios abiertos, todo el mundo conoce lo que gana, todo el mundo no sé cuál... para dar confianza.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Soberanía: el ritmo lo marca la sociedad que cuida lo que quiere, educada, diferente a la sociedad del miedo ahora (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Aquí lo que [vengo diciendo] [Koldo lee la diapositiva proyectada]: “Soberanía educativa (es el futuro de un país); soberanía financiera (básica para crear el país que se decida; ¿qué interés tiene para los ciudadanos tener sus ahorros en lugares opacos y que, además, no responden a sus necesidades?); soberanía alimentaria (en Euskadi, el 90% de los alimentos proviene de una media de 5.000 km —el 90% de lo que comemos nosotros en nuestras familias viene de una distancia de 5.000 kilómetros, fijaros el impacto que tiene en costes, en medio ambiente, en calidad de producto, terrible, es algo que está ahí, nadie lo sabe, lo damos por hecho, hipermercado, que brille y que sean todos iguales, los niños conocen eso y a un niño le das una manzana que tiene una mota y te dice '¿esto qué es?', no quieren saber nada— y no hay ningún poder de cambio); soberanía social y de la salud (definir claramente la situación y los objetivos sociales que queremos y que dejen de ser una consecuencia de lo posible), es decir, soberanía como país.”

Y al final tenemos una soberanía de país, o sea, cuidamos el huerto, cuidamos las semillas, tapamos en invierno, le ponemos paja, le ponemos humus, le ponemos no sé cuál, viene la lluvia y tenemos un huerto que da. No vamos directamente a por la cosecha, no vamos directamente ni a la soberanía ni a lo otro ni a lo otro. Tenemos que tener un país capaz de entender eso, capaz de quererlo y capaz de ser actor de eso. No querer ir por delante porque los políticos que estáis ahí marcáis los ritmos.

El ritmo lo marca la sociedad porque cuida lo que quiere, porque se siente segura y no como está pasando en Cataluña que es a base de miedos cuando hay que decir no a la independencia, no al no sé cuál y demás —“porque económicamente vas a morir, porque las empresas van a cerrar, porque lo otro no sé cuál”—. Es el miedo lo que están empleando ahí. Tenéis que reconocerlo, es el miedo, al voto y a lo que pasa. No es así.

Tienen que ser la educación y el respeto a que cada uno vote lo que quiera, pero no le metas miedo. Pero como son temas que no dominan —la sociedad lo económico— es fácil asustarle. Entonces hoy se vota o no se vota, el 20-40% por el miedo, en temas que son importantes para un país. Digo este como otro cualquiera.

En tanto en cuanto le metan miedo en lo económico, como el dinero se ha convertido en un pilar, automáticamente la sociedad, las personas quebramos, entonces: “votaría esto, siento esto, pero tengo miedo, entonces, cambio”. Mal. Es una sociedad que no está preparada.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Consumir lo cercano para cuidar el medio ambiente (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Aquí lo que [vengo diciendo] [lee la diapositiva proyectada]: “Soberanía educativa (es el futuro de un país); soberanía financiera (básica para crear el país que se decida; ¿qué interés tiene para los ciudadanos tener sus ahorros en lugares opacos y que, además, no responden a sus necesidades?); soberanía alimentaria (en Euskadi, el 90% de los alimentos proviene de una media de 5.000 km —el 90% de lo que comemos nosotros en nuestras familias viene de una distancia de 5.000 kilómetros, fijaros el impacto que tiene en costes, en medio ambiente, en calidad de producto, terrible, es algo que está ahí, nadie lo sabe, lo damos por hecho, hipermercado, que brille y que sean todos iguales, los niños conocen eso y a un niño le das una manzana que tiene una mota y te dice '¿esto qué es?', no quieren saber nada— y no hay ningún poder de cambio); soberanía social y de la salud (definir claramente la situación y los objetivos sociales que queremos y que dejen de ser una consecuencia de lo posible), es decir, soberanía como país.”

Y al final tenemos una soberanía de país, o sea, cuidamos el huerto, cuidamos las semillas, tapamos en invierno, le ponemos paja, le ponemos humus, le ponemos no sé cuál, viene la lluvia y tenemos un huerto que da. No vamos directamente a por la cosecha, no vamos directamente ni a la soberanía ni a lo otro ni a lo otro. Tenemos que tener un país capaz de entender eso, capaz de quererlo y capaz de ser actor de eso. No querer ir por delante porque los políticos que estáis ahí marcáis los ritmos.

El ritmo lo marca la sociedad porque cuida lo que quiere, porque se siente segura y no como está pasando en Cataluña que es a base de miedos cuando hay que decir no a la independencia, no al no sé cuál y demás —“porque económicamente vas a morir, porque las empresas van a cerrar, porque lo otro no sé cuál”—. Es el miedo lo que están empleando ahí. Tenéis que reconocerlo, es el miedo, al voto y a lo que pasa. No es así.

Tienen que ser la educación y el respeto a que cada uno vote lo que quiera, pero no le metas miedo. Pero como son temas que no dominan —la sociedad lo económico— es fácil asustarle. Entonces hoy se vota o no se vota, el 20-40% por el miedo, en temas que son importantes para un país. Digo este como otro cualquiera.

En tanto en cuanto le metan miedo en lo económico, como el dinero se ha convertido en un pilar, automáticamente la sociedad, las personas quebramos, entonces: “votaría esto, siento esto, pero tengo miedo, entonces, cambio”. Mal. Es una sociedad que no está preparada.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











La oportunidad de la globalización y las demás oportunidades (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Otro tema, que hay que educar, que hay que educar —luego a ver si me da tiempo a decirlo―: tenemos que consumir cercano. Tenemos que educar en que tenemos que consumir cercano, porque el medio ambiente tiene que ver con eso, pero es que, encima, es lo mejor para el cuerpo, cercano y de temporada y ecológico. Nosotros [ner group] hemos creado huertos, ¡para educar! Hemos creado huertos y dedicamos la de dios de tiempo. Huertos para educar a las personas en lo cercano, de temporada y lo ecológico; tu salud, el entorno, lo medioambiental, con ejemplos prácticos.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











jueves, 18 de febrero de 2016

Cambio radical en la enseñanza y la educación (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Cambio radical en la enseñanza y la educación [dice, leyendo la diapositiva proyectada]. Y hay ejemplos bonitos en Euskadi, algunos como son Amara Berri, que las he visitado, y en Cataluña, y en el mundo, muy poquitos, porque la educación está parecida en todas partes; es una educación basada en la memoria. Es la que hemos tenido nosotros, seré el mayor de todos vosotros, pero es lo mismo. Es la que hemos tenido nosotros, basada fundamentalmente en la memoria, en el hemisferio izquierdo. Yo os aconsejo que miréis eso y también inteligencias múltiples, si no lo habéis mirado.

¿Qué es eso las inteligencias múltiples? Como somos todos diferentes, hemos quedado, por eso lo que he puesto al principio es importante, somos todos diferentes, tenemos cualidades diferentes. Con lo cual, tenemos inteligencias diferentes.

Un niño desde que entra es un niño que entra niños de año, del año de producción, vamos a ser un poco crudos. Has nacido del 1 de enero al 30 de diciembre, eres del 55, eres del 76, eres del 2005, como mis nietas. Pero si es que naces un cuarto de hora más tarde, que es el 1 de enero del día siguiente, eres de la añada del 2006, y con eso tienes que estar hasta los veintitantos años. No, no, si eso es una cualidad física, de qué día has nacido, y hemos dicho que los humanos somos sentimiento, pensamiento y físico, lo físico es lo menos importante. Pero no, en función de lo físico, tu vida, tu vida educacional, tu vida de desarrollo, tu vida de enseñanza, tu vida de todo se desarrolla con base en lo físico. ¡Coño! Si es lo menos importante. Y así ha sido siempre, es más cómodo, todos iguales y toda la enseñanza igual.

¡Es una locura! ¡No hay dos niños iguales y se trata a los 24 igual con un solo profesor! Es una locura. Es lo mejor que tenemos, es el futuro de un pueblo, de un país, y lo tratamos como si fuera una cosa más, con problemas de presupuesto incluso ahora, pero sobre todo con una educación mínima, un profesor con 24 niños, ¡es una locura! En las fábricas tenemos un encargado por cada 10 o 12 obreros, que los llaman así, aquí tenemos un maestro, un andereño, una irakasle por cada 24 niños, ¡es imposible! Con lo cual, le dices a un andereño, ¿y si tienes un niño inquieto? “Me pego un tiro”. ¿Y si es inconformista? “Me pego dos tiros” porque no puedes tener en una clase ni un niño ni dos inquietos ni tres. Porque no se puede dar la clase, el currículum, la asignatura que está predeterminada.

Es una verdadera locura, está escrito por todas partes, lo dicen los pensadores más básicos: cambiemos la educación, cambiaremos el mundo. Hacen falta 20 o 30 años, pero, por favor, hay que empezar. No nos podemos comparar con Castilla ni con no sé cuál. Podemos, somos un país pequeño y podemos hacer maravillas. La educación es el futuro de un país y es vuestra responsabilidad. Os lo tengo que decir así, es vuestra responsabilidad fundamental. No es la industria, no es la Ertzaintza, no es las infraestructuras, no son las autovías, son las personas, y eso es la educación, pura y dura, es lo mejor que podemos hacer.

Fijaros cómo funciona esto, esto funciona así [y proyecta esta ilustración]:




«Para una selección equitativa vamos a hacer el mismo examen a todos: por favor, trepe al árbol.»


Esto es lo que hacemos. 11 de la mañana del 11 de junio, examen para todos, ¡examen para todos el mismo! A mi nieta le ponen el mismo examen que a aquel otro niño que ha nacido el mismo año y que no tiene nada que ver con sus capacidades, que no tiene nada que ver cómo ha evolucionado, y si saca un 5 o saca un 8, uno es muy bueno y el otro no. No, no, puede sacar un 5 y ser excelente, porque no es una de sus habilidades, no es una de sus inteligencias. Pero es para todos igual, con lo cual ese niño con un 5 va traumatizado y resulta que para él es el máximo porque no es esa una de sus habilidades. Es como decir “es que no salta la pértiga”, y no tiene físico para saltar la pértiga. Luego no está en la pértiga lo suyo, está claro, no, este no se va a dedicar a la pértiga, y sin embargo, en esto sí. ¡Pero todos iguales, esto es una verdadera locura!

Entonces, ya lo decía Einstein, todo el mundo —¡todo el mundo!—, es un genio. Yo creo que todo el mundo es un genio. Todo el mundo somos un genio. Los humanos somos genios verdaderos. Cuando nos comparamos es cuando decimos unos más que otros, pero todos somos unos genios.

«El sistema de educación en una imagen
“Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar un árbol, pasará el resto de su vida creyendo que es un idiota”. Albert Einstein.»


«Si juzgas a un pez por su habilidad para trepar al árbol, pasará el resto de su vida creyendo que es un idiota», y así hay tantos niños traumatizados y tantos niños con fracaso escolar. Porque él lo que hace es competir continuamente con los demás, ¡él no compite con los demás!, es único, ¡es un diamante único! Trátale como un diamante único y no lo compares nunca con otro, que tenga su propia forma, que tenga su propio diseño y su propio brillo, no le compares. Este es el mayor error que hacemos con la sociedad, el mayor error, lo educacional. Traumatizamos a miles de niños para toda la historia, porque cuando estás en este momento si ya crees que no vales, siempre serás un segundón. Y no es que eres un segundón, es que te han metido en un camino que no es el tuyo. Y luego están los niños que saben que se aburren.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











martes, 16 de febrero de 2016

Lo público ante lo social y lo educacional: empleo, vivienda, pobreza, industria, empresa (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Yo soy de los que creo fundamentalmente en esto. He dedicado muchos años de mi vida al tema de la educación a cuenta de las ikastolas, muchos años de mi vida, me apasiona, y yo creo que tenemos ejemplos en Euskadi, y aunque luego diré algo, lo quiero mencionar, una palabra: inversiones públicas en lo social y en lo educacional. Hay un ejemplo, no conozco de Euskadi, cuando lo hice [este guion], vi este: nosotros tenemos cuatro veces menos que Suecia [personas trabajando en los servicios del Estado de Bienestar].

Si queremos crear empleo, queremos crear empleo, que el dinero fluya, que el dinero se mueva. Si el dinero se mueve, el dinero retorna, el dinero crea, y quitamos las frustraciones que tenemos de gente en paro, porque en lo social estamos muy bajos, y en lo educacional no quiero ni contar. No es que estemos peor que Castilla, no me interesa compararnos con Castilla ni me interesa con Burdeos. Me interesa lo que se puede hacer. Nos interesa lo que se puede hacer. Y tenemos ejemplos en Euskadi de lo que se puede hacer.

Bueno, este es otro tema que se va diciendo, haciendo, pero que estamos también como estamos: los polígonos industriales se están convirtiendo en ratoneras y hay viviendas en este país que es una verdadera vergüenza. Ya lo sabéis, gente que vive en el octavo piso y que no puede pisar la tierra en años porque no puede bajar con sus ochenta, noventa quilos, con sus problemas de movilidad, porque no tiene ascensor y porque no sé cuál. Y luego tenemos el Bilbao que compite con Singapur, que compite con Singapur porque lo sé y además nosotros hemos creado un tinglado que tenemos una persona en Singapur, precisamente para temas de smart city. Pero somos la mejor ciudad del mundo y hay tres mil niños que no llegan a comer y hay veinte mil familias que tienen problemas en Bilbao, y fardamos de Bilbao por todo el mundo como…, como no sé. Tengo que hacer una crítica. No me parece justo ni ético. O sea: el Bilbao mejor no sé cuál y en barrios tener niños que no llegan. Entonces, lo social no se mide, no se cuenta, no sabemos los índices. Sabemos el PIB, sabemos el índice de no sé cuál y los tres índices que sabe todo el mundo. Pero los índices sociales, los índices cercanos, no los manejamos ni son del dominio público.

Lo mismo los polos industriales. Se están convirtiendo en un verdadero desastre, ¿por qué? Porque los temas sociales y medioambientales no se cuidan. Cuando damos subvenciones desde el Gobierno vasco y desde las diputaciones a los temas económicos es ¿cuánto vas a invertir?, ¿cuántos puestos de trabajo vas a crear? y, ¿qué es lo que vas a hacer? Entonces preparas un plan a tres años —que suelen ser mentira casi todos, normal que sean mentira, siempre que hacemos planes, todos van bien— y te dan la subvención. Pero nunca se piden datos medioambientales ni sociales. Nosotros hemos creado con Tecnalia un sistema para que se pueda medir lo económico, lo social y lo medioambiental. Se lo hemos presentado al Gobierno vasco, con bastante poca aceptación después de año y pico que andamos detrás para que eso pudiera ser —no me gusta llamarlo herramienta— algo que sirva para dar a aquel que tiene unos criterios sociales, económicos y medioambientales o que si no los tiene, se compromete a hacerlos. Esto es como el que no puede recibir subvención si no paga a Hacienda y si no paga a la Seguridad Social. Con lo cual, mucha gente se preocupa de pagar a Hacienda y a la Seguridad Social si quiere pedir subvenciones, y Hacienda y la Seguridad Social ahí van muy cómodamente: “¿Quieres subvenciones?, demuéstrame que has pagado”. Lo mismo: “¿Quieres una subvención?, demuéstrame que socialmente y medioambientalmente, y económicamente —que eso ya te lo pido—, eres una organización digna del día de hoy y que cuida esas partes que son vitales en el Desarrollo Humano Justo y Sostenible. Bueno, pues esto también estamos como estamos.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Alianzas de clientes, relaciones y/o conocimiento para competir globalmente (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Fomentar las alianzas empresariales, un país preparado, no un país en el paro, un país en el miedo. Hay que fomentar las alianzas empresariales. “Sí, ya lo ha dicho alguien por ahí…”. No, no hay que decirlo, hay que hacerlo. Venimos de donde venimos, de atomizados, de dividir… Había un encargado listo y montaba su propio negocio… Hay que volver a unir, no podemos ir por el mundo, cuando el mundo se ha hecho global —no se ha hecho global para vender, se ha hecho global también para competir; ahora te compiten de todas partes del mundo, no es que se ha hecho global para “ah, podemos vender en todo el mundo”, porque ellos también pueden llegar como están llegando, de una manera local como están llegando—.

Entonces, lo que tenemos que hacer es hacernos más fuertes, lógicamente, sino, no hay nada que hacer, pero antes era “usamos máquinas”: “¿Tú produces cien? Yo, cien”. No. Ahora hay que unirse —y nosotros lo hacemos, en varios casos lo hemos hecho— hay que unirse o por las relaciones —que tiene que ver con los clientes, que tiene que ver con las instituciones, que tiene que ver con algo que tú conoces de aquel país— o por tus conocimientos.

Clientes, relaciones, competitividad no es sumar máquinas, no es sumar instalaciones, no es sumar cantidad, es sumar calidad, es sumar calidad. Ahora mismo tienes que buscar. ¿Qué socios son los que te interesan? Aquellos que aportan algo de eso que no es más cantidad, porque en más cantidad te va a vencer cualquiera que en cualquier país del mundo produce como tú, con las mismas instalaciones que tú, pero mucho más barato. Entonces, eso es algo que hay que ver.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Ética y transparencia – Y una consecuencia: no horas extras (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Este es el nuestro [modelo]. Voy a hablar de las dos primeras: ética y transparencia. No he encontrado ninguna organización de las que yo he ido en mi vida, y he estado en cuatro continentes, que sea ni ética ni transparente. No he encontrado ninguna, no he encontrado ninguna. Sin ética y transparencia, todo lo demás no funciona. La confianza, la responsabilidad, la libertad… no funcionan.

Voy a poner una cosa que quiero destacar: no horas extras. Y lo quiero destacar aquí. En este país se meten cientos de miles de horas extras. Es ilegal. No se pueden meter más de ochenta. Hay docenas de miles de puestos de trabajo amparados por las horas extras. Lo saben los agentes sociales, que ya sabéis quiénes son —que por cierto representan a diez mil personas los propietarios y al diecisiete por ciento los sindicatos, pero son los agentes sociales—. Los agentes sociales lo saben, el gobierno lo sabe, todo el mundo lo sabe, las cientos de miles de horas que se meten con el paro que hay. Es una injusticia. No es ético que unos señores estén haciendo dos horas y su cuñado y su hermano estén en el paro, eso en la misma casa.

Nosotros, jamás en mi vida ni nosotros hemos pagado una hora extraordinaria, jamás. ¿Qué hacemos? Buscarnos la vida para que eso que parece que es imposible sin horas extraordinarias o sin ir un sábado, cómo hacerlo. Porque como la puerta de las horas está cerrada, reinventamos el cómo lograr ese servicio al cliente y lo logramos siempre, siempre, porque nunca las hemos pagado, y de esa manera creamos puestos de trabajo. Y como no hacemos despidos —en toda la crisis no hemos despedido a nadie, sino incluso hemos crecido, ¿por qué?, porque la puerta del despido está cerrada—, la creatividad y el ingenio hacen que tengas que buscarte la vida porque esa puerta está cerrada.

Esto es como cuando no tienes más salida que para arriba, que ¿cómo trepamos este tubo? Con lo que acabamos trepando, porque los humanos somos capaces de todo. Pero cuando dejas puertas abiertas —despidos por aquí, horas extras por allá—, vamos a lo fácil, vamos a lo general, pero eso no vale. No ha valido nunca, porque no es legal siquiera.

[Continúa leyendo en la diapositiva] Compartido… 30% de reparto de los beneficios… Todo eso es como hacemos, con cual no solo no hemos descendido en trabajo, sino que hemos creado en estos cinco años de crisis. ¿Por qué nosotros sí y otros no? Somos 22 organizaciones, 22 sectores diferentes, tamaños diferentes, lugares diferentes y nos sirve para todos igual, basándonos en esto de aquí.

[...]

Las horas extras no, por solidaridad, por estética, por ética y por todo. Es una verdadera vergüenza que existan como hoy existen. No sé la responsabilidad que tenéis y lo que podéis hacer, pero eso que lo sepamos y que se permita es igual que la droga.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











jueves, 11 de febrero de 2016

Universidad de personas para la sociedad, universidad de lo mejor del universo (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



La universidad no tiene que dar trabajadores. La universidad tiene que hacer personas para la sociedad, no personas para la industria, eso era hace siglo y medio, cuando empezó el ferrocarril —en el libro lo veréis bien claro, aunque ya lo sabéis [dice señalando hacia los ejemplares de La tercera revolución industrial, de Jeremy Rifkin, que ha traído para los parlamentarios de la mesa]— y cuando se empezaba a capacitar a la gente para la industria. Seguimos sacando personas para las industrias que marcan la pauta. Telefónica, el otro, Iberdrola, no sé quién y demás, ¿qué necesita?

Necesitamos personas para la sociedad. Dos tercios no trabajan en lo que estudian y a lo largo de sus cuarenta, cincuenta años [de vida laboral] no tiene que ver lo que has estudiado con lo que te va a ocurrir durante cuarenta, cincuenta años, y cada vez más. Luego, no tiene sentido preparar a unas personas para lo que van a hacer los próximos tres o cuatro años, cuando encima dos tercios no trabajan en lo suyo y un tercio se va a tirar un año y medio sin hacer nada. Estamos absolutamente desenfocados. Personas para la sociedad, no personas para la industria.

Somos tan capaces que en un puesto de trabajo en seis meses —y he dado trabajo a cientos y cientos y miles de jóvenes, he creado más de cuatro mil puestos de trabajo en mi vida— se adaptan en tres, seis, doce meses cualquier persona hace cualquier cosa, porque somos lo mejor del universo, entonces, ¡lo hacemos inmediatamente! Y te quedan cincuenta años de trabajo. Yo les digo a los jóvenes: no te preocupes si no encuentras trabajo ahora; tienes 22, vas a trabajar hasta los 75, vas a vivir 105, ¿qué te pasa por que un año, año y medio estés sin trabajo, buscando? Lo que tienes que saber es lo que quieres para los próximos cincuenta años, no qué es lo que quieres este año. ¿Sabes lo que quieres? Si no sabes lo que quieres, primero tienes que saber lo que quieres, y no pensar dónde me coloco y dónde gano ochocientos euros, que hace cinco años eran mil quinientos, ahora con ochocientos se conforman todos, pero es para gastar. Luego, qué es lo quieres ser es lo primero, y no qué es lo que quieres encontrar a corto.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Nuestro modelo «siempre somos sociedad» (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Modelo imperante —no tengo tiempo de llegar adonde quiero llegar—, el típico: la empresa, la propiedad y los ejecutivos, y el cliente al final; por otro lado: los trabajadores, preocupados por su salario y sus horarios, y los sindicatos; la eficiencia por ahí arriba: la eficiencia para el empresario es una, para los trabajadores es otra o no les preocupa. El sistema, el que ya conocéis.

Como no tengo tiempo, voy a explicarlo en un minuto: este es el nuestro, basado en las personas, focalizado en el cliente y la eficiencia, y la sociedad por encima de todo, sobre la sociedad. Nosotros, cuando nos juntamos, lo primero de lo que hablamos es de la sociedad. Los datos primeros que vemos en una reunión son de la sociedad: cuántas horas hemos dedicado, cuántas ideas hemos aportado, en qué lugares hemos estado, cuánto no sé cuál; lo primero que hacemos, y luego empezamos a hablar de ventas, de rentabilidad y de no sé cuál.

Las personas somos sociedad. Trabajamos, vamos al monte, estamos con los amigos, vamos con la familia, pero somos siempre sociedad. No somos trabajadores, somos personas de la sociedad.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Edgar Morin (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Y algo que tiene que ver con lo que teóricamente está aquí [se refiere al guion de su charla y señala a la diapositiva proyectada que tiene una cita de Morin]. Yo soy un enamorado de Edgar Morin, os lo aconsejaría, y vosotros me podéis aconsejar en muchas cosas, porque con ochenta y tantos años hay que ver qué lucidez y qué cosas tiene esta gente, como Herman Hesse, todo este tipo de gente. [Quizá quiere decir: Stéphane Hessel; Hesse es el autor de su muy leído y citado Siddharta, y Hessel es otra de sus lecturas de los últimos años, con Morin; dedica a ambos este post en este blog]. [Y lee la diapositiva proyectada con la cita de Morin.]

«Todos los ciudadanos del planeta pueden y deben cultivar su identidad múltiple, que incluye la identidad familiar”. [Hace un inciso en la lectura:] Que no se le discute a nadie, nadie se mete con tu familia, tu familia no sé cuál, se respeta absolutamente, tenemos orgullo de la familia, podemos tener problemas con la familia, pero si se meten contigo, saltas: el respeto a la familia. [Prosigue leyendo la cita anteponiendo “respeto” a cada una de las identidades que se enumeran «la ciudadana, la étnica, la nacional, la religiosa o filosófica, la continental y la terrestre», que Koldo lee así:] respeto a la ciudadanía, respeto a la etnia, respeto a lo nacional, respeto a lo religioso, a la filosofía, a lo continental y a lo terrestre.

Se puede y se debe.

Y esto es lo que algunos entendemos que es pura naturaleza y que es sentido común.

Es igual la constitución que esté o la que no esté; es sentido común o no es; es libertad o no es libertad; es lo que somos o lo que no somos; ¿tenemos derecho o no tenemos derecho?

Esto [se vuelve hacia la pantalla con la cita de Edgar Morin] creo que indica un poco lo que allá donde tú quieras y lo que tú quieras, porque como ciudadano tengo que ser libre y tengo que tener mis propias creencias. Y allí donde yo quiera paro: en lo religioso, en lo filosófico o en lo étnico o lo familiar, o en lo que quiera. Pero ¿quién me pone puertas al campo?, ¿por qué? Y, ¿quiénes?

Muy interesante leer a Edgar Morin, que tiene cosas tremendas.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Tenemos que hacer una sociedad capaz de afrontar cualquier cosa que tenga que ver con el futuro (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Esto lo tengo escrito hace año y pico [Koldo señala a la presentación de diapositivas que le va a servir como guion de su charla]. Cuando me invitaron a poder venir, dije, bueno, no tengo ninguna dificultad porque lo tengo escrito lo que voy a decir, lo que cuento por ahí, lo que he explicado en estos últimos meses en algunas charlas y he podido sentir que la gente se ha sentido muy conectada con esto, que nos tenían que echar de los lugares donde estábamos porque nos daban las 10 de la noche y querían seguir hablando de cosas que a la sociedad le preocupan y le ocupan. Con lo cual, os voy a contar no lo mío, sino lo que he podido sentir que, efectivamente, engancha a la gente porque la gente está preocupada. La sociedad está preocupada. Muy preocupada, pero eso ya lo sabéis y por eso posiblemente estáis con esto [señala de nuevo a su guion de la charla].

Bien. Entonces: «ideas para el desarrollo de una sociedad necesitada» [lee en la primera diapositiva esta frase, que da título a su intervención, y continúa leyendo la siguiente diapositiva]:

«Una sociedad que confía y se siente segura con las instituciones políticas, económicas y sociales, así como con sus conciudadanos, una sociedad que sabe —“que sabe”, me parece importante esta palabra, dice, haciendo un inciso en la lectura—, conoce y participa de su realidad y se siente orgullosa de la misma, no tendrá dudas a la hora de afrontar las grandes decisiones de futuro.»

[...]

Entonces, una base sobre la que quiero exponer es esto: una sociedad que sabe, que confía, que conoce, que se siente segura con ella y con sus vecinos —cosa que no suele ocurrir, que no confiamos ni en nuestros vecinos.

[...]

¿Qué pasa con esta sociedad? ¿Qué pasa con ese huerto al que hay que mimar?... —no: “¿qué leyes hay que cambiar para...?”, no creo en eso.

Tenemos que hacer una sociedad capaz de enfrentarse a lo que sea, capaz de expresar, capaz de respetar mayorías, capaz de lo que haga falta porque es madura, cree, respeta y adelante y decidimos.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Diversidad (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Otra palabra clave [Koldo señala a la diapositiva]: diversidad. Yo lo llamo «campana de Gauss», lo he explicado cuatrocientas mil veces, en quinientas asambleas.



Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











martes, 9 de febrero de 2016

La nueva manera de hacer que marca diferencias, en el país y a nivel europeo


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



En el mundo de las organizaciones empresariales, del que sé bastante, llevo toda la vida en esto, en temas sociales, ikastolas..., de todas las peleas, he hecho asambleas y líos, desde que yo empecé hace 9 años, 21 años, 22 en Irizar, con la nueva manera de hacer, puedo demostrar y demostramos, durante 22 años, aunque nadie nos hace caso, y somos estudios de Harvard, estudio de todas las universidades, que somos capaces de ser organizaciones que marquen las diferencias a nivel de país y a nivel europeo, como era en su día Irizar y como hoy estamos haciendo, y que, en dos años, somos capaces de mejorar la productividad, con libertad, con horas, compartiendo, trabajo en equipo, muchas cosas que ahora digo... el 60% la productividad en las organizaciones empresariales.

Si nosotros ahora en este momento en este país, después de tantas peleas entre patronal, dirección y sindicatos, hemos llegado a que cada uno haga lo suyo, con lo cual vamos a 60 por hora, como yo diría, efectivamente, no queda una organización empresarial en este país —vosotros lo llamáis empresa, yo lo llamo organización— en este país van a quedar contadas, porque con el modelo tradicional no podemos competir con organizaciones a nivel mundial que actúan de la misma manera, con el mismo sistema organizacional, pero con unos costes 6, 8, 10, 15 veces menores y con unas tecnologías iguales que las de aquí, porque las tecnologías están en todo el mundo y al alcance de todo el mundo.

Con lo cual, hay una cosa con la que no podemos competir que es si solamente va a ser con las manos, la mayoría mano de obra directa, unos que mandan y todos así [dibuja una pirámide con las manos]. Eso también lo tienen en China, lo tienen en Turquía y lo tienen en India, ahí no podemos competir.

Tenemos que ser organizaciones que actúen de una forma absolutamente diferente. Con o cual, yo diría que la pyme media en este país, y lo demostramos, con muchos años de trabajo y con nombres y apellidos con números, va al 60% de actividad. De 60 a 100, 40, que entre 60 es el 66% que se podría mejorar la productividad, sin meter horas extraordinarias, sin hacer nada atípico, solamente con ilusión, siendo las personas actores en vez de títeres, que son mandados desde arriba.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Desde la libertad (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Esto lo tengo que poner porque es la palabra de mi vida: “¡libertad!”. Pero dicho así parece que es libertad para hacer lo que uno quiera, no, no, libertad para mí tiene que ver con lo que pone aquí básicamente [y Koldo lee en la diapositiva proyectada]: “La libertad necesita de ciudadanos maduros”...

Vivimos en un mundo dominado por dos cosas fundamentales: el dinero, que tiene que ver con el consumo, estamos en una sociedad que en los últimos 20 o 30 años ―nos ha tocado esa sociedad, antes eran otras sociedades “dominadas por”― está dominada por el consumo, que tiene como consecuencia el dinero, adoramos el dinero porque tenemos un tema de estatus, de ser más, y sobre todo un tema de consumo.

Con esos dos principios que hoy día casi casi están inundando, están impregnando a la sociedad, esto de la libertad parece una cosa de la que ya casi ni se habla.

[Lee de nuevo en la diapositiva proyectada:] “Ciudadanos maduros, conscientes y participativos”: solamente desde la libertad se puede ser participativo, desde la libertad. Y esto es otra cosa que tiene que ver con la educación. Si a los niños desde pequeños, con 4, 5, 6, 7 años, les escucháramos mucho, serían y actuarían de forma diferente, más en equipos, más en grupos, que puedan expresarse, que puedan hablar de los temas de actualidad, que aprendan a respetar, que aprendan a responder, que aprendan a saber que no tienes por qué estar de acuerdo y por eso enfadarte, que simplemente tienes tus ideas.

Que sabes cómo piensan los demás... Que no tuviéramos problema en hablar de nuestros sentimientos, cosa que es un problema grave. Podemos tener un compañero de toda la vida al lado y no sabemos más que veranea en Lekeitio y que es del Athletic, pero no sabemos qué siente, no estamos educados a hablar de nuestros sentimientos. Eso parece que es lo tuyo, no tienes por qué contarlo, no tienes... ¡Poder sentir desde la libertad que sabes que te van a respetar!

[Continúa leyendo la diapositiva proyectada:] “La libertad necesita de ciudadanos maduros, conscientes y participativos. Es decir, de personas activas en lo social y con perspectiva comunitaria. Es la libertad fraternal donde no se impone ni se delega, se participa”.

Es lo contrario del miedo, que es otra de las claves que hoy inundan nuestra sociedad. Miedo a esto, miedo a lo otro, a lo otro, miedo desde pequeño, a las notas, miedo a los padres, a que te caigas. Vivimos en un mundo de miedo, me paso, no me paso, me ven, no me ven, se puede, no se puede... Es un mundo carente absolutamente de libertad. Claro, desde la libertad es difícil hacer eso.

[Lee otra diapositiva de la presentación]: “Cada persona es portadora de su propia propuesta, y la palabra es el vehículo que permite ponerse de acuerdo con otras personas que tienen también opinión sobre los asuntos que competen a todos por igual”.

Solo las personas libres pueden estar representando y diciendo lo que sienten, si no, lo que están diciendo es lo que sienten otros, lo que dicen otros, lo que les dictan.

Las personas libres no entramos fácilmente en ese juego de me dicen. Digo, no me dicen que diga. Tengo la mala suerte de que me encontrado con bastante gente que dice lo que le dicen que tiene que decir, pero poca gente que actúa en libertad.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Las decisiones, en asamblea (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



He vivido toda mi vida a golpe de asamblea. Nosotros hacemos una media de 7 asambleas al año. Las Sociedades Cooperativas hacen 1 y el BBVA también hace 1. [Celebrar] La Asamblea Ordinaria no es ser asambleario, es una asamblea obligatoria que hay que hacer. Nosotros hacemos 7 porque todas las decisiones las tomamos en asambleas. Sean 700 personas, sea en México —cuando andaba yo por México con Irizar— o en Marruecos o en la [empresa] de 40. Las decisiones, en asamblea. De media hacemos 7 al año [en los proyectos de ner group] para ir tomando decisiones de acuerdo con lo que nos preocupa y ocupa.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Hay un problema de confianza entre los que estamos (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Yo veo que muchas veces la gente a veces confía menos en sus compañeros de trabajo que en otras cosas porque “como ya les conocen” —“este, vago”; “este, para arriba y este, para abajo”—, hay un problema también de confianza entre los que estamos.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











viernes, 5 de febrero de 2016

La sociedad es la que tiene que marcar el ritmo, siendo absolutamente creativos (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



En el mundo de la naturaleza, para que la cosecha exista, tiene que haber un buen cuidado de la tierra, unas buenas semillas. Esto tiene que ver con ir por delante. Luego, después de eso, y si tenemos sol y tenemos lluvia, tenemos cosecha. Lo que en la tierra no funciona —y llevo toda mi vida con mis huertos, nací en un huerto y sigo pasándome mis veranos descalzo en mi huerto— es intentar planificar la cosecha si no queremos forzar la tierra, que tiene que ver con la química, con los crecimientos, con la industrialización de la tierra... todo eso.

Yo quiero hablaros de cosas de que lo que hay que hacer es preparar a la sociedad, es la sociedad la que tiene que marcar el ritmo y no son las leyes hechas con el mundo del pasado, hace cuarenta años, veinte, diez, cuando los que lo estamos viviendo, los que tenemos que crear el futuro somos los que vamos estando, que son los que pueden haber estado hace cuarenta años y los que vienen.

Ese pasado, o sea, lo escrito: yo soy antinormas, soy un poco iconoclasta y un poco inconformista, por no decir mucho, y soy antinormas, antiprocesos y antiprocedimientos, pero ¿por qué digo esto? Porque creo tanto en las personas que cuando hay procesos y procedimientos, no hay creatividad. Las personas somos por encima de todo creativas, eso es una cosa natural que llevamos los humanos.

Si todo está procedimentado, y más en las empresas, donde he dedicado mucho tiempo de mi vida a no hacerlo como lo hace todo el mundo y —tengo que decirlo, ya me pongo yo alguna medalla, ¡no pasa nada!— me ha ido toda la vida bien y con los que he participado les ha ido toda la vida bien, es porque hemos ido siendo absolutamente creativos. Y de la creatividad sale la innovación. Pero si seguimos criterios ya redactados, procesos y procedimientos, los demás lo que hacen es hacer. Y los humanos somos, sobre todo, sentimiento… sentimos, pensamos y hacemos.

En el mundo de lo armado, en el mundo donde todo está diseñado por otros, las personas están para hacer, muy poquitas para pensar —y luego el día a día, lo urgente, no les deja ni pensar— y casi nadie para sentir y soñar. A mí me parece que eso es lo que no tenemos que hacer si queremos una sociedad que marque el ritmo, que marque las pautas y que marque lo que realmente quiere. Sobre esa base está lo que quiero contaros.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Entender la diversidad humana es vital para cualquier decisión que se tome (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



¿Qué ocurre entonces con las personas que hay que saber? Es fundamental para la vida particular y para estar con la suegra —como yo digo—, con el amigo o con el vecino: que no hay dos personas iguales en el mundo, ni dos días iguales. El día que descubrí eso, cuando llegué a comprender, incluso a entender eso —que son palabras diferentes—, resulta que te ayuda a poder saber que estás con cuarenta personas diferentes, con cuatrocientas diferentes, y que hoy y ayer es diferente, y tú también estás diferente. Porque la suegra es diferente que tú. Tus dos hijos son diferentes, absolutamente diferentes, y tu hermano es diferente. Entender y comprender y educar en esto, desde que somos pequeños, que no hay dos personas iguales en el mundo ni dos días iguales...

Pongo un ejemplo muy sencillo —para que lo entienda toda la gente a la que se lo explico, se lo explico a todo el mundo, a la gente que dice que no sabe, a los no universitarios—, es con las alturas: si estamos 40 personas, formamos una campana de Gauss con las alturas; aquí hay uno de 1,92 y uno de 1,50, pero la mayoría tendremos 1,60-1,65, es una campana de Gauss. Si pudiéramos medir cómo somos de creativos, saldría una campana de Gauss, porque somos todos diferentes. ¿Y cómo somos de solidarios? Como una campana de Gauss. “Es que la gente no es solidaria”, sí, pero es que somos todos diferentes, unos más y otros menos. La pregunta es cómo somos capaces de desplazar la campana de Gauss a la derecha, pero somos todos diferentes. ¿Cómo somos de generosos? Como una campana de Gauss. ¿Cómo somos de simpáticos? Como una campana de Gauss.

Vamos a la cuadrilla —cuando teníamos—, y cada uno éramos diferente: el que era simpático [...] pero nos complementábamos. La diversidad también tiene que ver con el trabajo en equipo porque, precisamente al no ser perfectos los humanos, menos mal, nos complementamos, pero entender la diversidad humana es vital para cualquier decisión que se tome. No se puede tratar a las personas, a la familia, a los hermanos, a los hijos, como que somos todos iguales, ni como a mí me toca estar arriba, decido, porque ya pienso yo por vosotros. Eso es absolutamente imposible porque cada uno somos un mundo y eso tiene que ver mucho con la educación.

Entender, saber —y esto es ciencia pura, no es que lo diga yo—que no hay dos personas iguales es vital, otra idea básica para poder entender cuando hablamos de personas.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











Comunicación, pedagogía, ilusión (Innoven, sus señorías)


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Uno de los graves problemas que yo veo en los políticos y en los que ostentan los grandes cargos (llámense intelectuales, llámense empresarios) es que hacemos —luego os lo diré— muy poca pedagogía.

Queremos que las cosas se decidan, pero sin educar a la sociedad.

Educar cuesta mucho, pero nosotros lo hacemos en las organizaciones. 22 organizaciones, 1.500 personas, que en los 9 años hemos creado [ner group] y donde yo he partido otra vez de cero, le dedicamos muchísimo tiempo a la pedagogía, muchísimo tiempo a estar sentados, todas las personas, tengan buzo, tengan pelo blanco, tengan 60 años o tengan 25. A compartir el proyecto que tenemos entre manos. Muchísimo tiempo. Dedicamos el 3%, el 3,5%, a compartir y el 2,5% a la sociedad. O sea, que teóricamente somos el 5,5% menos productivos que las demás organizaciones empresariales, porque eso lo dedicamos a vernos, a compartir y a ayudar a las personas de Colombia, del Sáhara o del pueblo de enfrente.

Esto no tiene nada que ver con la productividad y resulta que nos va, como grupo y como organizaciones, mejor que a la media de este país con diferencia.

Luego, no es un problema de estar al lado de la máquina, sino que es un problema de ilusión, de querer lo que tienes entre manos y no de tiempo o de riñón.

Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco, minutos 4:14 a 5:22.


Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











#audio #descargalibre Koldo Saratxaga: intervención completa + preguntas - Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Escuchar en Google Drive




Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











#audio Koldo Saratxaga: intervención completa + preguntas - Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco


Comparecencia de Koldo Saratxaga en el Parlamento VascoKoldo Saratxaga agerraldia Eusko Legebiltzarrean (Ver también: Experiencias ner 2014ner bizipenak 2014, cap. IV. Kap.)



Escuchar en Soundcloud




Koldo Saratxaga, comparecencia en la ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco [vídeo].


Conocer más:

«Berritzea dagokizue, legebiltzarkideok», ner bizipenak 2014, IV. kapitulua.

«Innoven, sus señorías», Experiencias ner 2014, capítulo IV.











miércoles, 3 de febrero de 2016

Un nuevo Ampo en busca del futuro de Ampo (Experiencias ner 2014 – ner bizipenak 2014, Los Libros de K2K)



Arratsaldeon, amigas, amigos, visitantes, navegantes, ongi etorri!... avanzamos en nuestra ruta Experiencias ner 2014, ner bizipenak 2014 y hoy nuestro camino transcurre por la tercera etapa, el tercer capítulo. Nos lleva a la Casa de la Creatividad de Ampo, unos pocos pisos cuyos usuarios van a estar tan de paso entre sus paredes como nosotros leyendo estas páginas del nuevo libro editado por K2K emocionando, una oportunidad única para muchos de nosotros de recorrer desde dentro esta edificación.

Aunque la Casa de la Creatividad no es para vivir, brinda la opción de permanecer horas, incluso de concatenar jornadas, de trabajo o de encuentro, estando a gusto, como en un hogar. Este capítulo de Experiencias ner 2014, ner bizipenak 2014 nos traslada a sus diferentes espacios y su hilo conductor es la energía de cambio que lo ha hecho posible, la energía de Ampo. En cuanto a espacios, recordemos, en esta casa se encuentran, por ejemplo, un huerto que cuidar y del que disfrutar; una cocina con amplias encimeras como para desarrollar talleres o poner a punto alguna vianda; una dependencia diáfana idónea para sentarnos en el suelo pertrechados de portátil o tablet o llenarla de sillas y escuchar una charla, una presentación...; un espacio recogido amueblado con sillones y máquina de café que anima a una buena lectura o conversación o reflexión; un museo para conocer la historia de Ampo, el proyecto que ha hecho posible esta casa; un living-lab que permite conocer una válvula, un sensor, un ordenador distribuido... Veremos también tecnología que hoy es de vanguardia, en el mundo industrial, como el puente de fibra de vidrio, en el mundo de los consumidores, como las gafas Oculus, y en ambos, como una impresora 3D. En suma, y para refrescar hoy nuestra memoria y la tuya, bienvenida, bienvenido visitante, remitimos a las imágenes (fotos y vídeos) e información de la página que Enric Ruiz-Geli y su despacho Cloud 9 dedican al Masterplan y Casa de la Creatividad de Ampo. Hay muchas más páginas, fotos y vídeos, y las hemos ido compartiendo desde Twitter, LinkedIn, YouTube, Google +. Y continuamos conociendo y compartiendo a más personas y organizaciones que han puesto su aportación en esta casa.

En cuanto a lo especial de este recorrido único que encontraremos en las páginas de Experiencias ner 2014, ner bizipenak 2014 se trata del nuevo Ampo, en lo que llaman una nueva era, del Nuevo Estilo de Relaciones (NER), leemos al comenzar el capítulo, conectado con su entorno, la tierra, las inquietudes de la sociedad, mirando a su historia y al futuro, en el quiere aportar con creatividad, innovando.

Pero ya en el presente Ampo está aportando a la sociedad, a la industria y a la economía a través de realidades que favorecen el desarrollo de personas y proyectos. Para hacernos una idea del empuje de Ampo, de su energía, valgan los tres ejes del Masterplan que ha guiado este proyecto en torno a la Casa de la Creatividad:

«educación, economía, eficiencia tecnológica».


Así los enunciaba Jon Agirre, presidente de Ampo, invitado al congreso Infraestructura Verde e Innovación Territorial, organizado por el Gobierno vasco.

Estos tres ejes o polos de atracción suponen para Ampo el logro de objetivos como:

«la mejora de la productividad, reducir las emisiones de CO2, mejora tecnológica, impulso de la movilidad sostenible».


Y entre los ejemplos del qué y cómo se va haciendo realidad todo esto, citaba Jon Agirre:

«Educación. Están realizando actuaciones como pintado de la nave para demostrar la visión; fomento de la movilidad sostenible, con subvenciones para comprar bicicletas eléctricas; concienciación sobre alimentación y procedencia de lo que consumimos, p.ej. pequeño huerto.

»Economía y eficiencia tecnológica. Utilización de la tecnología para mejorar lo que ya existe; por ejemplo energía geotérmica en el edificio principal para la calefacción; se ha hecho un puente de fibra de vidrio, estructura eficiente».


La Casa de la Creatividad es para todas las personas de Ampo; es un nuevo horizonte en su día a día en el proyecto. También el uso de la casa está a disposición de proyectos que lo soliciten, sean o no de ner group.

¿Qué nos llevamos tú y yo bienvenida, bienvenido visitante, de la visita a esta casa en Experiencias ner 2014, ner bizipenak 2014? Cada lectura nos aportará una semilla diferente, pero hoy nos quedamos con el impulso de electroshock, como dice el libro, a una estructura que desde caduca pasó a desusada, una casa de oficinas, separada de la planta de producción, donde asentarían sus despachos los cargos directivos. Tanto la era del conocimiento como la industria 4.0 nos están trayendo no solo más tecnología, sino sobre todo mayor protagonismo de las personas, dando cabida al conocimiento y a la libertad y la responsabilidad de todos. En el proyecto Ampo, sus personas han elegido el Nuevo Estilo de Relaciones como estructura sobre la que desarrollar esto. Terminó la era del jefe que sabe todo y manda a todos, y todos obedecen, sin hablar ni pensar; llega la era del coordinador que facilita los medios para que el proyecto evolucione con éxito. En Ampo ese coordinador es Peio Alcelay, de K2K emocionando, y de su papel él mismo destacaba que se reunía continuamente con los equipos y, en especial, el maratón de encuentros los últimos viernes del mes, con todos los líderes de los equipos. ¡Qué gran manera de hacer que el talento de todos aflore y encuentre su espacio en el proyecto!, ¿estás de acuerdo, bienvenida, bienvenido visitante? Comunicación, comunicación y más comunicación. O mejor dicho, tomando ideas y palabras de Koldo Saratxaga:

«Falta la Universidad del diálogo. La de los especialistas ha caducado. Los conocimientos se quedan obsoletos a los diez años, por lo que hace falta gente que venga con ideas nuevas, con ganas de juntarse con otros para innovar».


Para juntarnos con otros sencillamente hemos de empezar por querer juntarnos para sumar, reconocer a los demás como «personas portadoras de conocimiento. Hay un espacio para cada persona en un proyecto NER.